El Ministerio de Economía logró financiamiento extra para cumplir el acuerdo con el FMI, pero a mayores tasas

Ministerio de Economía.

El Ministerio de Economía, que conduce Martín Guzmán y tiene como secretario de Finanzas a Rafael Brigo, obtuvo este jueves $783.500 millones en la primera licitación de deuda doméstica de mayo, en lo que supuso una prueba ante el mercado para cumplir con el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). El Gobierno necesita financiarse con bonos para cubrir el déficit fiscal y no tener que recurrir tanto a la emisión monetaria. Economía logró refinanciar todos los vencimientos del mes hasta la fecha y obtuvo 30.000 millones extra. La mayoría de los analistas consideró exitosa la colocación aunque advirtieron que se pagó mayor tasa de interés y se acotaron los plazos. Una minoría la califica de mediocre.

Sólo un mes y medio para bajar el déficit y la inflación

Sólo un mes y medio para bajar el déficit y la inflación

Se cubrieron todos los vencimientos desde principios de mes hasta el próximo lunes, por unos $753.535 millones. Este viernes, Finanzas podrá obtener mayor financiamiento neto en la segunda vuelta con el Programa de Creadores de Mercado. Se recibieron 1.335 ofertas que representaron un total de valor nominal actualizado de $814.471 millones, adjudicándose un valor efectivo de 783.499 millones

El menú de instrumentos ofrecidos en esta licitación estuvo conformado por siete títulos y dos canastas, con vencimientos entre 2022 y 2027. Se emitió una nueva LELITE que vence el 16 de junio, se reabrió una letra a descuento (LEDE) al 30 de septiembre y se colocó una nueva LEDE al 31 de octubre. Asimismo, se reabrió un bono dólar linked (atado), al 30 de abril de 2024, se emitió un nuevo bono ajustado por CER (índice similar a la inflación) al 9 de noviembre de 2025 y se reabrió el BONCER al 9 de noviembre de 2026. Además, se colocó un nuevo bono del Tesoro (BOTE) en pesos al 23 de mayo de 2027. Por último, se ofrecieron dos canastas de títulos compuestas por la reapertura de letras ajustadas por CER. La primera compuesta en un 20% por una LECER con vencimiento el 21 de octubre próximo y en un 80% por una LECER al 21 de abril de 2023 mientras que la segunda se conformó en un 30% por una LECER al 16 de diciembre próximo y en un 70% por una LECER al 19 de mayo de 2023.

Del total de financiamiento obtenido, el 12% correspondió a instrumentos con vencimiento en 2022, el 22% en 2023, el 1% a 2024, el 5% a 2025, el 1% a 2026 y, el 59% restante a 2027. Asimismo, el 64% del monto adjudicado fue a tasa fija, el 35% fue en instrumentos ajustables por CER y el 1% restante en el instrumento dólar linked.

En el marco del Programa de Creadores de Mercado, se efectuará la segunda vuelta, en la que se podrán recibir y adjudicar ofertas por hasta un 20% del total del valor nominal adjudicado en la licitación del día de hoy para los títulos elegibles del programa. La próxima licitación tendrá lugar el próximo día 27, tal y como fue informado previamente en el cronograma preliminar de licitaciones del primer semestre de 2022.

“Hay que destacar que logró un rollover (refinanciación) de más de 100% después de un abril donde por primera vez en ocho meses no había captado todo el financiamiento que buscaba”, analizó Juan Pablo Albornoz, de la consultora Ecolatina. “Ahora bien, no se qué tan termómetro de mercado pueda ser esta colocación puntual y mayo en sí. ¿Por qué? Aunque los vencimientos de mayo eran y siguen siendo, aún resta una licitación, desafiantes nominalmente, solo un tercio de los vencimientos corresponde a deuda atada a la inflación y más de la mitad era el bono que los bancos usan para integrar encajes, cuyo canje tuvo un 100% de adhesión, algo esperable.

Algunos puntos para destacar. El Tesoro tuvo que enfrentar mayores tasas en las LEDES: incidió la reciente suba de tasas del Banco Central, que para cumplir con la meta de tasa real positiva sigue encareciendo el costo del rolleo nominal al Tesoro. La letra de septiembre tuvo muy poca adhesión, en parte porque ofrecieron un rendimiento menor al del mercado secundario, a pesar de que buscaban poco financiamiento. La letra de octubre sí tuvo éxito, pero todavía son montos chicos para sacar conclusiones y apenas empardaron el rendimiento de la letra de septiembre. Hubo poco apetitivo por el bono dólar linked post-electoral: salió con una TIR (tasa interna de retorno) menor a la del mercado secundario. Hoy la curva dólar linked está invertida: el mercado espera con más probabilidad una devaluación previo a las elecciones“, completa Albornoz.

“Fue una buena licitación”, opina Andrés Borenstein, de Econviews. “Ofrecieron bonos para todos los gustos, lo cual fue una buena estrategia porque no tenían margen para que les fracase la licitación. Con todo lo que ya emitieron en lo que va del año y con el déficit que es más grande en el segundo semestre no tenían margen para que falle”, agrega Borenstein. En cambio, Hernán Hirsch, de FyE Consult, califica la colocación “muy mediocre”. “Por varios motivos: se convalidaron tasas más altas que en licitación previas y el financiamiento neto conseguido es muy bajo respecto de lo que necesita el fisco”.

“La demanda sigue concentrada en títulos CER con vencimientos cortos”, comienza su análisis el economista de uno de los principales bancos del mercado. “El resto es mayoritariamente el bono que sirve como encaje de los bancos. Lo de hoy le sirve al Gobierno para ganar tiempo, pero va a necesitar alguna estrategia para hacer más atractivos los títulos post-2023”, añade. Otro reconocido colega que también prefiere el anonimato opina que se recolectó “un buen monto, pero no pueden extender el plazo”. “Fijate que todos los vencimientos, salvo lo del bono de los bancos, llegan hasta 2023”, apunta.

“BOTE de encaje para bancos e instrumentos con CER... el resto son vueltos”, evalúa Marina Dal Poggetto, de Eco Go. Su colega Gabriel Rubinstein calificó la operación como “buena, aceptable, de acuerdo con lo esperado”. “Acordate que hay una parte de ese bono 2027 para los encajes bancarios. El resto creo que estuvo mejor que la vez pasada porque ofrecieron un menú más atractivo”, concluyó Rubinstein.

AR

Etiquetas
stats