Gira presidencial

Por la elección en EEUU, se demora la bilateral con Biden pero Fernández estrecha el vínculo con la Casa Blanca

Santiago Cafiero con Antony Blinken.

0

Alberto Fernández tendrá este martes 15 minutos para hablar ante la Asamblea General de las Naciones Unidas. A las 18 de Buenos Aires, el presidente dará su discurso que combinará referencias históricas, como la demanda sobre la soberanía de Malvinas a 40 años de la guerra, con planteos de este tiempo, sobre todo lo relacionado con la violencia política que se expresó, en Argentina, con el intento de magnicidio contra Cristina Kirchner, episodio que tiene otro marco referencial: el año próximo, se cumplen cuatro décadas desde la recuperación democrática.

Fernández, que este lunes inició su gira de 72 horas por EEUU, tiene como centro su discurso en la ONU, mientras explora otras líneas. Una, específica, fue el encuentro que mantuvo el lunes al mediodía con Kristalina Georgieva, la titular del FMI. Otro, menos visible, es una serie de contactos de nivel diplomático del gobierno con la administración de Joe Biden que las fuentes oficiales describen como “señales amigables”.

En esencia, refiere a la actividad que el canciller Santiago Cafiero compartió el lunes con Antony Blinken, el secretario de Estado de EEUU. Fue como parte de un foro sobre LTBGI+, donde el funcionario de Biden se mostró junto a Cafiero, alineamiento que se expresa en otras áreas y marcan un cambio de tendencia respecto a políticas que instrumentó, en su momento, el gobierno de Donald Trump.

En la comitiva oficial mencionan dos ejes más: el tratado de no proliferación de armas nucleares, del que Trump se había despegado y donde Argentina tiene un rol, y el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, de la que EEUU se retiró en tiempos de Trump, y al que regresó con Biden, foro que actualmente preside la Argentina a través de Cafiero. “Son señales amigables que tienen incidencia sobre la relación general y generan buen clima que impacta en todos los temas”, explicó una fuente oficial.

Se traza una diagonal con la negociación con el FMI que aunque es se trata de organismo multilateral, la influencia de EEUU es determinante. Lo demostró el impulso de Trump para darle el crédito extraordinario a Mauricio Macri.

Bilateral

Sobre ese contexto, el gobierno argentino minimiza que no haya todavía fecha para la bilateral entre Fernández y Biden, encuentro que se suspendió cuando el presidente de EEUU dio positivo de COVID y volvió a tener otra demora cuando, al replantear la agenda, volvió a dar positivo. Según el embajador Jorge Argüello, la bilateral será en la Casa Blanca y se mantiene en pie. “Falta la fecha”, aseguró.

En el gobierno lo atribuyen a que Biden suspendió y reprogramó varias bilaterales y encuentros. Y que eso, en este momento, aparece cruzado por otro factor: la inminencia de las elecciones de medio término en EEUU, que se realizarán el martes 8 de noviembre. Para Biden, es una votación determinante porque complican su situación en el Congreso e inciden, a futuro, sobre las posibilidades o no de buscar un segundo mandato como presidente.

Sin esa instancia, que Fernández quiere que sea en la Casa Blanca -no un encuentro en otro contexto, sino la invitación que en su momento le hizo Biden-, avanzan las otras instancias. En paralelo a la tarea de Cafiero por la vía diplomática, Argüello opera sobre otro tipo de relaciones como las distintas escalas de Sergio Massa en Washington hace una semana, gira que incluyó reuniones en la Casa Blanca y contactos de primerísimo nivel como, entre otros, con funcionarios del Departamento del Tesoro.

En su estadía en Washington, Massa avisó que en octubre planea hacer un viaje a China. Cafiero plantea, a su vez, que Argentina opera sobre el multilateralismo y asegura que no hubo reclamos de EEUU sobre los acuerdos comerciales con la potencia asiática.

PI

Etiquetas
stats