Alberto Fernández anunció un aumento de 12,28% en la movilidad jubilatoria y la mínima queda en $32.630

El Presidente lo anunciará luego de que Indec publique el dato de actualización de salarios, incluido en la fórmula de movilidad

El presidente Alberto Fernández anunció este jueves un aumento del 12,28% para las jubilaciones a partir de marzo, lo que llevará el haber mínimo de los $29.062 actuales a $32.630. Es la primera de las cuatro subas anuales que prevé la ley de movilidad e impacta también en pensionados y titulares de la Asignación Universal por Hijo (AUH) -que quedará en $6.374- y Asignación Universal por Embarazo (AUE), lo que engloba a un universo de 16 millones de beneficiarios.

Con ajuste de jubilaciones y asignaciones, el Gobierno terminará 2021 con más ahorro fiscal que el esperado

Con ajuste de jubilaciones y asignaciones, el Gobierno terminará 2021 con más ahorro fiscal que el esperado

La promesa del Gobierno, bastión incluso de la campaña en 2019, es recomponer los ingresos y recuperar el poder adquisitivo de los jubilados y jubiladas. A dos años del inicio de la gestión, es una meta que se puede analizar con diferentes lupas. La comparación diciembre 2021 - diciembre 2020 muestra una mejora real de los haberes, pero el promedio de todo el año arroja lo contrario, lo que habla de un retraso en las actualizaciones. Además, se achicó el presupuesto total que el Estado destina a jubilaciones y pensiones.  

Según informó la Anses, con la última actualización de 2021 (en diciembre, de 12,11%) las jubilaciones acumularon un alza de 52,7% contra el mismo mes de 2020, lo que las ubica 1,8 puntos porcentuales por encima de la inflación del mismo período. Es una comparación “punta a punta” que habilita la lectura oficial del objetivo cumplido, pero excluye la mirada más fina de lo que sucedió en el medio. En el día a día, no es lo mismo percibir la mayor parte del año un ingreso alineado con la inflación que correr de atrás, aunque a fin de año el monto que se recibe sea mejor que el del comienzo.  

En este sentido, un informe del Observatorio del Derecho Social de la CTA Autónoma en base a datos oficiales arroja que las jubilaciones cayeron un 6% en términos reales en 2021. Toma en cuenta la masa de jubilaciones de todo el año -no solo los montos de diciembre- y concluye que las jubilaciones no solo perdieron todo lo que habían recuperado en 2020, sino que retrocedieron contra 2019. 

Hay que considerar que a lo largo de 2021 el Gobierno reformó las jubilaciones con cuatro bonos extraordinarios. Esta herramienta, de carácter excepcional y que por lo tanto no altera de manera permanente el nivel de haberes, alcanzó solo al universo de jubilados de menores ingresos. Se entregaron dos de $1.500 en abril y mayo; uno de $5.000 en el mes de agosto y uno de $8.000 en diciembre.

Aun así, y de acuerdo con un informe de la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPS), “las jubilaciones y pensiones tuvieron un retroceso de 4,3% real en el año como resultado de la fórmula de movilidad vigente”. “El rubro registra cuatro años consecutivos de baja, porque los haberes no compensan la suba de precios: la participación del gasto previsional se redujo del 9,8% del PIB en 2017 a 8,4% en 2021”, detalla.

Este dato contempla la caída del total de beneficiarios del sistema: 70.000 menos si se compara el promedio mensual de 2021 contra el promedio mensual de 2020. ¿Cómo se explica? El año pasado el ritmo de ingreso al régimen de la jubilación fue menor al de salida, lo que responde en parte a cuestiones de la gestión de la Anses; el organismo cerró sus oficinas por la pandemia y se generaron demoras en los trámites.

Cabe recordar que a partir de 2021 los ajustes jubilatorios se definen en base a la ley de movilidad que se promulgó en enero de ese año y que toma en cuenta en partes iguales el aumento de los salarios y la evolución de la recaudación tributaria con destino a la Anses. Esta norma reemplazó a otra aprobada durante el gobierno de Mauricio Macri, que disponía actualizaciones equivalentes al 70% de la inflación y al 30% de los aumentos en los sueldos. Durante todo 2020 la ley de movilidad estuvo suspendida y los jubilados recibieron, por decreto, aumentos de entre 24% y 35%, según su haber, por debajo de la inflación del año (36,1%). 

Así como en 2021 la aceleración inflacionaria y el retraso en las actualizaciones contribuyó a licuar el gasto en jubilaciones y aliviar las cuentas del Estado, Martín Guzmán podría enfrentarse este año a la dinámica contraria. Si se logra moderar la suba de precios, las jubilaciones se actualizarán por encima ya que reflejarán mediante el dato de suba de salarios y recaudación incluido en su fórmula de actualización la inflación pasada. 

Noticia en desarrollo y actualizada a las 16.48 del 10 de febrero de 2022.

DT

Etiquetas
stats