"Guerra contra la inflación"

El Gobierno acordó con empresas retrotraer al 10 de marzo los precios de 580 productos

Los precios se dispararon luego de que Alberto anunciara una "guerra" contra la inflación

La Secretaría de Comercio Interior informó este martes que, luego de mantener una serie de reuniones con la Asociación Supermercados Unidos (ASU) y “las principales empresas productoras de bienes de consumo masivo”, se acordó retrotraer los precios de 580 productos al nivel que tenían el 10 de marzo. De esta manera, se daría marcha atrás con “aumentos injustificables”. 

Según pudo saber este medio, la retracción de los precios alcanza a 580 productos de distintas categorías que registraron aumentos mayores al 10% desde el 10 de marzo y debería comenzar a reflejarse en las góndolas a partir de mañana. El listado de los bienes involucrados y los valores a los que deberán ofrecerse en los comercios no fueron detallados por la oficina que lidera Roberto Feletti (según se explicó, porque es información de uso interno que las empresas envían en formato de declaración jurada), lo que dificulta la fiscalización por parte de los consumidores. 

El Gobierno detectó “incrementos excesivos” a partir de los relevamientos diarios que hace la Secretaría de Comercio Interior tanto de forma presencial como en base al Sistema Electrónico de Publicidad de Precios Argentino (SEPA). Los mayores aumentos se registraron entre el miércoles 16 y el viernes 18 de marzo. Es decir, luego de que el presidente Alberto Fernández anticipara en un acto en Malvinas Argentinas que a partir del viernes de esa semana libraría una “guerra” contra la inflación. 

“En una economía normal nunca se habla de subas justificadas o no justificadas; eso es un término de prensa. A nosotros nos aumentan las cosas, aumentamos los precios; es tan simple como eso”, argumentó en conversación con este medio un ejecutivo de una multinacional de alimentos. 

Las cadenas que presentaban mayores niveles de suba son Walmart/Changomas y Cencosud (Jumbo, Vea y Disco), según se informó oficialmente. La Secretaría observó que “algunas empresas como La Serenísima (Mastellone) y Molinos Río de la Plata están priorizando el abastecimiento a los comercios de proximidad por sobre los supermercados, atentando así contra el programa +Precios Cuidados, que funciona en las grandes cadenas de todo el país”. 

Según se detalló, las empresas mencionadas “operan contra el establecimiento de una canasta regulada, que obra como ancla antiinflacionaria, garantizando el acceso de las y los argentinos a una amplia y diversa cantidad de bienes de consumo masivo”. Ambas compañías fueron consultadas por elDiarioAR, pero no emitieron comentarios al respecto.  

Fuentes cercanas a la empresa señalaron que la Serenísima “está abasteciendo con normalidad tanto en supermercados como en negocios de cercanía, aportando los volúmenes acordados para el Programa Precios Cuidados”. Además, aseguraron que la firma “contribuye en ininterrumpidamente en Precios Cuidados desde enero de 2014, cuando comenzó este programa”.

Feletti señaló que también tuvieron ese comportamiento la semana pasada los frigoríficos exportadores nucleados en el Consorcio ABC, “que intentaron boicotear el programa Cortes Cuidados, lo que motivó una intimación de Comercio Interior y la subsiguiente actuación del Ministerio de Agricultura para garantizar su funcionamiento”. 

Por este motivo, la oficina gubernamental anticipó que las empresas esas empresas serán convocadas en los próximos días para que “den explicaciones sobre su accionar” y, en caso de ameritar, se les aplicarán las “sanciones correspondientes”.

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, que trabajó junto a Feletti en la gestión de estas medidas, ya había anticipado que se buscaría llegar a acuerdos con las firmas por la vía de la “persuasión”, pero que también se aplicaría “el peso de la ley” en caso de ser necesario. Ante incumplimientos, se apelará a multas y sanciones definidas por la Ley de Abastecimiento u otras normativas vigentes. 

DT

stats