Ante la inflación del 7% mensual, el Banco Central reacciona con una fuerte suba de tasas del 69,5% al 75%

Pesos argentinos

Después del mal e inesperado dato del 7% de inflación de agosto, el Banco Central, que preside Miguel Pesce, reaccionó este jueves con una fuerte suba la tasa de política monetaria de 550 puntos básicos, con lo que el interés nominal anual de las Letras de Liquidez (Leliq) a 28 días pasó de 69,5% a 75%. La medida mejorará el rendimiento de plazos fijos, pero encarecerá el crédito. Mientras tanto, el ministro de Economía, Sergio Massa, recuerda que al asumir ya había adelantado que agosto y septiembre serían meses de alta inflación. Pero su plan consiste en enfocarse primero en la “estabilización macroeconómica”, es decir, ajuste fiscal y monetario y acumulación de reservas, para después centrarse “en la lucha contra la inflación, que va a ser un trabajo enorme”, según explicó de regreso de Estados Unidos.

¿Y ahora qué podrá ayudarnos a bajar la inflación?

¿Y ahora qué podrá ayudarnos a bajar la inflación?

El economista Juan Miguel Massot, de la Universidad del Salvador, advierte que “cuando se entra en procesos inflacionarios como el actual en que los precios, salarios, dólar y tarifas se retroalimentan a tasas promedio mensuales elevadas como las de este año, tiende a pensarse que para bajarla a un dígito anual o dos dígitos bajos en un tiempo razonable, por ejemplo, dos años, se tiene que aplicar un plan de estabilización integral, consistente y que genere un cambio estable en las expectativas de los agentes”. “Eso hoy no está presente. Por lo que si la estrategia fiscal, monetaria y cambiaria de corto plazo del Gobierno da resultado, en cuanto que logra instrumentarse y resulta creíble, podría estabilizar la tasa de inflación mensual un rango ente 4 y 6%. Pero eso hay que verlo mes a mes, porque por ahora las expectativas de inflación mensual son superiores y no se vislumbra un cambio. Podríamos decir que en el corto plazo mandan la inercia y los ajustes de regulados (tarifas de servicios públicos) iniciados por el Gobierno, si es que no nos topamos con un cimbronazo local o externo que nos conduzca a una espiralización”, concluye Massot.

En pos de aumentar el incentivo al ahorro en pesos, el Central elevó este jueves los límites mínimos de las tasas de interés sobre los plazos fijos para personas, con un nuevo piso en 75% anual para las imposiciones a 30 días hasta 10 millones de pesos. Para el resto de los depósitos a plazo fijo del sector privado la tasa mínima garantizada se establece en 66,5%. 

La autoridad monetaria atribuyó el alza al hecho de que la inflación de agosto, aunque menor a la julio, superara a la de los meses previos. Por eso, “considera necesario incrementar una vez más la tasa de política monetaria y consolidar así el proceso de normalización de la estructura de tasas de interés activas y pasivas de la economía para ubicarlas en un terreno positivo en términos reales”, es decir, por encima de la inflación.

Ya en sus Objetivos y Planes para 2022, el Central había informado que comenzaba a dejar atrás el periodo de “políticas excepcionales” generado por la pandemia, es decir, las tasas negativas, y retomaba los lineamentos enunciados en enero de 2020. “Ahora se ajusta la estrategia con el objeto de establecer un sendero de tasa de interés de política de manera de propender hacia retornos reales positivos sobre las inversiones en moneda local y de preservar la estabilidad monetaria y cambiaria. Al mismo tiempo, las nuevas tasas permitirán consolidar la estabilidad cambiaria y financiera y potenciar la acumulación de reservas internacionales”, se esperanzó la entidad que preside Pesce.

“La autoridad monetaria continuará calibrando la tasa de interés de política en el marco del proceso de normalización de la política monetaria en marcha, prestando especial atención a la evolución pasada y prospectiva del nivel general de precios y a la dinámica del mercado de cambios”, agregó. “Teniendo en cuenta los senderos esperados para la base monetaria y el resto de los agregados monetarios”, la política de tasas de interés que lleva adelante el Central “resulta consistente” con una reducción del stock de pasivos remunerados (Leliq, Notaliq y Pases) en términos del PBI durante 2023, prometió.

AR

Etiquetas
stats