Frente de Todos

Etimología política del "garche peronista", según Tolosa Paz

Un audio de Whatsapp de 2020 y charlas de encierro, la genésis de "en el peronismo se garcha" de Tolosa Paz

- Por favor, Coco, decile a (Enrique) Pepe (Albistur) que le diga al presidente que deje dos horas por semana, dos horas para ir a garchar. Después volvemos y nos guardamos.

Hay una protohistoria detrás de la frase del "garche" que Victoria Tolosa Paz invocó como si fuese, casi, la verdad 21 del peronismo. Es un audio de WhatsApp que dura 51 segundos y que el 19 de mayo de 2020 el "Puma" Goity le envió a "Coco" Sily con una indicación para Albistur, la pareja de Tolosa Paz. Es un micro stand up íntimo, un suplicio compartido entre amigos, charlas de horas de encierro.

El mensaje invoca como destinatario último, a Alberto Fernández y remite como correo intermediario a Enrique "Pepe" Albistur, la pareja y jefe de campaña "cama adentro" de Tolosa Paz. El audio, como consumo irónico, circuló de celular en celular.

Aplicado, Albistur -a quien en el audio Goity llama "el vasco"- se lo hizo llegar al presidente con el pedido de protocolizar el sexo durante la etapa más dura de la cuarentena. "Alberto lo recibió pero no lo autorizó", contó en estos días.

Si bien no fue eficaz con su objetivo primario, el poema whatsapero de Goity aportó el primer eslabón en la etimología política de la frase sobre el "garche" peronista que Tolosa Paz pronunció más de un año después en el ciclo Saliendo que es Eléctrica de Pedro Rosemblat y Martín Rechimuzzi. Y se convirtió, por la magia inusual en la previa de una elección cruzada por la apatía, un poco por indignismo otro poco por paquetería, en un tema de campaña.

"Con el peronismo se cogió siempre -le dijo Goity a Sily- siempre se garchó con el peronismo, sea lo que fuere. Siento eso, pasan los gobiernos, este, el otro, pero estaba claro que con el peronismo se cogía, no nos quiten eso….". Hay, al final, un lamento, algo de nostalgia. Luego funde a negro, silencio, track.

Tolosa Paz se ríe de la polémica, cuenta que a Alberto Fernández y Cristina Kirchner le gustó su comentario, que en sus recorridas posteriores le celebraban lo que dijo. Menciona que lo detectó, en especial, en chicas y mujeres jóvenes. Pero, a la vez, jura que no fue planificado. "Sabía que ese segmento es de jóvenes que no consumen medios tradicionales, no ven canales de noticias ni leen diarios. Pero el tema se fue dando, lo mencionaron ellos y yo lo seguí", relata.

No lo considera, tampoco, un error no forzado aunque adquirió una centralidad impensada y generó incomodidad en ciertos sectores. Tolosa Paz admite que diseña los temas y planteos de sus charlas, ensaya, piensa en audiencias y en intereses. "Para desarmar el relato de la fuga de empresas me puse a estudiar, le pedí información a Martín Guzmán, hablé con economistas a los que consulto para que me expliquen lo que no sé", cita como ejemplo.

"No puedo creer que esa frase haya sido tema de los diarios dos días", se sorprende. Cuenta que la palabra "garchar" forma parte de su lenguaje cotidiano, que la usó en ese caso porque la entrevista avanzó en ese sentido pero que era, como le dice Rechimuzzi, un tema que ella conversó con sus tres hijos, de entre 23 y 27 años, que vivieron en su casa durante la pandemia. "La uso siempre pero depende el contexto. Obviamente no la usaría para hablar de economía en un reportaje por TV", señala.

Por distintos motivos, sus hijos -Bautista, Juana y Joaquín- pasaron los meses de cierres más rígidos en su casa de La Plata y los escuchó padecer que no podían salir, ni ir a bailar, ni verse con parejas, que "no podían ir a ver a alguien o a un telo". "Las cosas que pasaron en la pandemia, por el Covid", especifica y lo atribuye a lo que tiene que ver con el disfrute, lo que se comparte, con la felicidad que es "muy peronista".

Esa lectura fue la que salió a objetar, con inédita velocidad, Sergio Berni. El ministro de Seguridad bonaerense cruzó a Tolosa Paz antes que nadie, más rápido y con más dureza que cualquier dirigente opositor. Albistur leyó sus quejas y le mandó un mensaje con el video el reportaje para que vea la entrevista completa. Cuentan en el equipo de campaña que Berni no le respondió y que esta semana, Agustina Propatto, la pareja del ministro, le trasmitió a un colaborador de Tolosa Paz que Berni estaba arrepentido por decir lo que dijo.

Tolosa Paz hace un planteo similar. Dice que la charla fue larga y que se hablaron de muchos otros temas, que fue un comentario que escaló tras los dichos de los entrevistadores: que uno dijo que los pibes quería bailar y otros sumó que querían coger. Ahí retomó lo que había charlado con sus hijos, respecto a lo que afectó la vida social la pandemia, y se mandó con la palabra que generó ruido y se metió en la campaña por una respuesta de María Eugenia Vidal.

"La agenda de los medios no entra en los pibes, ni en los barrios, ni en los empresarios. Yo me la paso recorriendo la provincia, todo el día, todos los días y nadie me dijo nada de la foto de Olivos. Todos hablan de los precios, de trabajo, de mejorar el sueldo", compartió Tolosa Paz con su equipo de campaña cuando, en un torbellino de rarezas, entró en debate la intervención de Vidal sobre el consumo de marihuana en Palermo o en la villa 1-11- 14.

PI

Etiquetas