EEUU donará 500 millones de vacunas a 92 países de ingresos bajos que no pueden costear su compra

Biden donará vacunas y le pedirá a los líderes mundiales que se sumen al esfuerzo.

elDiarioAR

0

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en su primer viaje al extranjero, dará detalles de los planes para donar 500 millones de vacunas de coronavirus a países que las necesiten y pedirá a los líderes del G7, con los que se reúne desde este viernes, hacer lo mismo. En el listado de 92 países de ingresos bajos y medios que recibirán las dosis de los laboratorios Johnson & Johnson, Moderna, Pfizer y AstraZeneca no figura Argentina, que sí está entre los que el mecanismo COVAX incluye en la distribución de otros 60 millones de vacunas a 80 países que adhirieron a participar de la iniciativa, pero que pueden costearse la compra de las vacunas por sí mismos. 

El listados de países que recibirán las 500 millones de dosis, según trascendidos de la Casa Blanca:

Ingresos bajos

Afganistán, Benín, Burkina Faso, Burundi, República Centroafricana, Chad, República Democrática del Congo, Eritrea, Ethiopía, Gambia, Guinea, Guinea-Bissau, Haití, Corea del Norte, Liberia, Madagascar, Malawi, Mali, Mozambique, Nepal, Niger, Ruanda, Sierra Leona, Somalia, Sudán del Sur, Siria, Tadjikistán, Tanzania, Togo, Uganda y Yemen.

Ingresos medio-bajos

Angola, Argelia, Bangladesh, Bhután, Bolivia, Cabo Verde, Camboya, Camerún, Comoros, Congo, Costa de Marfil, Djibouti, Egipto, El Salvador, Ghana, Honduras, India, Indonesia, Kenya, Kiribati, Kirguistán, Laos, Lesotho, Mauritania, Micronesia, Moldavia, Mongolia, Marruecos, Myanmar, Nicaragua, Nigeria, Paquistán, Papúa Nueva Guinea, Filipinas, Santo Tomé y Príncipe, Senegal, islas Salomón, Sri Lanka, Sudán, Suazilandia, Timor Oriental, Túnez, Ucrania, Uzbekistán, Vanuatu, Vietnam, Cisjornadia y Franja de Gaza, Zambia y Zimbabwe.

Otros países elegidos por la Asociación Internacional de Fomento del Banco Mundial

Dominica, Fiyi, Granada, Guyana, Kosovo, Maldivas, Islas Marshall, Samoa, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Tonga y Tuvalu.

El mecanismo COVAX tiene además una lista de 80 países que adhirieron a participar de la iniciativa, pero que pueden costearse la compra de las vacunas por sí mismos. Entre ellos, hay varios países latinoamericanos:

Andorra, Argentina, Armenia, Australia, Botswana, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Croacia, República Checa, Republica Dominicana, Estonia, Finlandia, Grecia, Islandia, Irak, Irlanda, Israel, Japón, Jordania, Kuwait, El Líbano, Luxembourgo, Mauricio, México, Mónaco, Montenegro, Nueva Zelanda, Macedonia del Norte, Noruega, Palau, Portugal, Qatar, Corea del Sur, San Marino, Arabia Saudita, Seychelles, Singapur, Sudáfrica, Suiza, Emiratos Árabes Unidos, Reino Unido y Venezuela.

El plan de Biden con las vacunas

Biden, que busca demostrar que "Estados Unidos está de vuelta" en el escenario internacional tras la conflictiva presidencia de Donald Trump, asistirá a la cumbre de tres días del G7 en Cornualles, Inglaterra, donde la pandemia estará entre las prioridades.

En vísperas del encuentro, Biden dará por estas horas un discurso para anunciar que su país comprará y donará 500 millones de dosis de la vacuna contra el Covid-19, además de los 80 millones que ya prometió repartir para fin de este mes, informó la Casa Blanca.

Washington ha sido objeto de fuertes críticas en los últimos meses por demorarse en compartir sus vacunas con el resto del mundo, pese a la creciente desigualdad en la distribución mundial y a la decreciente demanda de vacunas en Estados Unidos.

Por ello, el demócrata Biden busca retomar la iniciativa ahora que casi el 64% de los adultos estadounidenses recibió al menos una dosis y que su país empieza a superar más 15 meses del peor brote de Covid-19 del mundo, con más de 600.000 muertos.

