Habrá extraordinarias desde el 17 de enero: FMI y Consejo de la Magistratura al tope de un temario “amplio”

Alberto Fernández, Casa Rosada

Alberto Fernández ajusta el temario que enviará al Congreso para las sesiones extraordinarias. La convocatoria la hará en los próximos días y será para que el parlamento, que sesionó por última vez el martes 28 de diciembre del 2021 -se aprobó la reforma de BIenes Personales en el Senado-, vuelva a la actividad a partir del lunes 17 de enero.

Así lo aseguró a elDiarioAR, Gabriela Cerruti, la portavoz del Gobierno. La funcionaria confirmó que en el temario, que se anticipa amplio, habrá tres temas inevitables: la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que, por ley, debe pasar por el Congreso; la aprobación del plan Plurianual que enviará el ministro de Economía Martín Guzmán y la reforma del Consejo de la Magistratura, para tratar de subsanar un vacío crítico que dejó un reciente fallo de la Corte Suprema.

Fernández analizó este lunes, primer día hábil del 2022, los pasos para la convocatoria, resolvió que la hará para que las extraordinarias sean a partir de la segunda quincena de enero y delegó en la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra, la dinámica del decreto de convocatoria. Fuentes legislativas indicaron, a su vez, que autoridades de las dos cámaras enviaron sus propuestas y sugerencias respecto a los proyectos que deberían estar incluidos en el temario de extraordinarias.

A diferencia del período convencional, en las sesiones extraordinarias el Ejecutivo tiene la facultad para establecer una agenda exclusiva y excluyente que determine cuáles son los temas que se pueden discutir.

Entre los temas “inevitables” aparecen tres particularmente sensibles que requieren, sí o sí, de un acuerdo grande con la oposición, en particular con Juntos por el Cambio (JxC), luego de un cierre de año legislativo muy tenso, no solo por el rechazo al Presupuesto 2022 sino por la votación posterior de Bienes Personales, que ganó el Frente de Todos, y la discusión que se dio luego en el Senado por esa norma.

Urgencias

A horas de la reunión que Guzmán convocó a gobernadores, sindicalistas y empresarios para contar el avance de la negociación con el FMI -a la que podrían pegar el faltazo los cuatro mandatarios de Juntos por el Cambio (JXC)-, Fernández resolvió que las extraordinarias serán a partir del 17 de enero con el objetivo de meter en la discusión varios expedientes sensibles pero, sobre todo, urgentes.

El fundamental, para la Casa Rosada, es el referido al entendimiento con el FMI, atado al plan plurianual que define Guzmán como una hora de ruta de ordenamiento de la economía. Ese proceso ya tuvo un tropiezo: el Presupuesto 2022 -que envió el 15 de septiembre- se apuró en diciembre y se topó con un rechazo cerrado del mega bloque opositor que comparten JxC, el Interbloque Federal y los Libertarios, que en ese caso sumaron además a la izquierda.

Hay, todavía, un reproche al Ministro por haber apurado la discusión cuando había, en teoría, sectores de JxC que con otra velocidad estaban dispuestos a acompañar el proyecto. Para el día que el texto cayó, con el voto negativo de 132 diputados, Guzmán había planificado un zoom de Alberto Fernández con Kristalina Georgieva, titular del FMI. En teoría, eso sería con el presupuesto aprobado. No fue lo que ocurrió.

El otro tema, corrido por el reloj, es la reforma del Consejo de la Magistratura, luego de que la Corte dictara la inconstitucionalidad de la reforma de ese cuerpo que se hizo en el 2006, hace 15 años, y estableciera un plazo de 120 días para dictar una nueva ley o restablecer la conformación del cuerpo que establecía la ley primigenia, de 20 integrantes -ahora tiene 13- pero que está derogada. Esto último generó un debate porque hasta Ricardo Lorenzetti, objetó esa disposición que ordena que el presidente de la Corte se convierta en presidente del Consejo.

Antes del fallo, pero adivinando su proximidad, el Gobierno envió un proyecto de ley para que el Consejo tenga 17 miembros. Con esa iniciativa, el Ejecutivo se sentarán a discutir con la oposición. Hay un antecedente: durante la segunda parte del gobierno de Mauricio Macri, el entonces ministro de Justicia Germán Garavano envió un proyecto que elevaba a 16 la cantidad de miembros. Al igual que la iniciativa girada a fin de año pasado, aquella propuesta no contemplaba que el titular de la Corte tenga una butaca en el Consejo.

En el menú oficial hay otra serie de temas en agenda. Desde la Ley de Alquileres, que se quiere modificar, hasta el paquete de proyecto de incentivo a la producción que se enviaron al Congreso -la ley Agroindustrial, Cannabis y demas-, que forman parte de una agenda que el Ejecutivo todavía no logró poner en marcha en el Congreso.

PI

Etiquetas
stats