Lactancia

La OMS advierte por la aparición de nueva publicidad “engañosa” para vender leche materna de fórmula

La OMS advierte de las estrategias "engañosas" de las marcas para vender leche materna artificial.

Sofía Pérez Mendoza

elDiario.es —

0

Influencers, foros de ayuda, club de bebés, seminarios con pediatras y ginecólogos... Las empresas que fabrican leche de sustitución de la lactancia materna avanzan más rápido que nunca en internet con mensajes promocionales que incurren en el engaño e impactan en las decisiones de las madres, advierte la Organización Mundial de la Salud, que ha publicado un informe, titulado 'Cómo influye la mercadotecnia de los sucedáneos de la leche materna en nuestras decisiones sobre la alimentación infantil', en el que trata de medir el alcance de la publicidad en ocho países.

Mujeres juzgadas por dar biberón: "Hay algunos que te insinúan que si no das el pecho eres mala madre"

Mujeres juzgadas por dar la mamadera: "Hay algunos que te insinúan que si no das el pecho eres mala madre"

“Proporcione Dumex Dugrow 1 plus para niños de 1 año en adelante. Esto ayuda a su hijo a estar fuerte y feliz. Llame para obtener una muestra gratis al 02-740-3400”. Este es uno de los textos que incluye el informe, distribuido en Tailandia. Se han recogido otros ejemplos en México, Bangladesh, Marruecos, Nigeria, Vietnam, China y Reino Unido a través de 8.500 personas encuestadas y muestras de cómo funcionan las estrategias digitales. En los tres últimos países, más de ocho de cada diez mujeres habían recibido publicidad de la leche de fórmula o lactancia artificial.

“Este informe deja muy claro que la mercadotecnia de los sucedáneos de la leche materna está demasiado extendida y es excesivamente engañosa e insistente. Es necesario promulgar urgentemente normativas sobre la comercialización engañosa, que deben aplicarse para proteger la salud de los niños”, aseguró en febrero el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, cuando se presentó la primera parte del estudio. Este viernes se ha dado a conocer una segunda, centrada en las nuevas formas de publicidad.

Esta publicidad no es una publicidad cualquiera. La Asamblea Mundial de la Salud aprobó en 1981 el Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna, un acuerdo en materia de salud pública para proteger a las madres de las prácticas de los fabricantes de alimentos para lactantes. El producto es, junto con el tabaco, el único para el que existen recomendaciones internacionales que ponen restricciones a las actividades de mercadotecnia. No se debe suministrar gratuitamente a los hospitales, ni promover los productos para menores de seis meses, ni dar regalos a las madres o trabajadoras.

Las nuevas formas de publicidad en redes sociales e internet contravienen este código, según la OMS, además de enviar mensajes “ajenos a la ciencia”. El problema, señala Carmela del Moral, responsable de políticas de infancia de Save the Children, es que se “plantee como algo equivalente a la leche materna”.

Las nuevas formas de publicidad en redes sociales e internet contravienen este código, según la OMS, además de enviar mensajes "ajenos a la ciencia"

Hay evidencia científica sólida sobre los beneficios de dar la teta “hace mucho tiempo”, sostiene Marta Cabrera, neonatóloga del hospital de La Paz (Madrid) y coordinadora de Neo iHAN, una iniciativa sin ánimo de lucro que tiene un convenio con el Ministerio de Sanidad para humanizar la asistencia al nacimiento y la lactancia. “Es la mejor opción para recién nacidos –prosigue– porque es específica de especie, tiene factores de crecimiento y hormonas que no existen en la leche de fórmula, protege de infecciones y alergias y reduce los ingresos hospitalarios en menores de un año. No hay ninguna duda, todas las sociedades científicas lo soportan”.

