El atentado a CFK

Atentado a CFK: desbloquean cuentas del celular de Sabag Montiel y logran recuperar datos

elDiarioAR

0

El teléfono celular de Fernando Sabag Montiel finalmente pudo empezar a ser analizado por peritos expertos y se logró un gran avance tras ser desbloqueadas cuentas de correo electrónico y de redes sociales que tenía el acusado de intentar asesinar a la vicepresidenta Cristina Kirchner.

Brenda Uliarte habría mantenido una relación sentimental con "El Presto", el youtuber que amenazó a Cristina Kirchner

Saber más

Fuentes judiciales revelaron que mediante un particular método la Policía de Seguridad Aeroportuaria pudo empezar a obtener información de las cuentas de Sabag Montiel.

En ese sentido, hasta el momento se logró acceder a tres de por lo menos seis cuentas de Gmail que tenía el acusado de magnicidio, mientras que se logró desbloquear algunos perfiles de Instagram, de varios que tenía, aunque esas cuentas permanecen suspendidas y debe solicitarse a la empresa Meta que levante la inhibición y así poder ver el material allí alojado.

Asimismo, se obtuvo información parcial del WhatsApp y casi en su totalidad de Telegram.

Por lo tanto, en estos días podría llegar a conseguirse toda la información que había en el aparato que se había reseteado y presuntamente se había perdido todo, porque volvió a la configuración original de fábrica.

El director de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), José Glinski, entregó personalmente el informe a la jueza federal María Eugenia Capuchetti.

50 gigas de datos

Para la extracción de datos de la “nube”, la oficina de pericias de la PSA además contó con la colaboración de la empresa CELLEBRITE a los efectos de requerir la herramienta UFED CLOUD para la descarga de los datos requeridos.

Dicho software permite extraer datos de dominio público y privado, redes sociales, mensajería instantánea, almacenamiento de archivos, páginas web y otro contenido basado en la “nube”. Se obtuvieron aproximadamente 50 gigas de datos, los cuales permitirán avanzar con las pesquisas de la causa.

Estos dos componentes (personal/software) contribuyeron a dar con la información que se creía perdida o no recuperable.

El informe dado a conocer por PSA

El 28 de septiembre de 2022, la Oficina de Criminalística de la PSA comenzó las tareas periciales dirigidas a intentar recuperar los datos que pudieran continuar alojados en la “nube” de las aplicaciones de comunicación del teléfono de Sabag Montiel.

• En este marco, por instrucción de la judicatura se inició un intento de extracción de la información alojada en la “nube” del teléfono, con la presencia de peritos de la DATIP y la querella. El procedimiento consistió en la validación de la tarjeta SIM del teléfono secuestrado a SABAG MONTIEL en un nuevo equipo de comunicaciones de similares características (SM-A505G).

• Este procedimiento permitió obtener la información de tres (3) cuentas de Google. Tras ello, se restablecieron las contraseñas mediante el equipo de comunicaciones y el abonado telefónico. Esto permitió recuperar la totalidad de los registros obrantes en estas cuentas (take out).

• Respecto de WhatsApp, no se encontraron copias de seguridad en las cuentas de Google obtenidas. No obstante, se descargaron todos los datos existentes en la “nube” del servidor de la aplicación.

• En relación con Instagram, todas las cuentas detectadas están suspendidas por Meta. Por tal motivo, se recomendó a la judicatura arbitrar los medios necesarios para levantar la suspensión y permitir el acceso a la información disponible. Respecto de Facebook, no se han encontrado cuentas vinculadas.

• Sobre Telegram, se logró obtener acceso a la cuenta de SABAG MONTIEL y se descargó la totalidad de los datos obrantes en el servidor.

En la actualidad, las áreas de investigación técnica de la PSA se encuentran trabajando en el procesamiento de los registros obtenidos.

