Los cambios en el Gabinete

Fernández le envió un mensaje a Georgieva sobre la llegada de Massa

Alberto Fernández y Kristalina Georgieva, directora gerente del FMI.

0

En medio de un jueves frenético, el día D de los cambios en el gabinete nacional, Alberto Fernández envió un mensaje a Kristalina Georgieva -la titular del Fondo Monetario Internacional (FMI)- para contarle las razones del desembarco de Sergio Massa como ministro de Economía con poderes ampliados al tener bajo su órbita áreas como Agricultura y Desarrollo Productivo.

Si bien la primera versión de la comunicación fue que había sido por vía telefónica, tal como publicó elDiarioAR, el ida y vuelta fue por mensajes a través de funcionarios nacionales.

El intercambio fue necesario porque 72 horas antes, Georgieva había recibido a Silvina Batakis en la sede del FMI en Washington, a 5 minutos de la Casa Blanca, durante la que fue la gira de presentación -y también de despedida- de la ministra de Economía, que antes de emprender su regreso a Buenos Aires, el atardecer del miércoles, ya estaba fuera de ese cargo. En la cima del FMI hubo, ante esa novedad, sorpresa y curiosidad.

Por eso, se produjo el contacto entre el presidente y Georgieva. “Sergio Massa fue mi escudero a la hora de reunir el apoyo político en el Congreso para aprobar el acuerdo que Argentina firmó con el FMI”, envió a decir el Presidente a la funcionaria, según reconstruyó elDiarioAR de fuentes oficiales. Hay, ahí, un subtexto: llega como superministro un dirigente que “militó” el acuerdo con el FMI mientras un sector del Frente de Todos (FdT), encabezado por Máximo Kirchner, votó en contra del entendimiento con el organismo.

El envío del mensaje fue durante del día jueves, cuando ya era un hecho el desembarco de Massa en el lugar de Batakis, quien luego fue confirmada como presidenta del Banco Nación, en lugar de Eduardo Hecker, que se enteró que sería reemplazado mientras estaba en una actividad oficial, en Catamarca, cuando le llegó un mensaje de la secretaria de Legal y Técnica Vilma Ibarra.

Elogios

Fernández también trasmitió elogios por el desempeño de Batakis y, según confiaron fuentes oficiales, explicó ante las consultas del FMI que había tomado la decisión de centralizar el manejo de la Economía en una sola figura, de volumen político y que esa tarea la desempeñaría el sería el titular de la Cámara de Diputados, que es además uno de los tres socios de la alianza de gobierno, el Frente de Todos (FdT).

El jueves, Fernández tuvo un encuentro de dos horas con Batakis luego de recibir, por la mañana en Olivos a Sergio Massa, quien más tarde fue a reunirse con Cristina Kirchner en el Senado. Con el tigrense Fernández volvió a encontrarse la mañana del viernes en la residencia presidencial para definir cuestiones operativas. Massa tiene previsto asumir el martes y anunciar, el lunes, su equipo de gobierno.

Fernández, como contó elDiarioAR este jueves, fue muy elogioso del desempeño de Batakis, de su criterio político y la solvencia técnica de la funcionaria. En Gobierno sostienen que la calma en los mercados que se registró esta semana tuvo un anclaje determinante en el mensaje y las señales que Batakis dio en su gira express por Washington, que incluyó reuniones con Georgieva, funcionarios del Tesoro de EEUU, el Banco Mundial, empresarios y analistas de Wall Street.

Massa no es un desconocido para el Fondo como no es, tampoco, una figura desconocida para el mundo de los inversores. Pero Fernández decidió tener una comunicación con Georgieva, quien tenía una relación preferencial con Martín Guzmán, y le habló sobre los movimientos en el gabinete. La defensa de tener el manejo de la Economía centralizado.

En el Gobierno entienden que la salida de Guzmán fue una bomba que desestabilizó la Economía, un efecto que no imaginaron, y que Batakis permitió surfear pero era necesario, luego, una decisión política de otra dimensión. Fue lo conversado entre Fernández, la vice Cristina Kirchner y Massa y se coronó, finalmente, con el anuncio de que el tigrense quedará como super ministro de Economía.

El mensaje enviado por el presidente a Georgieva, respecto a que Massa fue un actor central en la aprobación del acuerdo con el FMI, implica una señal que debería ser tranquilizadora no solo para los organismos multilaterales, sino también para el mercado en general porque supone, en la traducción de un funcionario nacional, que se impone una mirada “moderada” en la administración de la Economía.

La mención a Massa como articulador político de la aprobación del acuerdo transmite un metamensaje: en paralelo, Máximo Kirchner no solo se opuso a la sanción sino que habría buscado votos entre los legisladores del FdT para que voten en contra o se abstengan. Todo a pesar de que sabía, o porque sabía, que estaba el número para que el proyecto enviado con Guzmán, para refrendar el entendimiento con el FMI, en parte porque casi toda la oposición votaría a favor.

PI

Este artículo se modificó el viernes 29 de julio a las 16.32 y difiere del original en el que se informaba que la comunicación entre Alberto Fernández y Georgieva había sido por teléfono. La versión correcta es la que se consigna en esta versión.

Etiquetas
stats