Flybondi se reunió con Manzur y anunció que duplicará su flota de aviones

Tras el cierre de El Palomar, Flybondi tiene su base en Aeroparque

Casi dos años después del inicio de una crisis que paralizó al sector, la industria aerocomercial comienza a retomar la iniciativa. Luego de mantener una reunión con el jefe de Gabinete, Juan Manzur, en la que señaló que “es momento de invertir”, el CEO de la low cost Flybondi anunció un plan de expansión para los próximos meses que incluirá la duplicación de su flota y espera llegar al invierno de 2022 con 10 aviones activos.

Un año y medio atrás, la situación de la empresa —que nació en enero de 2018, junto con el aeropuerto comercial de El Palomar— era muy distinta. Con la irrupción de la pandemia redujo los sueldos de sus empleados, devolvió cuatro aviones y se quedó solo con uno, y en tierra. 

En diciembre reanudaron la actividad, pero ya no desde El Palomar dado que el Gobierno decidió cerrar ese aeropuerto. Actualmente, Flybondi tiene su base de operaciones en Aeroparque (lo que le permitió llegar a un nuevo público, que no conocía o desconfiaba de las low cost) y tiene una posición en Ezeiza, donde operan algunos de sus servicios. 

Según aseguró Mauricio Sana, CEO de Flybondi, en noviembre la empresa tuvo un récord de ocupación al llegar al 92% y superó los niveles de 2019, el año previo a la pandemia. También aumentó la cuota de mercado que tiene la aerolínea dentro del país, que en 2020 era de 9% y ahora, tras la modificación del ecosistema aéreo, es de 15%. El ejecutivo consideró que, incluso si competidores como Latam decidieran volver a la Argentina y operar vuelos internos, habría lugar para todos. “Es un mercado totalmente desatendido”, señaló. 

Hacia adelante, la meta de Flybondi es multiplicar la cantidad de pasajeros transportados en 2019; movilizar a 3 millones de personas en 2022 y llegar a 3,4 millones en 2023. Si bien evaluarán la posibilidad de incluir nuevas rutas (actualmente tienen 13 de cabotaje), la prioridad de la empresa es aumentar las frecuencias en aquellos destinos a los que ya sirve y tienen demanda alta. “Por debajo del 85% de la ocupación, no es una low cost”, dijo Sana, al referirse a la estrategia de amortización de costos. De todos modos, planean recuperar las rutas internacionales a Brasil (Río de Janeiro y San Pablo) y las estacionales a Florianópolis y Punta del Este. 

De acuerdo con los últimos registros de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), Latinoamérica es la región que mayor recuperación experimenta en conectividad internacional tras el pozo de la pandemia. En el caso puntual de la Argentina, la organización internacional alertó en los últimos días sobre la posibilidad de que la prohibición del Banco Central de comprar pasajes al exterior en cuotas con tarjetas de crédito afecte el ritmo de repunte. 

Este plan de crecimiento de Flybondi contempla traer cinco aviones Boeing 737-800 NG más al país, lo que implica una inversión de US$42 millones. El desembolso involucrado en “toda la economía del crecimiento” de la empresa para los próximos dos años, asciende a US$250 millones. Por otro lado, se proyecta contratar a 400 empleados más, que totalizarán una plantilla de 970 trabajadores y trabajadoras en 2023. De acuerdo con estimaciones de IATA, cada 1 millón de pasajeros se generan también 3.000 empleos indirectos, por lo que cuando se llegue al objetivo de 3,4 millones de pasajeros transportados se habrán generado alrededor de 10.200 puestos de trabajo por fuera de los que están incluidos dentro de la empresa. 

Tras su reunión con Manzur de este lunes, Sana dijo que en el Gobierno “hay voluntad de ver y rever una política aerocomercial” y que hubo una buena recepción de los planes de Flybondi, aunque no se dieron grandes definiciones. La empresa le mostró sus números al funcionario, entre los que se proyecta un impacto del plan de expansión en las economías regionales de US$496,5 millones.

Por otra parte, Sana consideró que el programa PreViaje es un “modelo exitoso”, que en términos de ocupación demostró ser efectivo y que, luego de los meses iniciales en los que se puso en marcha, logra movilizar pasajeros de manera “fluida”. Tal como anticipó el ministro de Turismo, Matías Lammens, hay planes para convertir en ley la iniciativa y establecerla como una “política de Estado”. 

DT

Etiquetas
stats