Cómo avanza la investigación

En otro orden, la PSA realizó nuevos allanamientos ordenados por la magistrada, a pedido de la querella, luego de que se marcaran como sospechosos algunos contactos de Nicolás Gabriel Carrizo, el presunto jefe de los “copitos”, quien está preso desde hace dos semanas imputado de haber participado en la planificación del atentado.

Por su parte, Agustina Díaz, la tercera detenida en la causa, pidió que la magistrada le dicte la falta de mérito, ya que entendió que las pruebas recolectadas en la investigación no alcanzan para procesarla.

Los allanamientos se realizaron en la casa de Joana Colman, a quien la fiscalía a cargo de Carlos Rívolo pretendía interrogar como testigo y la querella como imputada.

A “Joa” también la conocían como “Mind Freak” y trascendió que después del fallido ataque a la Vicepresidenta, Carrizo le dice a sus amigos de un chat colectivo que borren los mensajes. Fue ahí que “Joa” respondió: “Amigo yo no voy a vaciar nada ni voy a borrar nada y desde ya les digo, ni se les ocurra borrar nada, porque ahí si que van a flashear que ustedes tienen algo que ver y no tienen nada que ver, hagan vida normal, no se persigan...”.

“Sé que (Sabag Montiel) lo hizo por plata, por acomodo, así que el chabón en cuatro años ponele que sale y sale reacomodado mal eh… a ver, como les vuelvo a repetir, uno por plata se vende ¿si? Pero si, si los nombro a ustedes, eso si así que fíjense bien… y no solo a ustedes cinco porque nombro a más personas, fíjense bien”, dijo también “Joa”.

La PSA también allanó la casa de Jonathan Posadas, conocido como “Jony White”, a quien Carrizo le había dicho luego del frustrado magnicidio que ahora iban por el líder de La Cámpora.

En ese sentido, Posadas respondió tres horas después del atentado: “Los sicarios de los copos de nieve”.

En ambos procedimientos se incautaron teléfonos celulares y dispositivos, como CPU, PC y otros relacionados, con el objetivo de obtener información y documentación vital para la causa.

Los técnicos de la PSA también trabajan en el análisis de la información del teléfono celular, la tablet y una computadora de Agustina Díaz, y los aparatos y equipos encontrados en los allanamientos de la casa de Carrizo el 14 de septiembre pasado.

El teléfono de Carrizo ya había quedado retenido cuando él declaró como testigo tras la detención de Brenda Uliarte y justamente su contenido provocó que lo detuvieran.

La defensa de esta persona busca que se dicte la nulidad de esa prueba, pero hasta ahora no lo consiguió.

Justamente, la jueza federal María Eugenia Capuchetti procesó a Carrizo y a Díaz “en calidad de cómplices” del intento de asesinato.

Así lo definió Capuchetti en la resolución de 127 páginas a la que accedió NA el viernes pasado, en las que la jueza federal precisó que “a partir del plexo probatorio reunido” quedó “demarcada la intención previa, preordenada y directa que han tenido los imputados de acabar con la vida de la víctima.

“Quedó demostrado a lo largo del presente resolutorio que los imputados Sabag Montiel, Uliarte, Carrizo y Díaz tenían como plan común dar muerte a la Vicepresidenta de la Nación”, puntualizó.

La jueza federal dispuso el embargo de 100 millones de pesos sobre los bienes de Carrizo y Díaz, además de dictar el procesamiento con prisión preventiva a ambos.

En el marco de la investigación, Capuchetti le imputa a Carrizo “el haber haber tomado parte, prestando su acuerdo y cooperación, junto con, cuanto menos, Sabag Montiel, Uliarte y Díaz en la planificación del intento premeditado de dar muerte a Cristina Elisabet Fernández de Kirchner”.

Con información de NA.

IG

El teléfono celular de Fernando Sabag Montiel finalmente pudo empezar a ser analizado por peritos expertos y se logró un gran avance tras ser desbloqueadas cuentas de correo electrónico y de redes sociales que tenía el acusado de intentar asesinar a la vicepresidenta Cristina Kirchner.

