Coronavirus

Elena, la enfermera de los 200 hisopados en ocho horas: “Me da mucha tristeza cuando veo que la gente no respeta el trabajo que hacemos”

Elena Gómez, enfermera que lucha contra el Covid-19

La foto de Elena Gómez, una enfermera de 32 años que trabaja en el hospital correntino San Roque de Esquina, después de haber hisopado a 200 personas en ocho horas recorrió las redes sociales. En la misma se la ve sentada, mirando al piso, cansada, como muchos de los médicos y enfermeros que están luchando contra el coronavirus.

Elena representa en esa imagen y, en su día a día, a miles de profesionales de la salud. “Uno siente, en algún momento, como que todo esto no tiene fin. Acabamos de ingresar a un nuevo año con otros casos que se van sumando. Siento que me voy a desbordar, pero también siento que, si nosotros no estamos al pie del cañón, en la primera línea de batalla como todos dicen, esto puede ser peor, cosa que no queremos”, dijo Elena en diálogo con elDiarioAR. “Llevamos un cansancio muy importante encima, un estrés que tenemos que tratar de soportar”, continuó.

Se levanta muy temprano, a las 8 de la mañana ya está en el hospital para comenzar la guardia de 12 horas en el Retén de Guayquiraró, en el acceso sur a Corrientes. Mira para atrás y en su casa deja a sus dos hijos: Facu de 3 años y Lisandra de 11 junto a su marido. Su familia es su gran sostén. Es enfermera hace cinco años, ingresó a trabajar en el hospital apenas después de recibirse: “Me llamaron para una suplencia y quedé como enfermera de piso”.

El día que un compañero le tomó la foto que luego se hizo viral, hacía mucho calor, y la fila de autos que esperaban para hacerse el test era muy larga. “Había hisopado a 200 personas en ocho horas. En un momento de la mañana, alrededor de las 11 sentía que me iba a desvanecer del calor que hacía con todo el kit de protección que tenemos (cofia, doble guante, doble barbijo, mameluco, camisolín, máscara facial y protectores oculares o antiparras). Me sacaron la foto terminando la guardia, cerca de las 19.30, en el momento que pude sentarme dos segundos para pedirle a Dios que cuide a mi familia, mirar al piso y decir: ‘gracias Dios por otro día, por protegerme siempre’”, relató. Elena, a quien vacunaron contra el Covid-19 hace una semana, aseguró que en esa foto no se ve sólo el cansancio de ella, “es el de todo el equipo que está trabajando en esta pandemia sin vacaciones, sin feria y este año seguiremos igual”.

"Todo el equipo" son ellas y ellos, quienes están expuestos, trabajando todo el día, para ganarle al virus y cuidar a la población. Un estudio publicado por la revista Occupational Health indica que el personal de salud desarrolló ansiedad severa, depresión y trastornos de estrés postraumático durante la pandemia de coronavirus.

Me da mucha impotencia y mucha tristeza cuando veo que la gente no respeta todo el trabajo que nosotros hacemos

Elena está muy agradecida por el apoyo de su familia, que la contienen en esos días que no da más. “Me da mucha impotencia y mucha tristeza cuando veo que la gente no respeta todo el trabajo que nosotros hacemos”, indicó. Por eso “le pediría a la gente que se ponga un poquito en lugar del enfermero, en la piel nuestra. Las enfermeras que somos madres, hoy por hoy tenemos que dejar a nuestras criaturas, estamos doce horas afuera de casa y no es lindo. Quiero que tomemos un poco de conciencia y tratemos de cuidar al personal de salud ya que estamos muy mal pagos, nuestro sueldo es muy poco. Para los que no tenemos casa propia el alquiler te lleva una gran demanda de dinero y con nenes chicos te cuesta. Por eso, me gustaría que la gente tome conciencia y se cuide un poco más y valoren nuestro trabajo”. 



NB

Etiquetas
stats