"Tenemos que terminar con el Covid-19, no solo en casa -que ya lo estamos haciendo- sino en todas partes", dijo este miércoles Biden en una base militar estadounidense en el sureste de Inglaterra, en su primera escala de su gira de ocho días por tres países.

"El esfuerzo requiere una acción coordinada y multilateral. No hay muro suficientemente alto para mantenernos a salvo de esta pandemia o de la próxima amenaza biológica que enfrentemos, y habrá otras", agregó Biden, informó la cadena CNN.

La Casa Blanca, al confirmar el anuncio de Biden tras filtrarse a la prensa, dijo que esas vacunas se distribuirán "a 92 países" desfavorecidos a través del sistema Covax, creado para garantizar una distribución equitativa de las vacunas en todo el mundo.

Comenzarán a enviarse en agosto, y habrá 200 millones de dosis entregadas para fin de año. Los otros 300 millones se entregarán hasta junio de 2022, dijo la Casa Blanca en un comunicado. Todas estas dosis se producirán en fábricas estadounidenses.

Estados Unidos también dio a Covax 2.000 millones de dólares, recordó la Casa Blanca.

Este anuncio, sin embargo, amplía considerablemente los compromisos anteriores asumidos por Biden.

Estados Unidos había anunciado hasta ahora que donaría 80 millones de dosis de vacunas anticovid a países extranjeros hasta finales de junio: 60 millones de AstraZeneca y el resto es una combinación de vacunas de Johnson & Johnson, Moderna y Pfizer.

A principios de este mes, Washington dijo que el 75% de esos 80 millones de dosis se distribuirían a través del Covax. El 25% restante está destinado a países que enfrentan brotes de la epidemia o socios de Estados Unidos.

Según publicó en la página web de la Casa Blanca, la primera entrega será de 25 millones de dosis, 19 millones de las cuales serán enviadas al mecanismo Covax, impulsado por la Organización Mundial de la Salud para intentar garantizar un acceso más igualitario a las vacunas contra el coronavirus en todo el mundo, especialmente entre los países de medianos y bajos ingresos.

De los 19 millones de dosis, más de 6 millones irán al menos 14 países de América Latina: Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, Perú, Ecuador, Paraguay, Bolivia, Guatemala, El Salvador, Honduras, Panamá, Haití y República Dominicana. El texto dejó abierta la puerta a sumar a más Estados caribeños. La Casa Blanca, sin embargo, no aclaró cuántas dosis irán para cada uno de estos países.

Otras más de 7 millones de dosis irán para países asiáticos: India, Nepal, Bangladesh, Pakistan, Sri Lanka, Afganistán, Maldivas, Malasia, Filipinas, Vietnam, Indonesia, Tailandia, Laos, Papua Nueva Guinea, Taiwan y las Islas del Pacífico.

Las más de 5 millones de dosis restantes tendrán como destino África y, según adelantó Estados Unidos, los países "serán seleccionados en coordinación con la Unión Africana".

En paralelo, Washington designó a un grupo de países socios y considerados como "prioridades regionales" para asignarles otras 6 millones de dosis en conjunto: sus vecinos inmediatos México y Canada, sus aliados Corea del Sur, Ucrania, Egipto, Jordania, Irak, Georgia y Kosovo; y países y territorios de bajos ingresos como los palestinos Cisjordania y la Franja de Gaza, Haití y Yemen.

También sumará a los trabajadores de la ONU que están en la primera línea de combate contra esta pandemia.

Biden también planea llamar a a los líderes del G7 y a otros países a que se sumen a este esfuerzo proporcionando dosis, ya que considera que Covax no está funcionando a plena capacidad, porque los países ricos han acaparado las existencias de vacunas. Al 4 de junio, el dispositivo había hecho llegar algo más de 80 millones de dosis a 129 países y territorios, mucho menos de lo esperado.

"Necesitamos 250 millones de dosis adicionales para septiembre, y 100 millones de dosis sólo en junio y julio", dijo esta semana el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, antes del anuncio de Biden.

"Este fin de semana, los líderes de los países del G7 se reunirán para su cumbre anual. Estas siete naciones tienen poder como para alcanzar esos objetivos", dijo.

Con información de agencias.

IG

Etiquetas
stats