Juicio por Vialidad

Cristina podrá hablar antes del veredicto en la causa por la obra pública

elDiarioAR

0

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner tendrá la última oportunidad este martes 29 a las 9.30 de la mañana de dirigirse al Tribunal Oral Federal (TOF) 2 que la juzga por supuestos delitos en la adjudicación de obra pública en Santa Cruz entre 2003 y 2015, junto a otros 12 imputados. Y según anticipó ella misma en su cuenta de Twitter, hará uso de ese derecho.

Juicios a Cristina: los escenarios que se abren en Hotesur-Los Sauces y el caso Memorándum con Irán

Más

“Mañana a las 9:30 en el juicio de Vialidad: 'últimas palabras'. Así le dicen...”, escribió la titular del Senado sobre el juicio que lleva más de tres años y donde Luciani pidió una condena 12 años de prisión por considerarla jefa de una asociación ilícita.

La exmandataria se conectará a la audiencia de manera remota a través de la plataforma Zoom, cuando se le preguntará si desea exponer sus últimas declaraciones ante los jueces Jorge Gorini, Rodrigo Giménez Uriburu y Andrés Basso. Este es un derecho de los imputados en juicios orales, y pueden optar por no hacerlo.

Si como todo indica, la vicepresidenta hará uso de ese derecho, será entonces la tercera vez que hable en este juicio. Lo hizo por primera vez durante su indagatoria en diciembre de 2019. La segunda oportunidad fue el mes pasado, cuando intervino en el alegato de su defensa, valiéndose de su condición de abogada. 

En la audiencia de mañana martes, podrán también declarar el exfuncionario de Planificación Federal Carlos Santiago Kirchner, el exsecretario de Obras Públicas José López y Héctor Garro, exfuncionario de Vialidad de Santa Cruz.

Esa misma jornada, la segunda de las palabras finales dispuesta por el Tribunal, se dará la posibilidad de hablar a los últimos cuatro imputados: los exresponsables de Vialidad provincial en Santa Cruz Raúl Pavesi, José Santibañez y Juan Carlos Villafañe, y del extitular de la Dirección Nacional de Vialidad en el kirchnerismo Nelson Periotti. De ahí se sabrá cuándo los jueces se pronunciarán en su veredicto, el cual debe ser emitido en la mismo día que hable el último de los acusados.

Mi condena está escrita”, había dicho tiempo atrás al referirse al juicio, el primero en el que se llega a instancias finales. El mismo la encuentra en el centro de la escena política, con su entorno pidiendo por su candidatura a la Presidencia en el 2023.

Recuento del juicio por la causa Vialidad

El juicio donde se juzga el presunto fraude al Estado Nacional entre 2003 y 2015 por el otorgamiento de obra pública vial al empresario Báez comenzó en mayo de 2019. Según la acusación, se trata de 51 obras viales las cuales algunas no se terminaron pese a que se cobraron, en otras hubo sobreprecios o bien hechas de forma irregular. La fiscalía apunta a la existencia de una asociación ilícita, ubicando a su cabeza a la vicepresidenta.

El juicio arrancó durante el último año de mandato del ex presidente Mauricio Macri, que tenía en ese momento a Javier Iguacel como titular de Vialidad Nacional, aunque parte de los hechos ya estaban bajo la órbita de tribunales por una presentación que la Coalición Cívica había hecho en 2008. A lo largo de más de tres años de juicio, interrumpidos por la pandemia y sin recuperar nunca la presencialidad plena, el Tribunal escuchó a 114 testigos en 117 audiencias.

La expresidenta intervino varias veces ante los jueces a lo largo de proceso: en su declaración indagatoria del 2 de diciembre de 2019 y luego en la etapa de alegatos, cuando hizo uso como abogada del derecho a ejercer su propia defensa. En esa ocasión, refutó la acusación y volvió a hablar de lawfare, teoría que sostiene la coexistencia de una conspiración por parte de sectores políticos y judiciales para perjudicarla.

