El Gobierno nacional y Amnistía acordaron seguir de cerca la situación de los centros de alojamiento de Formosa

Santiago Cafiero se reunió este martes con representantes de la organización Amnistía Internacional (AI)

elDiarioAR

0

El Gobierno nacional, representado por el jefe de Gabinete Santiago Cafiero, se reunió este martes con representantes de la organización Amnistía Internacional (AI) para analizar la situación de los derechos humanos en Formosa. La entrevista había sido solicitada días atrás por la representación argentina de la ONG tras las denuncias de abuso y arbitrariedades presuntamente cometidas por parte de la policía de esa provincia.

En la actividad, que se inició a las 10.30 y se extendió durante una hora en la Casa de Gobierno, participaron el secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla Corti; y la subsecretaria de Protección y Enlace Internacional, Andrea Pochak. Por parte de Amnistía Internacional asistieron Mariela Belski, directora Ejecutiva de la entidad, y su directora adjunta, Paola García Rey.

Ambas partes ponderaron la reunión y la consideraron “cordial” y “constructiva”, a la vez que coincidieron en la necesidad de profundizar el diálogo entre todos los actores involucrados. En ese sentido, desde el Gobierno nacional insistieron en que se profundizará la estrategia de “escuchar a todos”.

"Con Amnistía Internacional coincidimos en la necesidad de profundizar el diálogo, tanto por las situaciones de violencia institucional en Formosa como en cualquier otro caso en el marco de la pandemia. Nuestro gobierno tiene un compromiso ineludible con los derechos humanos", señaló Cafiero a través de las redes sociales.

En tanto, Belski dijo que en la ONG quedaron "muy conformes con la reunión", a la que consideraron "muy constructiva". "Nos contaron con detalle la experiencia de la visita y lo que vieron. Nos comentaron su mirada respecto de Formosa y de la reunión que tuvieron con las autoridades de la provincia. Nos dijeron que van a seguir monitoreando la situación y no van a sacar los ojos de ahí. Se los notó preocupados por la situación de violencia institucional y de las comunidades indígenas, sobre todo. El acento estuvo puesto en esas dos cuestiones. Nosotros insistimos que en los casos que venimos relevando hay preocupantes violaciones a los derechos humanos. Notamos que el Gobierno se puso a trabajar en el tema", añadió la representante de Amnistía.

"La provincia aceptó la colaboración del Gobierno nacional para trabajar de manera conjunta", dijo Belski, quien agregó que la entidad de derechos humanos pudo exponer su posición sobre casos que considera "contundentes".

"Quedamos en estar en contacto, cada vez que tengamos alguna denuncia se las vamos a acercar. Lo que más nos importa es tener acceso a las autoridades para que eso se revierta", destacó.

Consultada sobre la posibilidad de que el diálogo con la Nación permita establecer contacto con la gestión del gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, Belski sentenció: “Lo vemos más difícil. Hemos hecho dos pedidos de información, hemos pedido reunión (con el gobernador) y no hemos tenido respuesta. Vemos difícil la invitación”.

En ese sentido comentó que AI suele acompañar los informes con visitas “al terreno” y que la intención era pedirle al Gobierno formoseño que permitiera una constatación para “documentar” la situación en el territorio.

Recordemos que la semana pasada, después de que las concejalas de Formosa Gabriela Neme, peronista disidente, y Celeste Ruíz Díaz, radical, fueran arrestadas por manifestarse en contra de las condiciones de aislamiento de personas con probabilidad de infectarse de coronavirus, la directora ejecutiva de AI, Mariela Belski, había reclamado la intervención de la Casa Rosada.

“Pedimos que las autoridades provinciales y nacionales trabajen para garantizar que todas las medidas contra la pandemia sean respetuosas de los derechos humanos. Conforme al derecho internacional, el Estado Nacional es responsable y debe actuar cuando se violan los derechos humanos de los ciudadanos. Escudarse en la estructura federal del país no deslinda al gobierno Nacional ni de su responsabilidad ni de su obligación y compromiso con los derechos humanos de todas las personas”, señaló Belski a elDiarioAR.

En las declaraciones de este lunes, Cafiero recordó que "el secretario de Derechos Humanos (Horacio Pietragalla) se entrevistó con toda la comunidad y visitó algunos centros de aislamiento" en Formosa.

La semana pasada, la concejala Gabriela Neme se reunió con Pietragalla para hablar sobre la situación en la provinciaSegún la dirigente formoseña, en los centros de aislamiento por coronavirus son moneda corriente el hacinamiento, la violencia y la arbitrariedad, y responsabilizó por ello al gobernador Insfrán. 

“Según nos prometió, Pietragalla le va a hacer una serie de recomendaciones al Gobierno de Insfrán. Eso nos da tranquilidad", manifestó Neme tras el encuentro.

Después de la reunión con Neme, Pietragalla dio una conferencia de prensa en la que declaró: “No hay centros clandestinos de detención en la provincia de Formosa, decir eso sería un chiste. No se violan sistemáticamente los derechos humanos en Formosa y no hay delitos de lesa humanidad en la provincia de Formosa".

Lo dijo después de haber recorrido durante dos días la provincia en la que políticos de la oposición, referentes locales y organizaciones internacionales como AI denunciaron violaciones a los derechos humanos para restringir la circulación.

DA

Etiquetas
stats