Para la interventora del Ente Regulador de la Electricidad, el alza de tarifas no debe dañar el salario

Edenor fue vendida el año pasado a Manzano, Vila y Filiberti.

0

Las audiencias públicas sobre las tarifas de luz finalizaron este martes con el mensaje de quien decidirá sobre ellas, la interventora del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE), Soledad Manin. “El objetivo final es acoplar la política energética y tarifaria a la recuperación económica, utilizando de manera eficiente los recursos. Es decir, que el incremento en las facturas tiene que acompañar a la recuperación de la economía y no tiene que afectar el poder adquisitivo de los salarios”, sostuvo Manin, en línea con la línea cristinista de que los incrementos no sean tan altos como los que había planteado el ministro de Economía, Martín Guzmán, en el presupuesto 2021. Sin embargo, Manin habló de uso "eficiente" de los subsidios, en línea con la preocupación manifestada por Guzmán y, a diferencia del interventor del Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas), Federico Bernal, que sostuvo a principios de mes que "no es objetivo de la política energética que el déficit fiscal sea menor". 

Alta tensión

Alta tensión

Manin mencionó una auditoría elaborada por el ENRE en junio pasado sobre la revisión tarifaria integral (RTI) hecha por el gobierno de Mauricio Macri para las distribuidoras Edenor y Edesur y que concluyó que "las tarifas aplicadas por Cambiemos no fueron justas, ni razonables ni transparentes". Por eso, "se recomendó su nulidad". "El incremento de las facturas en el período 2015-2019 para un hogar promedio fue de 731% en términos reales (ajustado por inflación) y de 3.222% en términos nominales”, agregó Manin.

También se refirió a las inversiones prometidas por las distribuidoras de la ciudad de Buenos Aires y el conurbano a cambio de los tarifazos macristas. "El plan de Edenor superó en más de $ 10.000 millones al de Edesur. Los planes no los cumplieron en 2017 y 2018 en el caso de Edenor. Y Edesur no cumplió en 2019, aunque con un porcentaje de cumplimiento en torno al 80% del plan”, evaluó Manin. Edenor pertenecía a Pampa Energía, de Marcelo Mindlin, que el año pasado la vendió a José Luis Manzano, Daniel Vila y Mauricio Filiberti. Edesur es de la italiana ENEL.

"De la auditoría también se desprende que los estados contables de las concesionarias muestran una situación económico-financiera delicada, a pesar de la recomposición de sus ingresos", reconoció Manin. "La causa de esto fue por varios fenómenos: la demanda proyectada fue menor que la real y el costo financiero fue muy elevado, incluido el peso de las sanciones, por lo que la incobrabilidad resultó mayor a la estimada. Se garantizará que las concesionarias cuenten con los fondos necesarios para solventar la operación y mantenimiento y realizar las inversiones requeridas para la calidad deseada”, añadió.

En la audiencia, Edesur propuso aumentos de tarifas del 34% para clientes residenciales y del 45% para el resto. Edenor pretende incrementos del 31% promedio, incluido un 28% para hogares.

AR

Etiquetas
stats