Larreta recurrirá a la Justicia por las clases presenciales y Macri trata de "inepto" al Gobierno

Horacio Rodríguez Larreta.

0

El jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta hablará este viernes y se espera que dé su posición frente a los anuncios del presidente Alberto Fernández sobre un endurecimiento de las restricciones ante la aceleración de contagios de coronavirus. Busca presentar un amparo judicial para evitar que desde el próximo lunes los chicos no puedan concurrir a las escuelas, según fuentes de CABA.

En el mismo sentido, el expresidente Mauricio Macri dio su posición a través de Twitter: "La improvisación e ineptitud, también en el manejo de la pandemia, han generado angustia y enojo en los argentinos. No hay dudas de que las escuelas deben seguir abiertas. Mi apoyo a la Ciudad para que actúe haciendo respetar su Constitución y su autonomía", posteó.

Rodríguez Larreta dará una conferencia de prensa a las 13 (en principio, se había anunciado para las 12), confirmaron fuentes del gobierno porteño a elDiarioAr. Las mismas fuentes aseguraron que el gobierno nacional no consultó ni anticipó las medidas a la Ciudad.

El punto más sensible en la Ciudad del anuncio de Fernández es la decisión de suspender por quince días las clases presenciales en el ámbito del Área Metropolitana de Buenos Aires. El funcionario porteño apelará la decisión de la Casa Rosada con el objetivo de que el próximo lunes los chicos permanezcan en las escuelas, aunque aclarará que “estará dispuesto a dialogar” con el Gobierno nacional, según informa TN. Así, las autoridades de CABA volverán a presentarse ante la Justicia tal como lo hizo en septiembre pasado, cuando recurrió a la Corte Suprema por el recorte de fondos de la coparticipación para financiar el aumento de la Policía bonaerense.

El anuncio del Presidente y la resistencia de la oposición

A sólo una semana de los últimos anuncios, el presidente Fernández avanzó con un endurecimiento de las restricciones por la pandemia en el Área Metropolitana de Buenos Aires, otra vez, foco de la crisis sanitaria. La suspensión de las clases presenciales pareció decidida minutos antes de la grabación del anuncio. Durante el día se insistió en que la presencialidad en las aulas sería preservada. Cuestión que pareció haber sido garantizada durante el día por el ministro Nicolás Trotta durante un plenario de comisiones del Senado y por la ministra de Salud Carla Vizzotti, en una rueda de prensa por la mañana.

Es probablemente la iniciativa más resistida. A poco del mensaje del Presidente, hubo protestas con cacerolas en algunos barrios porteños.

También después del mensaje del Presidente, circuló un decreto del gobierno porteño que declara como servicio público de máxima esencialidad a la actividad docente. Fuentes del gobierno de Rodríguez Larreta aseguraron a este diario que esa resolución fue tomada durante la mañana, antes de los anuncios de Fernández. Y que sólo apunta a garantizar la circulación de los trabajadores de la educación y de otras áreas de gestión de la Ciudad, en el marco de la pandemia cuando las clases son presenciales.

“Horacio Igual mañana va a pelear por sostener las escuelas abiertas”, dijeron las fuentes. Sin embargo, no había en el gobierno de la Ciudad voluntad de confrontación y, hasta donde trascendió, de resistir las decisiones del gobierno nacional.

WC

Etiquetas
stats