Crisis en JxC

Tras la polémica con Carrió, almuerzan los líderes del PRO y dan por terminado el conflicto

El encuentro iba a realizarse en el barrio porteño de San Telmo, pero finalmente se decidió por el restaurante Happening en la Costanera Norte.

elDiarioAR

0

El expresidente Mauricio Macri compartió esta tarde un almuerzo con los principales referentes del PRO en el restaurante Happening de Costanera Norte. Junto a Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich, analizaron la tensión interna generada en Juntos por el Cambio (JxC), luego que Elisa Carrió de la Coalición Cívica (CC) pidiera “reglas decentes” y una “reflexión profunda” dentro de la coalición opositora de cara a las elecciones del 2023.

La interna de Juntos por el Cambio, al rojo vivo: Carrió redobló la apuesta y le respondieron de todos los sectores

La interna de Juntos por el Cambio, al rojo vivo: Carrió redobló la apuesta y le respondieron de todos los sectores

Al ingresar a la reunión, Macri dijo a la prensa que “a toda la gente le preocupa y le afecta la inflación”, y al ser consultado sobre qué opina de los dichos de Carrió, eludió la pregunta y expresó: “me voy a comer una muy rica carne”. Las declaraciones de la fundadora de la CC advirtieron contra dirigentes de JxC, por sus supuestos vínculos con el flamante ministro de Economía, Sergio Massa.

También fueron convocados al almuerzo Jorge Macri, Federico Pinedo, Diego Santilli, Cristian Ritondo y Fernando de Andreis, entre otros referentes partidarios. No estuvo la diputada María Eugenia Vidal, quien se encuentra en Mar del Plata. Aseguraron que esta reunión estaba prevista desde hace varias semanas.

“Estamos más fuertes que nunca, trabajando para salir de esta angustia” comentó Macri a la salida del encuentro. El exmandatario eligió no manifestarse públicamente acerca de las descalificaciones de Carrió, mientras Bullrich y Larreta las rechazaron. El resto de los referentes del partido dejaron en claro que el conflicto ya está terminado.

Según el comunicado de Propuesta Republicana, los jefes partidarios “consensuaron moderar y bajar la intensidad de las discusiones públicas que hubo esta semana, concentrando toda la energía en los principales problemas que aquejan a la gente”. Además, conversaron sobre la crisis política y económica que atraviesa la Argentina, apuntando al gobierno nacional, que “sigue sin tener un plan más allá del cambio de nombres”.

La polémica

Las declaraciones de Carrió, cargadas de cuestionamientos hacia personalidades como el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, y los diputados nacionales Gerardo Milman, Emilio Monzó, Rogelio Frigerio y Cristian Ritondo, motivaron fuertes repudios por parte de la mayoría de los integrantes de la coalición opositora y de los partidos que la integran.

“Si quieren que me vaya de Juntos por el Cambio, no tienen más que pedirme. Me puedo desafiliar incluso de la Coalición Cívica. Ahora, cómo van a eludir una voz de 35 años en la Argentina”, declaró Carrió. “Estoy diciendo verdades antes de tiempo para que haya un Gobierno decente de Juntos por el Cambio el año que viene. Y, si no, no cuenten conmigo”, desafió la exlegisladora. Tras las críticas de los referentes de su coalición, Carrió respondió: “el camino tiene que ser la transparencia”.

Dentro de JxC, consideraron que Carrió había cruzado un límite al involucrarse en temas personales y acrecentaron las tensiones internas en medio de las discusiones por la estrategia electoral de cara a las elecciones del año próximo. Macri aún no definió si competirá por la presidencia, una decisión que afecta directamente a los planes de Larreta y Bullrich.

LC

Etiquetas
stats