Familiares, amigos y personalidades de la política y la cultura dan su último adiós a Almudena Grandes

Los músicos Ana Belén y Víctor Manuel llegan al velatorio

elDiarioAR

0

Familiares, amigos y personalidades de la política y la cultura dieron este domingo su último adiós a la escritora Almudena Grandes, fallecida el sábado a la edad de 61 años a consecuencia de un cáncer. Todos ellos reconocieron su trayectoria literaria.

Almudena Grandes, la escritora que se negó a olvidar

Almudena Grandes, la escritora que se negó a olvidar

El escritor Juan Cruz Ruiz, periodista y adjunto a la dirección del diario El País, lamentó que Grandes "es un talento que muere joven y deja detrás una obra inconmensurable" y describió gráficamente el impacto de su muerte en España: "Es como si hubiera llovido piedras ayer sobre la historia reciente de la literatura".

Por otro lado, Mariano Barroso, presidente de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas, de cuya fundación Grandes era Patrona, puso de relieve que fue una escritora "completamente cinematográfica, por todo el valor de sus personajes, y porque cuenta las cosas de forma profunda y con mucha verdad". Tanto es así que hasta un total de seis obras de la escritora cuentan con adaptación audiovisual.

Concretamente, la primera novela de Grandes, Las edades de Lulú, publicada en 1989, fue adaptada al cine por Bigas Luna. Después llegarían las adaptaciones de Malena es un nombre de tango y Los aires difíciles, ambas de Gerardo Herrero; Castillos de cartón, de Salvador Gracia Ruiz; Aunque tú no lo sepas, de Juan Vicente Córdoba y Atlas de geografía humana, de Azucena Rodríguez.

Además, para Barroso, Grandes contaba "de una manera que generalmente no se cuenta, porque contaba la historia de los vencidos, la 'cara B', que en su caso era la 'cara A', y es una historia muy necesaria". Además, puso en valor que Grandes "deja una obra inmensa llena de dignidad, por lo que escribía y por cómo lo escribía".

Aquellos visiblemente más afectados eran los más cercanos, su grupo de amigos, quienes prefirieron no hacer declaraciones, como los cantantes Ana Belén y Víctor Manuel.

Tampoco los directores de cine Montxo Armendariz y Fernando Leon de Aranoa. Otros, como el músico Joaquín Sabina, estuvieron horas junto a la familia y en particular junto al escritor Luis García Montero, su marido.

Montero, director del Instituto Cervantes, dedicó uno de sus poemas a su esposa fallecida, en el que la despidió con un "hasta siempre Almudena" y versos como "todo se me olvida si tengo que aprender a recordarte".

En el velatorio se vieron bufandas del Atlético de Madrid, el club de fútbol de sus amores, que colgó una foto en redes sociales de Almudena Grandes con la camiseta del equipo.

"Almudena ha sido una mujer comprometida claramente con la palabra, también con nuestra memoria, la memoria colectiva, y comprometida también con su país, porque desde su dimensión y su aportación intelectual ha hecho de nuestro país un país mejor", destacó el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en declaraciones a los medios en el velatorio por la muerte de la escritora en Tres Cantos, cerca en Madrid.

Por su parte, el ministro de Cultura y Deportes, Miquel Iceta, lamentó la "pérdida irreparable" para España de Almudena Grandes y señaló que "se daban en ella la confluencia de varios factores: su gusto por la historia, por la recuperación de la memoria, una calidad de escritura increíble y su carácter feminista y de izquierdas". Añadió que "eso es lo que configuraba una persona única, que explica por qué hoy todos nos sentimos muy tristes y más desvalidos".

En este sentido, el ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, lamentó que Grandes "se ha ido demasiado pronto". "Era una escritora magnífica y excepcional, muy comprometida con la gente olvidada, los humildes, con las personas que no tenían voz; ella se la ponía y hacía que recuperáramos su memoria y su historia", apostilló.

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, puso de relieve la trayectoria internacional de Grandes. "Es una mujer que ha hecho mucho por la imagen, las letras y la cultura española", apuntó, para recordar que sus libros "están traducidos a múltiples idiomas". "Muchos de mis homólogos leen sus obras y me han hecho referencia a ellas", ha rememorado, antes de entrar en el velatorio.

Además, Albares quiso reconocer la contribución tanto de Grandes como de su marido, el poeta Luis García Montero, director del Instituto Cervantes, a "la memoria de este país". "Hoy es un día muy triste, pero su espíritu y su memoria se mantendrán vivos en todos nosotros", expresó.

OTROS HOMENAJES

En la localidad de Rota, en el sur de España, donde la autora tenía una casa, hubo un homenaje en la avenida que lleva su nombre, con una ofrenda floral en un monolito dedicado a Almudena Grandes.

Homenaje que también espera hacerle Madrid, en cuyo Ayuntamiento surgieron iniciativas para que sea nombrada hija predilecta de la ciudad y tenga una calle, plaza o biblioteca en su honor.

El diario español El País publica un artículo de la escritora, que con el título "Unos ojos tristes" se convierte "en la última entrega" de su columna quincenal en este periódico, en el que dejó escritas frases como: “Cada vida es una consecuencia del lugar en el que se han barajado las historias generacionales y las fugas de los destinos”.

CRM con información de las agencias EFE y Europa Press

Etiquetas
stats