Casi el 60% de los centros de salud del AMBA no tiene más camas de terapia intensiva disponibles

Crece la ocupación de las UTI

elDiarioAR

0

Casi el 60% de los centros de salud del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) no cuentan con camas de terapia intensiva disponibles. Así lo determinó un estudio realizado por la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI), según el cual el 57% de estos prestadores pertenecen al sector privado. También reveló un alto grado de agotamiento en el personal médico.

El promedio de edad de los pacientes en terapia intensiva bajó: es menor a 60 años

El promedio de edad de los pacientes en terapia intensiva bajó: es menor a 60 años

El informe presentado por la entidad se llevó a cabo a nivel nacional a partir de una encuesta realizada el 24 de abril a Unidades de Terapia Intensiva (UTIs) públicas y privadas. Uno de los puntos de análisis fue el nivel de ocupación de camas del sector, cuya demanda aumentó de manera exponencial en plena segunda ola de coronavirus.

En el AMBA, la región más afectada por la pandemia, participaron 54 UTIs. Se observó que la tasa de ocupación de camas era del 96%. De ese total, el 75% de los pacientes estaban infectados con COVID-19 y el 84% de ellos necesitaban ventilación mecánica (ARM). De los centros encuestados en la región, el 56% dijo no contar con camas libres. El 57% de ellos pertenecen al sector privado. A nivel nacional, donde participaron 157 UTIs, la tasa de ocupación de camas fue del 91%. De los internados, el 66% tenían coronavirus y el 78% requería ARM. En este caso, el 41% de los centros de salud manifestaron no tener camas disponibles al momento de la encuesta. Esta situación se dio en las mismas proporciones en establecimientos públicos y privados.

Personal de salud agotado

El estudio también evaluó el nivel de agotamiento de los médicos, enfermeros y kinesiólogos que trabajan en las UTIs. Se les pidió puntuarlo del 0 -no agotado- al 10 -totalmente agotado. La encuesta determinó que los profesionales de la salud presentan un alto grado de agotamiento en plena segunda ola. Los resultados fueron los siguientes: médicos: 7,9 puntos, enfermeros 7,4, y kinesiólogos 7,3.

La SATI también buscó establecer qué porcentaje de pacientes vacunados con la primera y la segunda dosis del suero contra el coronavirus se encontraban internados en las UTIs. “Se consideró Sin Vacunar a los que no recibieron ninguna dosis de cualquiera de las vacunas; Vacunados a aquellos pacientes con 1 dosis o con 2 dosis y que presentaron síntomas de enfermedad moderada a severa 15 días o más después de recibir 1 o 2 dosis y que motivaran su ingreso a las UTIs”, explicaron los autores del informe.

Al analizar los datos, se observó un porcentaje muy bajo de pacientes vacunados con enfermedad moderada o severa ingresados a cuidados intensivos.

La SATI aclaró que el informe se confeccionó a partir de un muestreo voluntario que no representa la totalidad de las camas UTIs.

NB

Etiquetas
stats