Kulfas les dio 24 horas a las grandes empresas de alimentos para que retrotraigan los precios

Kulfas habló en una acotada rueda de prensa.

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, reclamó este lunes a ejecutivos de grandes empresas de alimentos y cadenas de supermercados que retrotraigan sus precios a los que tenían a principios de marzo. Su cartera ha detectado que varias de ellas encarecieron sus productos entre el 10% y el 20%. “Es un pedido, una exigencia, de que seamos responsables en este momento tan difícil del mundo”, alegó.

Por qué hay inflación y cómo hacerla bajar en el Gobierno de unos contra otros

Por qué hay inflación y cómo hacerla bajar en el Gobierno de unos contra otros

“Vimos algunas listas de precios con aumentos inesperados, inusitados, sin proporcionalidad con lo que venía ocurriendo con la economía argentina”, dijo Kulfas, en una rueda de prensa solitaria, con el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, sentado en primera fila. “Fue una reunión constructiva, mostramos ejemplos, hubo sorpresa, hubo momentos de tensión porque hubo negación de esos aumentos, no se hacían cargo, responsabilizaban a supermercados mayoristas y minoristas. Convenimos en darnos 24 horas para determinar cuáles son las responsabilidades de la industria, los intermediarios, los mayoristas, los minoristas, y los aumentos que no justifican que vuelvan al 8 o 10 de marzo”, reclamó.

Kulfas dijo que por ahora no difundirá los nombres de las compañías que remarcaron. “Vamos a esperar antes de salir con eso”, comentó. Este domingo, en Página/12 se publicaron algunas empresas: Molinos Río de la Plata (de la familia Perez Companc), Molino Cañuelas (de los Navilli), Mastellone (la dueña de la marca La Serenísima que está controlada por Arcor, de Luis Pagani), AdecoAgro (que comercializa la leche Las Tres Niñas y Apóstoles, y que pertenece a Mariano Bosch) y la norteamericana Coca-Cola. El ministro dijo que trabajará “de manera mancomunada, con persuasión y con las herramientas del Estado”. “No vamos a convalidar que se esté jugando con la mesa de los argentinos. Es una industria que ha crecido, con balances con ganancias”, agregó.

El miércoles Feletti anunciará más medidas puntuales para extender los Precios Cuidados a los comercio de cercanía, algo que por ahora nunca se ha concretado, como la aplicación de la ley de góndolas para diversificar la oferta e incluir a las pymes. El secretario además trabaja con Kulfas y el Mercado Central, que preside Nahuel Levaggi, en la elaboración de un fondo para comprar productos frescos como frutas, verduras y hortalizas, que también se han disparado.

Kulfas también detalló el funcionamiento del fideicomiso para subsidiar alimentos derivados del trigo, como el pan, la harina y los fideos, a través del financiamiento que le proporcionará el aumento de retenciones a la harina y el aceite de soja y al biodiesel, derivado también de esta oleaginosa. Explicó que Feletti será el encargado de administrar ese fondo.

“Entraron en guerra dos países (Rusia y Ucrania) que representan el 30% de la exportación de trigo y el 80% de la aceite de girasol”, explicó el ministro. “El trigo subió de 300 dólares la tonelada a 400. Con el fideicomiso vamos a mantener los precios de febrero a las industrias que se abastecen de harina. ¿Cómo se conforma ese fondo? Básicamente retrotraemos el beneficio (reducción de retenciones de diciembre de 2019) al aceite y la harina de soja y el biodiesel para sumar fondos a ese fideicomiso y compensar a los molinos harineros para que puedan comprar el trigo que está más caro. Esto es lo que estamos haciendo ante este shock inesperado por el salto del precio del trigo, por esta guerra. Vamos a garantizar que no va a faltar el pan, la harina y los fideos en la mesa de los argentinos. Si faltan productos, recurriremos a la ley de abastecimiento”, amenazó.

También recordó que en 2019 el ex ministro de Agroindustria macrista Luis Migue Etchevehere había dicho que aquella rebaja de retenciones era un “curro” de la industria aceitera, pero ahora critica que la suba perjudica a los agricultores. “La suba del precio de la soja compensa cualquier afectación y en cualquier caso la afectación es a seis o siete exportadores”, sostuvo. Ese ranking es encabezado por la norteamericana Cargill, seguida por la china Cofco, la holandesa Viterra, las estadounidenses Bunge y ADM, la holandesa Louis-Dreyfus, Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA), Aceitera General Deheza (AGD, de los Urquía) y Molinos Agro (de los Perez Companc).

“Los productores de trigo no van a sufrir perjuicios, sí el ministro (de Agricultura, Julián) Domínguez les pidió que incrementen la siembra para aumentar la cosecha en un mundo que va a requerir este producto. A molineros y panaderos vamos a exigirles que se cumpla que el nuevo precio llegue a cada eslabón, como hasta febrero. Hoy ponemos en funcionamiento una línea crédito a la industria molinera por 8.000 millones de pesos para que aceleren la compra de trigo”, explicó. “Si no hacemos nada, habrá un traslado masivo de precios”, contraatacó contra las voces de Juntos por el Cambio que cuestionan el alza de retenciones y reclaman que se deje subir los precios, como sugirió Ricardo López Murphy. “Si el precio se estabiliza, el fideicomiso perderá sentido”, prometió Kulfas. También descartó la posibilidad de rebajar el IVA a los alimentos: “En agosto de 2019 el gobierno de (Mauricio) Macri implementó una reducción de IVA y lamento decir que no tuvo un impacto significativo en acceso a la canasta básica, por eso esto requiere un abordaje mucho más amplio”.

AR

Etiquetas
stats