El 23 de septiembre pasado, luego de haber sido víctima de un intento de homicidio, Fernández de Kirchner dijo que los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola, quienes pidieron condenarla a 12 años de prisión, cometieron “un claro caso de prevaricato”, y que “la acusación de los fiscales viola la Constitución” porque “un Gobierno elegido por el pueblo no puede ser considerado como una asociación ilícita”. Además, responsabilizó al Poder Judicial y a los medios de crear un “clima social” que provocó el atentado en su contra. 

El pedido de condena de los fiscales

Los fiscales pidieron que se condene a 12 años de prisión a Cristina Kirchner como supuesta jefa de asociación ilícita y administración fraudulenta, así como a Lázaro Báez por ser el presunto autor de asociación ilícita agravada por su calidad de organizador y partícipe primario de administración fraudulenta agravada.

Pidieron diez para Julio de Vido, exministro de Planificación Federal, para José López, exsecretario de Obras Públicas y para Nelson Periotti, exdirector de Vialidad Nacional. Para Raúl Daruich y Mauricio Collareda, ex jefes del Distrito 23 (Santa Cruz) de la Dirección Nacional de Vialidad, la fiscalía pidió cinco y seis años de prisión, respectivamente.

Para Abel Fatala, ex funcionario de Planificación Federal, pidieron cuatro años. Reclamaron tres años para Héctor Garro; seis para Juan Carlos Villafañe; cinco para Raúl Pavesi y cuatro para José Santibáñez: todos ellos de la Dirección de Vialidad del distrito Santa Cruz.

En cuanto a Carlos Kirchner, los dos fiscales postularon la absolución por asociación ilícita, pero una condena a dos años en suspenso por abuso de autoridad.

Las defensas de todos los imputados reclamaron la absolución por inexistencia de delito.

LC con información de agencias

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner tendrá la última oportunidad este martes 29 a las 9.30 de la mañana de dirigirse al Tribunal Oral Federal (TOF) 2 que la juzga por supuestos delitos en la adjudicación de obra pública en Santa Cruz entre 2003 y 2015, junto a otros 12 imputados. Y según anticipó ella misma en su cuenta de Twitter, hará uso de ese derecho.

Juicios a Cristina: los escenarios que se abren en Hotesur-Los Sauces y el caso Memorándum con Irán

Más

“Mañana a las 9:30 en el juicio de Vialidad: 'últimas palabras'. Así le dicen...”, escribió la titular del Senado sobre el juicio que lleva más de tres años y donde Luciani pidió una condena 12 años de prisión por considerarla jefa de una asociación ilícita.

La exmandataria se conectará a la audiencia de manera remota a través de la plataforma Zoom, cuando se le preguntará si desea exponer sus últimas declaraciones ante los jueces Jorge Gorini, Rodrigo Giménez Uriburu y Andrés Basso. Este es un derecho de los imputados en juicios orales, y pueden optar por no hacerlo.

Si como todo indica, la vicepresidenta hará uso de ese derecho, será entonces la tercera vez que hable en este juicio. Lo hizo por primera vez durante su indagatoria en diciembre de 2019. La segunda oportunidad fue el mes pasado, cuando intervino en el alegato de su defensa, valiéndose de su condición de abogada. 

En la audiencia de mañana martes, podrán también declarar el exfuncionario de Planificación Federal Carlos Santiago Kirchner, el exsecretario de Obras Públicas José López y Héctor Garro, exfuncionario de Vialidad de Santa Cruz.

Esa misma jornada, la segunda de las palabras finales dispuesta por el Tribunal, se dará la posibilidad de hablar a los últimos cuatro imputados: los exresponsables de Vialidad provincial en Santa Cruz Raúl Pavesi, José Santibañez y Juan Carlos Villafañe, y del extitular de la Dirección Nacional de Vialidad en el kirchnerismo Nelson Periotti. De ahí se sabrá cuándo los jueces se pronunciarán en su veredicto, el cual debe ser emitido en la mismo día que hable el último de los acusados.

Mi condena está escrita”, había dicho tiempo atrás al referirse al juicio, el primero en el que se llega a instancias finales. El mismo la encuentra en el centro de la escena política, con su entorno pidiendo por su candidatura a la Presidencia en el 2023.

