Coronavirus

¿Por qué alguien vacunado puede dar positivo de Covid-19?

Vacunas contra el Covid-19

Alberto Fernández sorprendió al anunciar en la madrugada del sábado que había dado positivo en un test de antígenos de coronavirus y dijo que esperará el resultado de una prueba PCR que confirme el diagnóstico. Una de las primeras preguntas que surgieron fue, ¿pero el presidente no estaba vacunado?

Por eso, varios especialistas e incluso desde el propio Gobierno recordaron rápidamente que las vacunas no impiden necesariamente el contagio, sino que reducen la mortalidad y los casos graves de la enfermedad.

"La eficacia de las vacunas demostró ser elevada al prevenir la infección por SARS-CoV-2 en un alto porcentaje, que se encuentra entre el 70 al 90%, según la vacuna", explicaron fuentes de Presidencia. "La mayor protección que brindan las vacunas, y el objetivo principal de la campaña contra COVID-19 es evitar las complicaciones graves, la hospitalización y la mortalidad". 

Además, indicaron que ante un caso de contagio, las vacunas permiten que la enfermedad se transite de forma leve a moderada.

"La vacuna contribuirá a reducir la circulación de la enfermedad, las hospitalizaciones y las muertes relacionadas con la COVID-19, y ayudará a restablecer de manera gradual una nueva normalidad", apunta la página oficial con información sobre el coronavirus, en la que se resalta la importancia de la vacunación para contener la pandemia y se explica que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), es la herramienta de prevención fundamental para limitar los efectos sanitarios y económicos.

La Sociedad Argentina de Infectología aclaró que "una persona vacunada puede contagiarse y contagiar". "Al momento, está comprobado que la vacunación reduce el riesgo de infección grave por Covid-19 y fallecimientos", indicó en un tuit. "Por esto es importante mantener las medidas de cuidado permanente".

El científico Fabricio Ballarini, uno de los divulgadores más conocidos durante la pandemia, insistió en el tema. "Todas las vacunas contra el COVID-19 previenen enfermedades de moderadas a graves (con porcentajes muy altos) y también la muerte (con porcentajes cercanos al 100%). Los vacunados se enferman de asintomáticos a leves", escribió en Twitter.

Tras el anuncio de Fernández, incluso el Instituto Gamaleya, creador de la Sputnik V, aclaró que su vacuna "tiene un 91,6% de eficacia contra infecciones y un 100% de eficacia contra casos graves" de la enfermedad.

Por eso, desde el inicio de la campaña de vacunación se insiste en que deben mantenerse las medidas de cuidado, para evitar la propagación de la enfermedad.

"Estimamos que la vacunación por sí sola es insuficiente para contener el brote", aseguraba un estudio publicado en The Lancet Infectious Diseases la semana pasada y basado en modelos matemáticos con datos de Reino Unido. "Para todos los escenarios investigados nuestras predicciones subrayan los riesgos asociados con una relajación temprana o rápida de las medidas no farmacológicas".

Dicho estudio advertía que eliminar todas las medidas contra el Covid-19 una vez termine la campaña de vacunación provocaría más de 20.000 muertes en Reino Unido antes de enero de 2024. 

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos también hicieron esta advertencia: "Aún estamos aprendiendo cómo afectarán las vacunas la propagación del Covid-19. Después de haber sido completamente inmunizado contra el Covid-19 deberías seguir tomando medidas de precaución - como usar un barbijo, mantener los dos metros de distancia, evitar aglomeraciones y los espacios poco ventilados - en los lugares públicos hasta que sepamos más".

Además aclararon: "Cada vez hay más pruebas que sugieren que las personas totalmente vacunadas tienen menos probabilidades de sufrir una infección asintomática y potencialmente menos probabilidades de transmitir el SARS-CoV-2 a otras personas. Sin embargo, se está investigando más a fondo".

El Presidente dio a conocer que había dado positivo en un test de antígenos en un mensaje en Twitter, en el que dijo que se encuentra "físicamente bien", que se sometió al testeo tras presentar un registro de 37.3 grados de fiebre y un dolor de cabeza y que se encuentra aislado por indicación de su médico.

"Quería contarles que al terminar el día de hoy, luego de presentar un registro de fiebre de 37.3 y un leve dolor de cabeza, me realice un test de antígeno cuyo resultado fue positivo", aseveró el mandatario.

"Si bien estamos a la espera de la confirmación a través del test de PCR, ya me encuentro aislado, cumpliendo el protocolo vigente y siguiendo las indicaciones de mi médico personal", añadió.

El jefe de Estado recibió las dos dosis de la vacuna Sputnik V, la primera de ellas el pasado 21 de enero.

CB

Etiquetas
stats