SERVICIOS

Cómo se aplicarán los ajustes establecidos por la Ley de Alquileres

Quienes firmaron contratos de locación desde el 1° de julio de 2020, fecha de implementación de la nueva ley, tendrán que ajustar ahora sus alquileres.

0

Se cumplió un año de la entrada en vigencia de la nueva Ley de Alquileres, que instituyó cambios para los contratos de locación como la extensión de dos a tres años de contratos residenciales y la flexibilización de los requisitos a la hora de rescindirlos. Quienes firmaron contratos de locación desde el 1° de julio de 2020, fecha de implementación de la norma, tendrán que ajustar ahora sus alquileres. Los contratos elaborados antes de esa fecha se mantendrán con la actualización prevista.

A diferencia de la anterior, esta ley regula la indexación de los contratos. Para establecer el aumento de locaciones, tendrán que ser tenidas en cuenta dos condiciones: el ajuste puede hacerse una vez al año y se debe utilizar un índice conformado en partes iguales por el IPC (Índice de precios al consumidor) y el RIPTE (Remuneración imponible promedio de los trabajadores estables) que será publicado por el Banco Central.

La Ley de Alquileres también puso bajo la luz el incumplimiento de contratos o las condiciones en que estos eran firmados. Rigen hoy controles más estrictos por parte del fisco, obligando a los propietarios a registrar los alquileres en el Registro de Locaciones de Inmuebles (RELI) en la página web de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

¿Cómo calcular el aumento de un alquiler?

Si se firmó un contrato a partir del 1° de julio de 2020, se ajustará el costo ya que la ley establece un año para establecer aumentos. Si fue firmado antes de la fecha mencionada, los aumentos se actualizarán como había sido previsto.

Para calcular la indexación se debe ingresar al ICL (Índice de Contratos de Locación) que será publicado en la página del Banco Central. Se marcará un incremento anual del 41%. Este porcentaje variará según la fecha en la que fue elaborado el contrato.

Una vez que se obtenga el Índice de Contratos de Locación, habrá que completar las fechas “desde” y “hasta” para ver el valor indicador en ambos días y obtener el porcentaje correcto del aumento. Para eso, habrá que ingresar la fecha en que se firmó contrato en 2020 y la misma fecha del 2021.

Para hacer el cálculo, se divide el valor de la fecha actual sobre el número de un año atrás. Se obtendrá un coeficiente que se debe multiplicar por el precio del alquiler anterior, para obtener el valor actualizado.

Por ejemplo, si se firmó un alquiler por $30.000 el 1° de julio de 2021, el ICL de esa fecha es de 1,41. Como el ICL de base es 1 (esto sólo aplica para el mes de julio), el coeficiente es de 1,41. Entonces, el nuevo alquiler será de $42.300 ($30.000 - 1,41) hasta el 1° de julio de 2022.

Se debe tener en cuenta que el índice de base va a ser diferente dependiendo del día y mes en que se haya iniciado el contrato.

 

MGF

Etiquetas