Coronavirus: los casos en CABA pasaron de 200 a 1.200 en una semana

elDiarioAR

0

Días después de que el Ministerio de Salud de la Nación informó que los casos de coronavirus en todo el país habían aumentado 54% en una semana, hoy fue la Ciudad de Buenos Aires la que encendió una nueva alarma: en siete días el distrito pasó de un promedio de 200 casos diarios a 1200.

Más gripe y menos cuidados, las claves que explican un aumento del 54% en los casos de coronavirus

Saber más

Así lo informó este jueves el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, quien advirtió que estos números muestran que “probablemente se trate del inicio de una nueva ola” causada por bajas temperaturas, circulación de variantes más contagiosas, relajamiento de cuidados y caída de protección inmunológica.

“Cuatro semanas hacia atrás estábamos en unos 200 ó 300 casos diario promedio, luego tuvimos un aumento del 20 por ciento entre semana y semana y las últimas semanas ese aumento es aún mayor y hemos pasado a mil, 1.200”, sostuvo Quirós durante una conferencia de prensa.

Allí, explicó que “esto se da por muchos motivos, primero por la aparición del frío, esto hace que llevemos las actividades al interior y ventilemos menos; la segunda causa es que están circulando en la ciudad de Buenos Aires y en el resto de Argentina las nuevas variantes de Ómicron”.

Para Quirós la explicación podría encontrarse en la circulación de una variante mucho más contagiosa que la que causó el pico de casos a fines de 2021: “En diciembre y enero circuló por Buenos Aires la variante BA.1 de Ómicron”, dijo, y ahora “está circulando la variante BA.2, que es entre un 30 y un 40 por ciento más contagiosa que la BA.1”.

Otra de las causas que mencionó el ministro es la relajación en los cuidados: “Naturalmente cuando bajan los casos todos tendemos a relajar las medidas de cuidado porque esta pandemia nos tiene muy cansados y agotados a todos”.

Por eso, recordó que es necesario “volver a cuidarnos, sobre todo en interiores cuando hay poco flujo de aire y estamos mucho tiempo es importante usar el barbijo todo el tiempo que podamos”.

Pero además de esos factores, Quirós agregó una baja en la eficiencia de las vacunas. “La protección tanto de la enfermedad previa como de las vacunas empieza a descender; particularmente para tener la enfermedad leve a partir del quinto mes, y llevamos ya cuatro meses de la última ola”. 

“Lo que esperamos es que este aumento de casos, que probablemente sea el inicio de una ola, no esté acompañado de incremento de hospitalizaciones ni de fallecimientos. Por supuesto, que siempre que hay muchos casos alguien puede tener una enfermedad grave, pero la mayoría será leve”, agregó.

A pesar del aumento de los contagios, Quirós descartó nuevas medidas y señaló que no se están analizando “más restricciones en torno a la pandemia porque el nivel de protección inmune es muy alto, y los casos son leves y ya no se acompañan de gravedad”.

También recordó la importancia de continuar con el plan de vacunación y detalló que en la Ciudad está abierto la inscripción para recibir una cuarta dosis para los mayores de 50 años. El plan continuará con los menores con comorbilidad. Quirós pidió que quienes no recibieron el turno para vacunarse consultar a la línea 147.

En relación a los centros de testeo, el funcionario señaló que “en este nuevo aumento de casos muchas personas deciden no testearse, la idea es ir adaptando el testeo a la demanda; en enero llegamos a testear a 60 mil personas por día y actualmente estamos testeando a 6 mil personas por día, es decir, una décima parte”.

MG, con información de Télam

Días después de que el Ministerio de Salud de la Nación informó que los casos de coronavirus en todo el país habían aumentado 54% en una semana, hoy fue la Ciudad de Buenos Aires la que encendió una nueva alarma: en siete días el distrito pasó de un promedio de 200 casos diarios a 1200.

Más gripe y menos cuidados, las claves que explican un aumento del 54% en los casos de coronavirus

Saber más

Así lo informó este jueves el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, quien advirtió que estos números muestran que “probablemente se trate del inicio de una nueva ola” causada por bajas temperaturas, circulación de variantes más contagiosas, relajamiento de cuidados y caída de protección inmunológica.

“Cuatro semanas hacia atrás estábamos en unos 200 ó 300 casos diario promedio, luego tuvimos un aumento del 20 por ciento entre semana y semana y las últimas semanas ese aumento es aún mayor y hemos pasado a mil, 1.200”, sostuvo Quirós durante una conferencia de prensa.

Allí, explicó que “esto se da por muchos motivos, primero por la aparición del frío, esto hace que llevemos las actividades al interior y ventilemos menos; la segunda causa es que están circulando en la ciudad de Buenos Aires y en el resto de Argentina las nuevas variantes de Ómicron”.

Para Quirós la explicación podría encontrarse en la circulación de una variante mucho más contagiosa que la que causó el pico de casos a fines de 2021: “En diciembre y enero circuló por Buenos Aires la variante BA.1 de Ómicron”, dijo, y ahora “está circulando la variante BA.2, que es entre un 30 y un 40 por ciento más contagiosa que la BA.1”.

Otra de las causas que mencionó el ministro es la relajación en los cuidados: “Naturalmente cuando bajan los casos todos tendemos a relajar las medidas de cuidado porque esta pandemia nos tiene muy cansados y agotados a todos”.

Por eso, recordó que es necesario “volver a cuidarnos, sobre todo en interiores cuando hay poco flujo de aire y estamos mucho tiempo es importante usar el barbijo todo el tiempo que podamos”.

Pero además de esos factores, Quirós agregó una baja en la eficiencia de las vacunas. “La protección tanto de la enfermedad previa como de las vacunas empieza a descender; particularmente para tener la enfermedad leve a partir del quinto mes, y llevamos ya cuatro meses de la última ola”. 

“Lo que esperamos es que este aumento de casos, que probablemente sea el inicio de una ola, no esté acompañado de incremento de hospitalizaciones ni de fallecimientos. Por supuesto, que siempre que hay muchos casos alguien puede tener una enfermedad grave, pero la mayoría será leve”, agregó.

A pesar del aumento de los contagios, Quirós descartó nuevas medidas y señaló que no se están analizando “más restricciones en torno a la pandemia porque el nivel de protección inmune es muy alto, y los casos son leves y ya no se acompañan de gravedad”.

También recordó la importancia de continuar con el plan de vacunación y detalló que en la Ciudad está abierto la inscripción para recibir una cuarta dosis para los mayores de 50 años. El plan continuará con los menores con comorbilidad. Quirós pidió que quienes no recibieron el turno para vacunarse consultar a la línea 147.

En relación a los centros de testeo, el funcionario señaló que “en este nuevo aumento de casos muchas personas deciden no testearse, la idea es ir adaptando el testeo a la demanda; en enero llegamos a testear a 60 mil personas por día y actualmente estamos testeando a 6 mil personas por día, es decir, una décima parte”.

MG, con información de Télam

Días después de que el Ministerio de Salud de la Nación informó que los casos de coronavirus en todo el país habían aumentado 54% en una semana, hoy fue la Ciudad de Buenos Aires la que encendió una nueva alarma: en siete días el distrito pasó de un promedio de 200 casos diarios a 1200.

Más gripe y menos cuidados, las claves que explican un aumento del 54% en los casos de coronavirus

Saber más

Así lo informó este jueves el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, quien advirtió que estos números muestran que “probablemente se trate del inicio de una nueva ola” causada por bajas temperaturas, circulación de variantes más contagiosas, relajamiento de cuidados y caída de protección inmunológica.