Filmar en pandemia: cuatro curiosidades de la nueva temporada de “El marginal”

Nicolás Furtado es "Diosito" en la cuarta temporada de "El marginal"

elDiarioAR

0

Se estrenó la cuarta temporada de El marginal, la serie que buscó dar un pantallazo de las cárceles argentinas, y aparecieron las críticas a la “crudeza” de la producción o la “verosimilitud” de los hechos que se narran. En esta oportunidad, la obra de Sebastián Ortega e Israel Caetano vuelve al incendio en la prisión de San Onofre, el final de la primera entrega, para continuar con las historias de los personajes principales.

Sin embargo, lo interesante de esta nueva temporada de la tira de Netflix, y de la quinta que saldrá “proximamente”, es que trae curiosidades interesantes en sus desafíos de producción:

El desafío de las grabaciones y sus números

La producción de las temporadas 4 y 5 fue adaptándose a los imprevistos frente al contexto. Como el desafío de tener que grabar remoto, es decir con el director desde su casa mediante la notebook en línea, para ir viendo las escenas e ir dando instrucciones para que las grabaciones pudieran continuar. 

  • El rodaje de ambas temporadas duró 7 meses.
  • La edición y la post producción tuvo una duración de 9 meses, con un total de 1.100 personas trabajando en ella.
  • Las dos temporadas se rodaron en 33 locaciones reales, como juzgados de menores, rutas nacionales, hospitales, cementerios y en 18 espacios construidos dentro de la nueva cárcel, como buzón, sala de visitas, biblioteca, enfermería, pabellones, capilla, baños, oficinas, entre otros. 
  • Se utilizaron 2.926 extras en total para las temporadas 4 y 5.

Puente Viejo, el nuevo hogar de Pastor, Mario Borges y Diosito

La cárcel de Puente Viejo tardó solo 3 meses en realizarse. Construida dentro de una fábrica metalúrgica del año 1912, su estructura tenía la posibilidad de adaptarlo a lo que sería una cárcel real. Los materiales usados fueron principalmente bloques de hormigón y herrería y todo el espacio tuvo una importante transformación de la mano de la directora de arte, Julia Freid. Las características de su diseño fueron inspiradas en cárceles reales de Latinoamérica y algunas que fueron visitadas en Buenos Aires. 

El arte del vestuario

Más de 400 cambios fueron necesarios para toda la producción. Se hizo una búsqueda de prendas particularmente en ferias vintage y se intervinieron las telas con tratamientos de envejecimiento y teñidos. Se evitaron colores saturados y se generaron roturas y desgastes en cada una.

El despliegue de la música

Sebastián Ortega conocía la música de L-Gante, Bizarrap y Pablo Lescano y coincidió con la producción que ellos eran ideales no solo por su popularidad, sino porque iban con el estilo de la serie. Así se generó junto a ellos la cortina musical de la serie. Además, se crearon 80 tracks de música incidental para las temporadas 4 y 5.

Trama

Después del incendio de San Onofre, los destinos de Pastor (Juan Minujín), Mario Borges (Claudio Rissi) y Diosito (Nicolás Furtado), vuelven a cruzarse en el penal de Puente Viejo. El reencuentro entre Pastor y Diosito revivirá fuertes sentimientos para ambos. A esta confrontación se suma César (Abel Ayala), quien fue trasladado allí, y lidera el grupo que representa a la Sub21. Desde afuera, Sergio Antín (Gerardo Romano) operará para adueñarse del poder de la cárcel, enfrentando al director actual. Y Emma Molinari (Martina Gusmán) trabajará para ayudar a Pastor en un nuevo y peligroso intento de fuga.

Etiquetas
stats