Recuento del juicio por la causa Vialidad

El juicio donde se juzga el presunto fraude al Estado Nacional entre 2003 y 2015 por el otorgamiento de obra pública vial al empresario Báez comenzó en mayo de 2019. Según la acusación, se trata de 51 obras viales las cuales algunas no se terminaron pese a que se cobraron, en otras hubo sobreprecios o bien hechas de forma irregular. La fiscalía apunta a la existencia de una asociación ilícita, ubicando a su cabeza a la vicepresidenta.

El juicio arrancó durante el último año de mandato del ex presidente Mauricio Macri, que tenía en ese momento a Javier Iguacel como titular de Vialidad Nacional, aunque parte de los hechos ya estaban bajo la órbita de tribunales por una presentación que la Coalición Cívica había hecho en 2008. A lo largo de más de tres años de juicio, interrumpidos por la pandemia y sin recuperar nunca la presencialidad plena, el Tribunal escuchó a 114 testigos en 117 audiencias.

La expresidenta intervino varias veces ante los jueces a lo largo de proceso: en su declaración indagatoria del 2 de diciembre de 2019 y luego en la etapa de alegatos, cuando hizo uso como abogada del derecho a ejercer su propia defensa. En esa ocasión, refutó la acusación y volvió a hablar de lawfare, teoría que sostiene la coexistencia de una conspiración por parte de sectores políticos y judiciales para perjudicarla.

El 23 de septiembre pasado, luego de haber sido víctima de un intento de homicidio, Fernández de Kirchner dijo que los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola, quienes pidieron condenarla a 12 años de prisión, cometieron “un claro caso de prevaricato”, y que “la acusación de los fiscales viola la Constitución” porque “un Gobierno elegido por el pueblo no puede ser considerado como una asociación ilícita”. Además, responsabilizó al Poder Judicial y a los medios de crear un “clima social” que provocó el atentado en su contra. 

El pedido de condena de los fiscales

Los fiscales pidieron que se condene a 12 años de prisión a Cristina Kirchner como supuesta jefa de asociación ilícita y administración fraudulenta, así como a Lázaro Báez por ser el presunto autor de asociación ilícita agravada por su calidad de organizador y partícipe primario de administración fraudulenta agravada.

Pidieron diez para Julio de Vido, exministro de Planificación Federal, para José López, exsecretario de Obras Públicas y para Nelson Periotti, exdirector de Vialidad Nacional. Para Raúl Daruich y Mauricio Collareda, ex jefes del Distrito 23 (Santa Cruz) de la Dirección Nacional de Vialidad, la fiscalía pidió cinco y seis años de prisión, respectivamente.

Para Abel Fatala, ex funcionario de Planificación Federal, pidieron cuatro años. Reclamaron tres años para Héctor Garro; seis para Juan Carlos Villafañe; cinco para Raúl Pavesi y cuatro para José Santibáñez: todos ellos de la Dirección de Vialidad del distrito Santa Cruz.

En cuanto a Carlos Kirchner, los dos fiscales postularon la absolución por asociación ilícita, pero una condena a dos años en suspenso por abuso de autoridad.

Las defensas de todos los imputados reclamaron la absolución por inexistencia de delito.

LC con información de agencias

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner tendrá la última oportunidad este martes 29 a las 9.30 de la mañana de dirigirse al Tribunal Oral Federal (TOF) 2 que la juzga por supuestos delitos en la adjudicación de obra pública en Santa Cruz entre 2003 y 2015, junto a otros 12 imputados. Y según anticipó ella misma en su cuenta de Twitter, hará uso de ese derecho.

Juicios a Cristina: los escenarios que se abren en Hotesur-Los Sauces y el caso Memorándum con Irán

Más

“Mañana a las 9:30 en el juicio de Vialidad: 'últimas palabras'. Así le dicen...”, escribió la titular del Senado sobre el juicio que lleva más de tres años y donde Luciani pidió una condena 12 años de prisión por considerarla jefa de una asociación ilícita.