Guzmán viaja a Francia para negociar una prórroga con el Club de París y con agenda energética

Martín Guzmán va a Francia a negociar con el Club de París.

elDiarioAR


0

El ministro de Economía, Martín Guzmán, viaja este lunes a Francia para avanzar en las negociaciones con el Club de París, tras cerrar el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y lograr prorrogar hasta el 31 de marzo los dos pagos de capital que enfrentaba la Argentina el 21 y 22 de esta semana, informó la cartera.

El ministro tiene previsto reunirse mañana con el presidente del Club de París, Emmanuel Moulin, precisaron desde el Ministerio de Economía.

Tras las negociaciones emprendidas por Guzmán, la Argentina había alcanzado en junio del año pasado un “puente de tiempo” con el Club de París hasta 31 marzo de 2022.

El entendimiento había evitado el default e implicó un alivio financiero para la Argentina de US$ 2.000 millones.

Además, el ministro participará de un encuentro ministerial de la Agencia Internacional de Energía que reunirá a las máximas autoridades de energía de los países líderes, para coordinar acciones en el contexto de la crisis energética mundial.

También mantendrá reuniones con empresas del sector energético.

“Crisis energética global”

Antes de su partida rumbo a París, Guzmán afirmó que la crisis internacional y la volatilidad de los precios internacionales de los commodities están generando un impacto “neutral” en la balanza de pagos de la Argentina, situación que requiere “ir calibrando” la cuestión fiscal.

Así lo aseguró Guzmán tras recorrer la Exposición Argentina Oil & Gas que hasta el miércoles se desarrolla en el predio de La Rural, ocasión en la que mantuvo un encuentro con los directivos de las principales operadoras de hidrocarburos.

“El shock en la balanza de pagos, a los precios de hoy, es neutral, pero la situación cambia todo el tiempo porque hay muchísima volatilidad en todos los frentes; en el frente de energía y en los otros commodities”, afirmó Guzmán al referirse a una de las principales preocupaciones fiscales por el costo que se espera la volatilidad de precios en las cuentas públicas.

Al respecto, aseguró que “se compensa el impacto que tiene el shock en los commodities -tanto en granos como en el oro, en los productos de la minería en general- con el shock en la energía, dadas las necesidades de importación para la Argentina”.

La Argentina es un importador importante de GNL durante los meses de invierno, y el año pasado esa cuenta demandó del tesoro recursos por unos US$ 1.100 millones, se espera que la cifra se multiplique en 2022 por la escalada de los precios del gas internacional.

“El mundo está viviendo una crisis energética global: una crisis de la distribución en general con el impacto que tiene la situación geopolítica tanto en los commodities como en la energía” y para la Argentina “esto implica un shock multidimensional” afirmó.

“Necesitamos garantizar condiciones que acompañen al proceso de normalización macroeconómica, y que además garantice el abastecimiento de mercado interno, agregó tras enfatizar que se deben ”buscar los desafíos inmediatos a corto plazo y potenciar las oportunidades de desarrollo de sector“.

Al respecto, dijo que el Gobierno nacional quiere generar las condiciones para que la Argentina exporte Gas Natural Licuado (GNL), para lo cual trabaja en generar las condiciones macroeconómicas y de reglas de juego que permitan incrementar las inversiones y la producción.

Con información de agencias.

IG

Etiquetas
stats