Brenda Uliarte habría mantenido una relación sentimental con "El Presto", el youtuber que amenazó a Cristina Kirchner

Saber más

Fuentes judiciales revelaron que mediante un particular método la Policía de Seguridad Aeroportuaria pudo empezar a obtener información de las cuentas de Sabag Montiel.

En ese sentido, hasta el momento se logró acceder a tres de por lo menos seis cuentas de Gmail que tenía el acusado de magnicidio, mientras que se logró desbloquear algunos perfiles de Instagram, de varios que tenía, aunque esas cuentas permanecen suspendidas y debe solicitarse a la empresa Meta que levante la inhibición y así poder ver el material allí alojado.

Asimismo, se obtuvo información parcial del WhatsApp y casi en su totalidad de Telegram.

Por lo tanto, en estos días podría llegar a conseguirse toda la información que había en el aparato que se había reseteado y presuntamente se había perdido todo, porque volvió a la configuración original de fábrica.

El director de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), José Glinski, entregó personalmente el informe a la jueza federal María Eugenia Capuchetti.

50 gigas de datos

Para la extracción de datos de la “nube”, la oficina de pericias de la PSA además contó con la colaboración de la empresa CELLEBRITE a los efectos de requerir la herramienta UFED CLOUD para la descarga de los datos requeridos.

Dicho software permite extraer datos de dominio público y privado, redes sociales, mensajería instantánea, almacenamiento de archivos, páginas web y otro contenido basado en la “nube”. Se obtuvieron aproximadamente 50 gigas de datos, los cuales permitirán avanzar con las pesquisas de la causa.

Estos dos componentes (personal/software) contribuyeron a dar con la información que se creía perdida o no recuperable.

El informe dado a conocer por PSA

El 28 de septiembre de 2022, la Oficina de Criminalística de la PSA comenzó las tareas periciales dirigidas a intentar recuperar los datos que pudieran continuar alojados en la “nube” de las aplicaciones de comunicación del teléfono de Sabag Montiel.

• En este marco, por instrucción de la judicatura se inició un intento de extracción de la información alojada en la “nube” del teléfono, con la presencia de peritos de la DATIP y la querella. El procedimiento consistió en la validación de la tarjeta SIM del teléfono secuestrado a SABAG MONTIEL en un nuevo equipo de comunicaciones de similares características (SM-A505G).

• Este procedimiento permitió obtener la información de tres (3) cuentas de Google. Tras ello, se restablecieron las contraseñas mediante el equipo de comunicaciones y el abonado telefónico. Esto permitió recuperar la totalidad de los registros obrantes en estas cuentas (take out).

• Respecto de WhatsApp, no se encontraron copias de seguridad en las cuentas de Google obtenidas. No obstante, se descargaron todos los datos existentes en la “nube” del servidor de la aplicación.

• En relación con Instagram, todas las cuentas detectadas están suspendidas por Meta. Por tal motivo, se recomendó a la judicatura arbitrar los medios necesarios para levantar la suspensión y permitir el acceso a la información disponible. Respecto de Facebook, no se han encontrado cuentas vinculadas.

• Sobre Telegram, se logró obtener acceso a la cuenta de SABAG MONTIEL y se descargó la totalidad de los datos obrantes en el servidor.

En la actualidad, las áreas de investigación técnica de la PSA se encuentran trabajando en el procesamiento de los registros obtenidos.

Cómo avanza la investigación

En otro orden, la PSA realizó nuevos allanamientos ordenados por la magistrada, a pedido de la querella, luego de que se marcaran como sospechosos algunos contactos de Nicolás Gabriel Carrizo, el presunto jefe de los “copitos”, quien está preso desde hace dos semanas imputado de haber participado en la planificación del atentado.

Por su parte, Agustina Díaz, la tercera detenida en la causa, pidió que la magistrada le dicte la falta de mérito, ya que entendió que las pruebas recolectadas en la investigación no alcanzan para procesarla.

