Google y Facebook firmaron un acuerdo secreto llamado "Jedi Azul" para no competir entre ellas

Logos de Facebook y Google

elDiario.es

0

En 2017, Facebook estaba preparando un nuevo método para vender de espacios publicitarios de páginas web, un sector que Google domina casi sin oposición. Un par de años después, Facebook se unió a una alianza de varias empresas que buscaban investigar un nuevo método, lideradas por la propia Google. La conexión entre los dos hechos es un acuerdo secreto entre ambas multinacionales para no competir entre ellas, según The New York Times.

El medio estadounidense accedió a documentos presentados como prueba en la demanda que una decena de fiscales de EEUU presentaron contra Google por monopolio a finales de 2020. Estos reflejan que las dos multinacionales firmaron un acuerdo secreto, un extremo que también adelantó el Wall Street Journal hace un par de semanas, que daría a Facebook ventajas competitivas en la compraventa de esos espacios publicitarios a cambio de que no rivalizara con Google. El pacto recibió el nombre de "Jedi Blue" (Jedi Azul).

"Jedi Blue" se refería especialmente al sector de la publicidad programática. En los milisegundos que van desde que un usuario hace clic en un enlace a una página web y la carga de los anuncios de esa página, se produce una subasta para rellenar el espacio publicitario disponible en ella. Google domina esa subasta con sus herramientas y con el acuerdo consiguió que Facebook no entrara a competir con ella.

A cambio, Google concedió a Facebook una serie de ventajas competitivas en su sistema. Estas incluían más tiempo para ofertar por los anuncios, acuerdos de facturación directa con las webs y ayuda de Google para comprender las audiencias publicitarias. Como parte del acuerdo, Facebook dijo que ofertaría en al menos el 90% de las subastas de anuncios cuando pudiera identificar al usuario que los iba a ver (a partir de los datos personales recolectados por sus herramientas) y prometió gastarse al menos 500 millones al año.

Las empresas que formaban parte junto a Facebook de esa alianza para desarrollar el nuevo método de compraventa de espacios publicitarios no recibieron condiciones ni mucho menos tan ventajosas, declararon al Times sus directivos. Al igual que Google, Facebook también se enfrenta a una demanda por monopolio por parte de EEUU.

Facebook y Google negaron que Jedi Blue tenga un carácter anticompetitivo. Un portavoz de Facebook afirmó que acuerdos como ese con Google "ayudan a aumentar la competencia" en las ofertas de anuncios, y que los argumentos en sentido contrario son "infundados". Mientras tanto, un portavoz de Google dijo que la demanda antimonopolio "tergiversa" el sentido del pacto y otros aspectos de su negocio publicitario.

Etiquetas