Córdoba: un caso de violencia de género terminó con el hermano de la víctima asesinado

Los tres detenidos por el asesinato.

Un caso de violencia de género terminó con un hombre asesinado y cuatro sospechosos presos, imputados por el fiscal de Violencia Familiar por el delito de homicidio simple.

Todo comenzó el martes 25 a la noche en una vivienda de barrio Rumi Huasi en La Calera, una ciudad ubicada a 18 kilómetros al oeste de esta Capital, cuando un matrimonio discutió, la mujer echó de la casa a su marido y en el medio de la discusión un hermano de la víctima quiso defenderla y terminó muerto a golpes: “Por los testimonios que recolectamos, hubo insultos por parte del hombre y amenazas, pero no llegaron a golpes. Sí mucha violencia psicológica. Frente a esto, la mujer echó al marido de la casa y ante el grado de violencia verbal, un hermano de la damnificada intercedió, la discusión siguió con empujones y golpes hasta que tuvo un descenlace fatal”, detalló una investigadora del Departamento Homicidios a elDiarioAR.

Germán Rivadero (33) no abandonó su casa y se fue al patio, donde discutió fuerte con su cuñado Gastón Godoy (38). Las viviendas de los Godoy y los Rivadero están pegadas y tienen un patio común. Los detectives de Homicidios pudieron reconstruir lo que sucedió el martes a la noche: la discusión entre los cuñados siguió a los golpes y terminó con Godoy tirado en el piso, con la cabeza rota y muchas lesiones internas provocadas con golpes de puños, patadas, botellazos y hasta un caño de tuberías de gas.

Dos hermanos y un tío de Germán Rivadero, al ver que Godoy lo había sometido a golpes de puño; se sumaron a la pelea y entre los cuatro le dieron una violenta paliza que terminó cuando el muchacho quedó tendido en el suelo sin conocimiento.

Cuando Godoy cayó al piso gravemente herido, la agresión cesó. Y los cuatro Rivadero se fueron del lugar sin prestarle ayuda. La esposa de Rivadero y hermana de Godoy salió a la calle a pedir ayuda y junto a un vecino trasladaron a la víctima hasta el hospital “Arturo Illia” de La Calera, pero por la gravedad de las lesiones, fue derivado hacia el hospital de Santa María de Punilla, donde Gastón Godoy murió en la madrugada del miércoles.

A esa hora, tras la muerte de Godoy, fue detenido Germán Rivadero, y el fiscal Horacio Vázquez ordenó la detención de dos hermanos del preso, de 21 y 18 años de edad y de un tío de 40. Tras tomar los primeros testimonios y al confirmar que el asesinato fue una consecuencia de un caso de violencia doméstica entre Rivadero y su esposa de 35 años de edad, el fiscal Vázquez giró la causa al fiscal de Violencia de Género, José Pueyrredón.

Entre la mañana y la siesta del miércoles 26, los investigadores de Homicidios detuvieron a los tres agresores que estaban prófugos: “Se trata de dos hermanos del agresor y un tío; se están investigando los roles de cada uno en el ataque”, confiaron desde la Policía de Córdoba. La causa podría cambiar de carátula en las próximas horas si se confirma que hubo intención de asesinar por parte de los Rivadero.

Etiquetas