La Ciudad profundiza su pelea judicial en la Corte, pero acepta virtualidad en el secundario

Fernández y Larreta, reunidos con frialdad en Olivos

elDiarioAR

0

Tras la respuesta de la Nación a la Corte Suprema, la Ciudad retrucó con nuevos argumentos. Lo hizo este jueves la Procuración porteña, encabezada por el abogado Gabriel Astarloa. En ese escrito, el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta ratifica la importancia de mantener las clases presenciales, pese al subidón de contagios de Covid-19. Se trata de un planteo formal, en respuesta a la presentación de La Rosada, pero a la vez muestra que el larretismo quiere mantener su estrategia judicial ante los supremos. El fallo definitivo de la Corte podría llegar en las próximas horas, antes de que venza el plazo del decreto presidencial que impuso la virtualidad en la Capital y parte de la Provincia. 

En paralelo, el diálogo político entre Nación y la Ciudad se encauzó. O al menos salió del pantano en el que se encontraba, con diversas reuniones y llamados entre funcionarios. Cerca del alcalde Rodríguez Larreta incluso admiten que están dispuestos a aceptar un mix entre presencialidad y virtualidad en las escuelas porteñas. 

El texto del procurador Astarloa señala las contradicciones del gobierno nacional. ¿Cuáles? Las que se evidenciaron entre el ministro de Educación Nicolás Trotta y el presidente Alberto Fernández, el día en que se conoció el decreto que daba de baja la presencialidad en las escuelas. Además acusa a La Rosada de haber tomado esa decisión sin basarse en argumentos concretos. “A nuestro entender esta omisión refleja no sólo la falta de coordinación en la articulación de una medida tan importante como es suspender la presencialidad en las escuelas, sino también la arbitrariedad del decreto aquí cuestionado”, protestó el larretismo ante la Corte Suprema.

El jefe de los fiscales de la Ciudad se vuelve a quejar sobre el planteo hecho por la Nación ante la Corte. “Presenta datos a nivel mundial, del país y del Área Metropolitana de Buenos Aires (en adelante AMBA), pero en ningún caso presenta información relacionada concretamente con la situación epidemiológica en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, lo que torna a dichos informes en insuficientes a la hora de adoptar una decisión relativa al ámbito de ésta”, afirma. 

Astarloa es un abogado de perfil corporativo que se ganó la confianza del jefe de Gobierno. Fue gerente de Legales del Banco Citi y socio en dos estudios influyentes durante más de dos décadas: los bufetes Bruchou, Fernández Madero & Lombardi y el de Allende & Brea. Hasta que en 2012 probó suerte en el gobierno porteño, ascendiendo a jefe de los fiscales en 2016. Desde ese momento se ganó la confianza de Rodríguez Larreta, pese a que algunos funcionarios porteños lo acusan de ser demasiado técnico y carecer de cintura política. 

Sobre las restricciones que en breve anunciará Alberto Fernández, la Ciudad ya tiene una hoja de ruta con sus propuestas. El larretismo pretende mantener a la Primaria y al nivel inicial en modo presencial. Pero acepta que la secundaria sea virtual en su mayoría. Los otros puntos que la Capital propone son: potenciar el control en las calles para limitar la circulación; aplicar restricciones en la construcción privada y pública; e implementar el teletrabajo para la mayoría de las actividades profesionales liberales.

La idea de bajar el horario de cierre de negocios y locales gastronómicos a las 18 de la tarde por ahora no forma parte del menú de opciones que imagina Rodríguez Larreta.

AF

Etiquetas
stats