A 6 meses de la promulgación de la ley por un aborto seguro, libre y gratuito

Más de la mitad de los reclamos por la IVE son por quienes se niegan a realizar la práctica

El aborto fue legalizado en el Congreso en diciembre de 2020.

El 55% de los reclamos vinculados al acceso a la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) son formulados porque quien debía garantizar el ejercicio de ese derecho negó el acceso a esa práctica. Así lo revelan datos del área de Defensa de las y los Consumidores del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación a los que tuvo acceso elDiarioAR.

Según precisaron fuentes de ese organismo, hasta este martes -un día antes de que cumplieran seis meses de la promulgación de la ley que regula el acceso a la IVE- se presentaron ante ese organismo, de un total de 242 reclamos recibidos, 134 fueron formulados por personas a las que el acceso a la práctica les fue negado. Se trata de más de la mitad de los casos. Muy por debajo de ese motivo de acercamiento al área de Defensa de las y los Consumidores, 51 personas -el 21% del total- acudieron a esa dependencia para hacer una consulta sobre el acceso a la IVE, y 39 reclamos -el 16% del total- fueron porque el prestador no cubría el 100% de la práctica.

Ante la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS) la tendencia de los reclamos vinculados al acceso a la la IVE fue similar: desde la promulgación de la ley, el 14 de enero de este año, hasta el 9 de junio, fecha del último informe, 66 de un total de 134 casos abiertos por este tema fueron porque la práctica era negada a quien la solicitaba. Se trata del 49% de los casos. En otros 20 casos el motivo del contacto con la SSS fue la obstaculización de la práctica: no fue negada pero sí se complicó el acceso a ese derecho.

Según el informe de la SSS, entre la Provincia y la Ciudad de Buenos Aires concentraron el 62% de los reclamos formulados. Osde y Swiss Medical, con 11 reclamos formulados en cada caso, fueron los prestadores más marcados por quienes presentaron alguna queja vinculada a la IVE ante la SSS. Entre las obras sociales, Osecac y Ioma fueron las de mayor cantidad de casos, con 6 y 3 reclamos respectivamente. En el caso del área de Defensa de las y los Consumidores, no estaba disponible la información respecto de qué prestadores habían sido señalados por quienes presentaban su reclamo.

El total de reclamos recibidos en estos meses -376 entre la SSS y Defensa de las y los Consumidores- es minoritario si se lo compara con las llamadas vinculadas a la IVE que recibió la línea telefónica pública dedicada a asesorar sobre Salud Sexual: 0800-222-3444.

Según Valería Isla, directora nacional de Salud Sexual y Reproductiva del Ministerio de Salud de la Nación, en el primer cuatrimestre de este año hubo más de 7.000 contactos relacionados al acceso a la IVE o a la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) que derivaron en alguna gestión por parte de las trabajadoras de esa línea.

El impacto de la legalización de la IVE es notorio: durante todo 2020, cuando el Estado estaba obligado a garantizar la ILE -que, bajo tres causales, despenaliza el aborto en cualquier momento de la gestación- pero no la IVE, los llamados por ese motivo fueron 10.000. En promedio, son 3.333 por cuatrimestre: lo ocurrido en 2021 más que duplica esas marcas.

Consultada sobre si se registraron muertes por abortos inseguros desde la legalización de la IVE, Isla respondió: “Las estadísticas del Ministerio de Salud sobre mortalidad materna tardan en estar disponibles porque hay que procesar la información. Ahora mismo pueden consultarse las de 2019”.

“Cuando llega una consulta por una barrera de acceso al derecho, las trabajadoras del 0800 se comunican con algún referente provincial del área de Salud Sexual. Alrededor del 90% de las consultas por este tema se resuelven de esta manera”, describe Isla, y matiza: “No todas las llamadas son por obstáculos para acceder al derecho. Algunas personas piden información y otras tienen consultas puntuales como por ejemplo algunas complicaciones durante el transcurso de un aborto medicamentoso”. Entre abril y mayo, 7 de cada 10 personas que se comunicaron a la línea para hacer alguna consulta sobre IVE o ILE tenían entre 15 y 29 años.

Respecto del crecimiento vertiginoso en el número de consultas, Isla sostiene: “Desde que la IVE es legal hay más libertad para plantear el tema. Antes era una práctica estigmatizada y eso implicaba temor. Ahora que debe ser garantizada no sólo que eso se corre, sino que hay más información para consultar. El alivio lo vemos no sólo en las personas que acceden al aborto sino en los equipos de salud, que no tienen ni que pedir ni que dar explicaciones”.

JR

Etiquetas