El blanco de las marcas son sobre todo embarazadas y jóvenes. A través de los algoritmos, las marcas identifican su comportamiento y les dirige abundante publicidad para convencerlas de que su producto es mejor que la leche materna, explica la OMS. También a través de influencers que camuflan la promoción en opiniones personales e incluso madres que son utilizadas como líderes de opinión en grupos de apoyo “auspiciados por la industria”, indicaba Niu Umar, presidenta de la asociación de madres lactantes de Indonesia, en un encuentro organizado por la OMS este viernes.

Más de 400 influencers promovieron marcas de leche de fórmula entre enero y junio de 2021, según el estudio. “Es un marketing muy agresivo para llegar a las nuevas madres”, analizaba Umar. “Se juega con las mujeres en un momento vulnerable, que es especial y bonito pero también crítico porque las mujeres asumen la responsabilidad de la alimentación de sus hijos”, opina Cabrera.

En un momento emocional y hormonal brutal si tu respuesta es darle un biberón, la salud mental de la madre tiene que ser protegida

Carmela del Moral, responsable de políticas de infancia de Save the Children

Sin embargo, las expertas consultadas piden precaución para evitar que el debate desemboque en la “demonización” de las madres que optan por la leche de fórmula. Se puede dar un abanico de circunstancias y contextos que explican estas decisiones, no hay que juzgarlas y “lo importante es que se tomen de manera informada”, defiende Cabrera. “A las madres que se deciden por la fórmula infantil las debemos apoyar también, por supuesto, para que la leche se prepare de manera adecuada y mejorar el vínculo con el bebé”. “En un momento emocional y hormonal brutal si tu respuesta es darle un biberón, la salud mental de la madre tiene que ser protegida”, agrega Del Moral, que lamenta que hay un “cierta presión” para dar el pecho que genera mucho peso en las progenitoras.

Al margen de las propias decisiones que tome cada una, hay elementos estructurales que pueden favorecer el aumento de las mujeres que amamantan, como la formación de los profesionales sanitarios, más matronas o el aumento de los permisos por maternidad, sostienen desde Save the Children. España está a la cola de los países de la OCDE en ratio de matronas por mujeres. “Falta por hacer”, considera la responsable de políticas de infancia, pero España no es de los peores países. “Los territorios en vías de desarrollo son más vulnerables porque las neumonías son más frecuente y la lactancia puede ser un escudo”, dice Del Moral. “Siempre hay margen de mejora”, asume la neonatóloga.

5.600 millones de euros en publicidad al año

Save the Children publicó en 2018 un informe sobre el negocio de las marcas de leche de fórmula que revela que seis compañías (RB, Abbott, Kraft Heinz, FrieslandCampina, Danone y Nestlé) poseen más del 50% del mercado de sustitutivos de la leche materna y gastan 5.600 millones de euros al año en publicidad, el equivalente a 40 euros por cada bebé nacido en el mundo. La OMS sostiene que, mientras la tasa de mujeres que dan la teta a sus hijos ha aumentado lentamente en las dos últimas décadas, las ventas de sucedáneos de la leche se han duplicado. Un 44% de las criaturas menores de 6 meses se alimentan exclusivamente a través de la lactancia en el mundo.

La OMS también está preocupada por cómo los fabricantes se dirigen a los trabajadores de la salud “para influir en las recomendaciones” que hacen a las mujeres que acaban de dar a luz: “Entregan al personal de salud regalos, muestras gratuitas o fondos para investigación; organizan reuniones, eventos y conferencias con gastos pagados, y llegan incluso a ofrecer comisiones sobre las ventas, todo lo cual afecta directamente a las decisiones de las madres relativas a la alimentación de sus hijos”. Más de un tercio de las mujeres encuestadas refirieron que un trabajador de la salud les había recomendado una marca concreta de preparado para lactantes.

“En los últimos diez años ha habido una mejora. Los comerciales ya prácticamente no vienen al hospital y hay una conciencia mayor en los profesionales a la hora de hacer una conferencia, por ejemplo, o publicitar con leches”, valora Cabrera, del hospital La Paz, aunque matiza que las profesionales deben conocer qué leches hay en el mercado por si hay que indicarlas.

Etiquetas
stats