Los allanamientos se realizaron en la casa de Joana Colman, a quien la fiscalía a cargo de Carlos Rívolo pretendía interrogar como testigo y la querella como imputada.

A “Joa” también la conocían como “Mind Freak” y trascendió que después del fallido ataque a la Vicepresidenta, Carrizo le dice a sus amigos de un chat colectivo que borren los mensajes. Fue ahí que “Joa” respondió: “Amigo yo no voy a vaciar nada ni voy a borrar nada y desde ya les digo, ni se les ocurra borrar nada, porque ahí si que van a flashear que ustedes tienen algo que ver y no tienen nada que ver, hagan vida normal, no se persigan...”.

“Sé que (Sabag Montiel) lo hizo por plata, por acomodo, así que el chabón en cuatro años ponele que sale y sale reacomodado mal eh… a ver, como les vuelvo a repetir, uno por plata se vende ¿si? Pero si, si los nombro a ustedes, eso si así que fíjense bien… y no solo a ustedes cinco porque nombro a más personas, fíjense bien”, dijo también “Joa”.

La PSA también allanó la casa de Jonathan Posadas, conocido como “Jony White”, a quien Carrizo le había dicho luego del frustrado magnicidio que ahora iban por el líder de La Cámpora.

En ese sentido, Posadas respondió tres horas después del atentado: “Los sicarios de los copos de nieve”.

En ambos procedimientos se incautaron teléfonos celulares y dispositivos, como CPU, PC y otros relacionados, con el objetivo de obtener información y documentación vital para la causa.

Los técnicos de la PSA también trabajan en el análisis de la información del teléfono celular, la tablet y una computadora de Agustina Díaz, y los aparatos y equipos encontrados en los allanamientos de la casa de Carrizo el 14 de septiembre pasado.

El teléfono de Carrizo ya había quedado retenido cuando él declaró como testigo tras la detención de Brenda Uliarte y justamente su contenido provocó que lo detuvieran.

La defensa de esta persona busca que se dicte la nulidad de esa prueba, pero hasta ahora no lo consiguió.

Justamente, la jueza federal María Eugenia Capuchetti procesó a Carrizo y a Díaz “en calidad de cómplices” del intento de asesinato.

Así lo definió Capuchetti en la resolución de 127 páginas a la que accedió NA el viernes pasado, en las que la jueza federal precisó que “a partir del plexo probatorio reunido” quedó “demarcada la intención previa, preordenada y directa que han tenido los imputados de acabar con la vida de la víctima.

“Quedó demostrado a lo largo del presente resolutorio que los imputados Sabag Montiel, Uliarte, Carrizo y Díaz tenían como plan común dar muerte a la Vicepresidenta de la Nación”, puntualizó.

La jueza federal dispuso el embargo de 100 millones de pesos sobre los bienes de Carrizo y Díaz, además de dictar el procesamiento con prisión preventiva a ambos.

En el marco de la investigación, Capuchetti le imputa a Carrizo “el haber haber tomado parte, prestando su acuerdo y cooperación, junto con, cuanto menos, Sabag Montiel, Uliarte y Díaz en la planificación del intento premeditado de dar muerte a Cristina Elisabet Fernández de Kirchner”.

Con información de NA.

IG

El teléfono celular de Fernando Sabag Montiel finalmente pudo empezar a ser analizado por peritos expertos y se logró un gran avance tras ser desbloqueadas cuentas de correo electrónico y de redes sociales que tenía el acusado de intentar asesinar a la vicepresidenta Cristina Kirchner.

Brenda Uliarte habría mantenido una relación sentimental con "El Presto", el youtuber que amenazó a Cristina Kirchner

Saber más

Fuentes judiciales revelaron que mediante un particular método la Policía de Seguridad Aeroportuaria pudo empezar a obtener información de las cuentas de Sabag Montiel.