Para Juntos por el Cambio, no existe la alternativa de no acordar con el FMI

Mesa nacional de Juntos.

0

Si bien primero quiere revisar la letra chica del acuerdo, en Juntos por el Cambio hay un consenso extendido. No arreglar con el Fondo Monetario Internacional no existe como opción. La mirada de JxC va más allá de la opinión testimonial. La alianza opositora deberá dar su aval al acuerdo en el Congreso, en el contexto de un parlamentario prácticamente empatado. Mientras algunos referentes de la coalición lo afirman explícitamente, otros le tiran la pelota al oficialismo y meten el dedo en la llaga de las internas del Frente de Todos. 

Pero lo cierto es que hay un acuerdo genérico entre los dirigentes que piensan el panorama económico en JxC. ¿Quiénes? El senador Martín Lousteau y el diputado electo por la Capital Martín Tetaz, ambos militantes del bando radical. También, el economista e inminente ocupante de una banca Ricardo López Murphy, más los referentes mauricistas: el exministro de Hacienda Nicolás Dujovne, el diputado y expresidente de la Comisión de Presupuesto Luciano Laspina y el ex presidente del Banco Central, Guido Sandleris. Los tres, más Hernán Lacunza, el ministeriable potencial de Horacio Rodríguez Larreta, comparten un grupo de whatsapp.

“Cuando conozco los detalles, diré lo que me parezca. Pero el acuerdo va a estar dentro del catálogo que maneja el FMI. Hay que mantenerse en el rumbo institucional. En temas internacionales hay ajustarse al derecho internacional. Está bien negociar los detalles del acuerdo, que patear para adelante toda el pago deuda y las reformas que se necesitan no sería justo”, opina ante elDiarioAR López Murphy. Así, anticipa su mirada favorable al cierre de la negociación con el FMI.

“No acordar no es una opción”, coincide Lacunza. Pero el exministro bonaerense de María Eugenia Vidal a la vez se niega a opinar en abstracto sobre el posible acuerdo.

Mauricio Macri, el encargado de tomar la deuda que ahora se revela impagable, también milita entre los proclives a cerrar el toma y daca con el Fondo. “Para que la Argentina se desarrolle económicamente tenemos que generar confianza. Tenemos que honrar nuestras deudas, respetar las instituciones. Liderar con el ejemplo”, tuiteó el expresidente.

Un mes después de las PASO, Diego Santilli rindió examen ante los empresarios decepcionados con Macri. El embajador larreteano en la Provincia almorzó en el hotel Alvear, invitado por el Consejo Interamericano de Comercio y Producción (Cicyp). Los escuchó atentamente la élite económica de la Argentina: Alejandro Bulgheroni, accionista de Pan American Energy (PAE); los presidentes de la Cámara Argentina de Comercio (CAC), Mario Grinman, de la Unión Industrial Argentina (UIA) y del Cicyp, Daniel Funes de Rioja, y de la Bolsa de Comercio, Adelmo Gabbi, entre otros.

Cuando le preguntaron si apoyará un acuerdo entre el gobierno y el FMI (en su futuro papel de diputado le tocará votar ese arreglo), Santilli respondió afirmativamente. Argumentó de forma algo somera que será lo que le “sirva a la Argentina”.

Desde su lugar de líbero, pero con influencia sobre los once diputados que tendrá la Coalición Cívica desde el 10 de diciembre, Elisa Carrió les pidió a sus aliados que ayuden a “mantener la institucionalidad”. Lilita instó a “acordar con el FMI”. En diálogo con el diario “La Nación” planteó que hay que “honrar las deudas”.

Un poco más reacio, un economista cambiemita condiciona su apoyo. “Si ellos no se unifican no pueden pretender que la oposición apoye un programa”, señala. Hace referencia al choque de miradas que existe en el Frente de Todos sobre el arreglo con el FMI. El diputado agrega que “además necesitamos votar un acuerdo, no una negociación o propuesta de acuerdo”.  

El diputado radical Emiliano Yacobitti, vicedecano de la Facultad de Ciencias Económicas en la UBA, afirma que su espacio “no votará un ajuste salvaje”. Pese a esa advertencia, el socio de Martín Lousteau en la UCR porteña explica que su plan es tener una actitud de apoyo en la negociación con el Fondo. A pocos días para asumir su banca, una dirigente del ala más progresista de JxC se resigna: “Tenemos que acompañar, no queda otra”.

Pesimistas de trazo grueso respecto a lo que se viene, la familia de economistas opositores pretenden que el Frente de Todos zanje su interna respecto al rumbo macro. Pero no son neutrales ante esa pulseada. Los cambiemitas hinchan sin disimulo para que se imponga la línea de la austeridad y el ajuste antes de 2023. Ese combo incluye un acuerdo ya cerrado con el FMI.

AF/WC

Etiquetas
stats