Testimonio

"Es exagerado volver a fase 1: Formosa está fundida y blindada"

Marchas y represión en Formosa.

elDiarioAR

0

"La gente se cansó de la cuarentena. No tiene sentido volver a fase 1 por 17 casos de Covid positivos en Formosa y otros seis en Clorinda", dice Guillermo Martínez, de 33 años, empleado en una empresa que distribuye bebidas. Por la tarde, cuando una multitud se autoconvocó en los alrededores de la Casa de Gobierno, él hacía el reparto en la zona donde la policía reprimió. "Gildo anunció ayer un 41% de aumento para los empleados municipales y hoy anunció que nos volvería a encerrar. Es exagerado, Formosa está fundida y blindada: hace meses que no entra un micro de larga distancia y si lográs ingresar a la provincia es porque hiciste cantidad de trámites antes", sigue Martínez en diálogo con elDiarioAR.

Represión y detenidos en una manifestación contra la vuelta a la fase 1 en Formosa

Represión y detenidos en una manifestación contra la vuelta a la fase 1 en Formosa

Primero protestaron los comerciantes y dueños de bares, que ya abrían con restricciones: solo viernes y sábados en horarios reducidos. Luego se sumaron los jóvenes libertarios que integran la agrupación Formosa Libre. La movilización viralizada en redes sociales atrajo a otros ciudadanos, que llegaron con carteles con inscripciones como estas: "Gildo el virus sos vos", "Libertad a Formosa" y "Fuera Gildo dictador".

La policía reprimió a los manifestantes con palazos, balas de goma y gases lacrimógenos. La convocatoria, que arrancó en los alrededores de la Casa de Gobierno, se trasladó a la Comisaría 1ra. Cerca de las 16, la multitud se dispersó. Sobre la peatonal quedaron los pedazos de baldosa con los que la gente respondió a la policía. La Casa de Gobierno continúa vallada.

Insfrán gobierna la provincia desde 1995, de manera ininterrumpida. Hoy no estaba en la ciudad capital, sino en Las Lomitas, una localidad del centro de la provincia, con motivo de la inauguración de una escuela y reformas en los tribunales del pueblo.

"La gente le perdió el miedo a la policía y el respeto a Gildo", dice Martínez y sigue: "Aquí no acostumbramos a comprar productos por Internet y los locales tienen que estar cerrados. En estos meses hubo cantidad de negocios que se fundieron. A eso hay que sumarle los centros de aislamiento, donde a la gente la metían ahí y no la dejaban salir, sin saber si tenían Covid o no, y si la persona que estaba al lado tuyo estaba contagiado o no", sigue el empleado.

La Corte Suprema de Justicia intervino por segunda vez con un pedido de informe a las autoridades formoseñas. La primera fue en noviembre pasado, cuando no permitían el ingreso a la provincia a personas que estaban varadas en las fronteras. La segunda ocurrió ante la semana pasada, ante las medidas implementadas para el control de la pandemia de coronavirus.

AS

Etiquetas
stats