El candidato chileno de extrema derecha Kast dice que su fuerza creció y llama a la gente a votar

José Antonio Kast votó en un colegio de Santiago

elDiarioAR

0

El candidato de extrema derecha José Antonio Kast, segundo favorito en las elecciones presidenciales de Chile de este domingo, dijo que su fuerza política ha crecido y que la situación en la que afronta estos comicios es muy diferente a la de los anteriores, en 2017, cuando no llegó al 8% de los votos.

Chile vota en las presidenciales más importantes, decisivas y divisivas de los últimos 30 años

Chile vota en las presidenciales más importantes, decisivas y divisivas de los últimos 30 años

"Es una elección muy distinta, donde nosotros hemos podido crecer, tenemos presencia a nivel nacional, ha habido más exposición pública para nosotros, tenemos una gran cobertura de apoderados de mesa", dijo Kast a la prensa tras depositar su voto.

Las últimas encuestas publicadas en Chile, hace ya 15 días pues están prohibidas en las dos semanas antes de que se abran las urnas, dan a Kast alrededor del 20% de los votos para esta jornada, a la par y en ocasiones por encima del candidato favorito, el izquierdista Gabriel Boric.

De cumplirse los pronósticos, ninguno obtendrá más del 50% de los votos este domingo y ambos se disputarían la presidencia del país en la segunda vuelta, que se celebraría el próximo 19 de diciembre.

"Lo principal es que pueda concurrir mucha gente a votar y que cada uno se pueda pronunciar en libertad", agregó Kast, que sufragó en un colegio electoral en las afueras de Santiago protegido de un importante contingente de seguridad debido a anteriores incidentes en ese lugar cuando fue vocal de mesa en otros procesos electorales.

Considerado como el aspirante de ultraderecha, Kast defendió en varias ocasiones el Gobierno militar de Augusto Pinochet (1973-1990), es contrario al matrimonio homosexual, al aborto e idea la creación de una zanja en el norte del país para evitar la inmigración ilegal.

Él afirma no ser "extremo de nada" sino un candidato de sentido común y durante la campaña fue ganándose a los adeptos más conservadores en detrimento del candidato de la derecha oficialista, Sebastián Sichel, que de todas formas también tiene opciones de pasar a la segunda vuelta.

La indefinición está marcada por la incógnita de la participación electoral, que en los últimos once años solo una vez superó el 50% del padrón electoral, y el alto número de indecisión que arrojaron las encuestas.

El abanico de candidatos lo completan la democratacristiana Yasna Provoste, el progresista Marco Enríquez-Ominami, el izquierdista Eduardo Artés y el economista de derechas Franco Parisi.

Más de 15 millones de chilenos están llamados a las urnas en esta jornada en la que también se renovará totalmente la Cámara de Diputados y parcialmente el Senado.

CB con información de EFE

Etiquetas
stats