Cuáles son los podcast más escuchados

Qué tiene la generación de L-Gante en los auriculares

En el último año, aumentó un 240% la escucha de podcasts sobre salud mental entre usuarios de la Generación Z

Con la cabeza en la almohada y los ojos gigantes, a Delfina (24) le resuenan las voces de sus amigas: “Buscá un podcast para meditar y te dormís al toque”. No siempre le funciona, pero cada vez que entra “en crisis” pausa las listas de música que suenan todo el día en su celular y le da play a un episodio de “Medita con Pilar”. La voz de una mujer española le indica cómo relajarse, bajar la ansiedad, “vibrar en una frecuencia elevada” y sentirse feliz.

Delfina es un ejemplo de lo que reveló el informe mundial “Próxima cultura” de Spotify: en el último año, aumentó un 240% la escucha de podcasts sobre salud mental entre usuarios de la Generación Z (15 a 25 años), la del trapero L-Gante (21). Un comportamiento similar se registró entre los millenials (26 a 40): hicieron crecer un 230% las reproducciones en esta categoría.

El estudio, que incluyó entrevistas en profundidad y 9.000 encuestas en distintos países, muestra subas de más del 100% en la escucha de podcasts de salud alternativa, espiritualidad, autoayuda y salud en general. El 70% asegura que los audios ayudaron a reducir su nivel de estrés durante el aislamiento obligado por la pandemia de Covid-19. 

Ciro (20) estudia la carrera de cine por Zoom y es seguidor de “Budismo en Zapatillas”, el podcast de autoayuda del terapeuta budista y experto en yoga Lucas Casanova. Son 122 episodios que duran entre 5 y 30 minutos. El primero se publicó el 7 de marzo de 2020, trece días antes del inicio de la cuarentena en Argentina. 

El informe sorprende a quienes estudian los consumos culturales. “Es muy interesante porque si tuviera que arriesgar qué público tienen los contenidos relacionados con la autoayuda y la salud mental, diría que es un público más adulto. Sin embargo, los datos de Spotify muestran todo lo contrario: los públicos jóvenes están bien pegados con esos temas”, dice a elDiarioAR Agustín Espada, doctor en Ciencias Sociales y magister en Industrias Culturales. 

Para Espada, esta tendencia está vinculada directamente con las "situaciones de estrés provocadas por el home office, la alteración de las rutinas, la convivencia con personas con las que no estamos acostumbrados a convivir todos los días y la soledad del aislamiento social que lleva a repensar ciertas cuestiones". 

En esos momentos de introspección, los sonidos sin imágenes se hacen más fuertes frente a otros formatos que exigen tener los ojos abiertos: "En el audio, podcast o radio, se logra un nivel de cercanía diferente al de un contenido audiovisual. El nivel de intimidad y de individualidad en el momento de la escucha de un podcast está muy relacionado con que este tipo de contenidos puedan tener un buen impacto”, explica el investigador del Conicet.

En esos momentos de introspección, los sonidos sin imágenes se hacen más fuertes frente a otros formatos que exigen tener los ojos abiertos

De la cama al living

Spotify tiene hoy más de 350 millones de usuarios en todo el mundo. Con los datos de sus escuchas, la app habla del 2020 como el año en que hubo un “llamado de atención cultural” y dice que el 2021 se perfila para ser el año del “renacimiento cultural”. A los audios les adjudican una “parte importante” de ese renacer. 

Por sus comportamientos, la app concluye que las personas de menos de 40 años son inclusivas, multifacéticas, “más abiertas que nunca a escuchar voces diversas” y por lo tanto las que van a motorizar ese cambio cultural. ¿En qué se basan? El 53% buscó contenidos y artistas nuevos durante el año pandémico.

A Valentina (22) le cuesta encontrar podcasts que la entusiasmen. Dice que buscó algunos para meditar, pero no se enganchó. Lo que más valora es poder conocer artistas: rock nacional, internacional, reggaetón, indie, baladas y canciones “para concentrarse” mientras estudia las materias de la carrera de Medicina. “Voy switcheando, nunca escucho lo mismo”, aclara. Su hermano Francisco (19) es de los que crea listas en la app: “Escucho las playlists que crean mis amigos y las que armo yo de rock nacional, internacional de los 80/90, rap en español, trap, pop”. 

Esas canciones suenan mientras estudian, descansan o juegan online. A los descubrimientos llegan por las redes sociales (32%), recomendaciones de amistades (14%) o streaming (12%), y en menor medida por menciones de artistas que ya conocen (8%), listas (7%), películas o programas de tv (7%), la radio (6%), anuncios online (5%) o consejos familiares (4%). 

El encierro pandémico también cambió la forma de escuchar y se habilitaron conexiones a otros dispositivos más allá de los auriculares. Los autos (+38%) y los televisores (+83%) fueron los más elegidos, seguidos por los parlantes inalámbricos (+48%), las consolas de juegos (+35%) y las computadoras de escritorio (+34%).

En la vida real

María Becerra, con 21 años, 5,6 millones de seguidores en Instagram, casi 23 millones de usuarios mensuales en Spotify, una adolescencia actuando en YouTube y dos años de reconocimiento musical masivo, nunca se subió a un escenario. “Sueño con tocar en vivo”, le dijo la artista en una entrevista reciente a Jey Mammon. El sueño se le va a cumplir el 22 de octubre en el Teatro Gran Rivadavia. Será su oportunidad de saltar de la virtualidad al mundo IRL (in real life o en la vida real). 

Dice Spotify que la Gen Z está más ansiosa por vivir experiencias IRL que la millennial. Un dato en ese sentido: sólo el 39% de la Z quiere seguir con los shows virtuales cuando la pandemia termine, frente al 51% de la millennial, que valora la comodidad y el menor precio de las entradas por streaming.

L-Gante, con 21 años, 2,6 millones de seguidores en Instagram, 6 millones de oyentes mensuales en Spotify, un salto a la fama con una “computadora del Gobierno y un micrófono de mil pesos” - como le dijo a Julio Leiva en el ciclo Caja Negra- también anunció su primera gran fecha en Argentina el 25 de septiembre en el Movistar Arena. Y va camino a cumplir otro sueño.

El último hit del trapero nació del pedido de la mamá de uno de sus pequeños seguidores: “Hace una canción para que mi hijo se aprenda el abecedario”. L-Gante aceptó y le dio la razón a otro dato del informe de Spotify: el audio es una herramienta que puede cambiar la educación. Y la Gen Z ya está lista para usarla.

DG

Etiquetas
stats