Coronavirus

Los países ricos se niegan a compartir la fórmula de la vacuna

Un sanitario británico se dispone a preparar un lote de vacunas anti covid 19 recibido en el Croydon University Hospital, en el sur de Londres. EFE/EPA/Gareth Fuller / Archivo

elDiarioAR

0

India y Sudáfrica pidieron a la Organización Mundial de Comercio (OMC) revocar temporalmente las patentes de las vacunas el Covid-19 con el objetivo de facilitar su producción en los países en desarrollo. Pero la propuesta fue rechazada por los Estados Unidos, Reino Unido y otros integrantes de la Unión Europea, los países “ricos”, todos miembros de la OMC, que no pudo lograr consenso.

Kenia, Mozambique, Pakistán y organizaciones no gubernamentales como Médicos Sin Fronteras apoyan la iniciativa de India y Sudáfrica. Esos países plantean que la exención de propiedad intelectual permitirá a los fabricantes de medicamentos de los países pobres comenzar antes la producción de vacunas eficaces.  

Pero los países ricos comparten la postura de las compañías farmacéuticas, que afirman que sin las patentes la industria no habría podido desarrollar medicamentos esenciales. Según indicó el director ejecutivo de la estadounidense Pfizer, Albert Bourla, "los inversores dan dinero para que podamos desarrollar soluciones" y, a cambio, merecen beneficios, informa la agencia alemana DPA.

Al comienzo de la pandemia, los líderes de la Unión Europea tenían otra postura. La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, describió la vacuna COVID-19 como "nuestro bien común universal". La canciller alemana Angela Merkel y el presidente francés Emmanuel Macron pidieron una producción generalizada a nivel mundial "sin problemas con los derechos de propiedad intelectual". Se ha reservado miles de millones de dosis de vacunas, lo que afecta el acceso global equitativo. 

Estados Unidos y Gran Bretaña, así como por la Unión Europea, defienden la exclusividad de la fórmula por compartirla "sería especialmente contraproducente durante la pandemia actual que necesita que los fabricantes de medicamentos se mantengan alerta para lidiar con un virus mutante ", argumentan. 

Mientras tanto, la experta en vacunas de la organización de ayuda médico-humanitaria Médicos Sin Fronteras, Kate Elder, criticó duramente a los gobiernos "que acumulan vacunas" y calificó su postura como "colonialista y absolutamente repugnante". "Primero vacían el mercado y luego bloquean a los países pobres que quieren producir (vacunas por su cuenta)", condenó la activista.

"Los países ricos primero vacían el mercado y luego bloquean a los países pobres que quieren producir vacunas por su cuenta"

Kate Elder — Médicos Sin Fronteras

India y Sudáfrica se habían dirigido a la OMC en octubre con el pedido de que renunciara a partes del Acuerdo sobre Propiedad Intelectual. La suspensión de derechos como las patentes, los diseños industriales, los derechos de autor y la protección de la información no divulgada garantizaría "el acceso oportuno a productos médicos asequibles, incluidas vacunas y medicamentos, o la ampliación de la investigación, el desarrollo, la fabricación y el suministro de productos médicos esenciales para combatir la COVID -19 ", argumentaron. La ONU denunció el jueves que diez países acapararon el 75% de las vacunas.

Los expertos aseguran que la “pelea” por las vacunas puede prolongar la pandemia. Por lo pronto, la adquisición de vacunas contra el Coronavirus es muy desigual: casi la mitad de las más de 200 millones de vacunas ya administradas en el mundo se aplicaron en los siete países más ricos: los que integran el G7, Estados Unidos, Canadá, Francia, Reino Unido, Alemania, Italia y Japón. Allí sólo vive el 10% de la población del planeta

AS con información de Agencias.

Etiquetas
stats