Venezuela: la Marcha LGBTIQ+ arcoirisó de pluralismo a Caracas. Chavistas y antichavistas colaboraron en organizar la parada del Orgullo

Cientos de personas fueron registradas este domingo, durante la marcha del Día del Orgullo LGBTIQ+, en Caracas, Venezuela.

Génesis Carrero Soto, elDiario.es / EFE

Caracas, Venezuela —

0

Activistas, diplomáticos, madres, jóvenes, niños y hasta perros se apropiaron de los colores de la bandera LGBTI+ y bañaron con ellos las calles de Caracas en la marcha convocada por este colectivo para cerrar el mes del Orgullo en Venezuela, y el domingo se derramó sobre el lunes, la marea del último día de junio mojó el primer sol de la primera mañana de julio. Miles de ciudadanos atendieron el llamado y salieron a las calles en un recorrido en el que alzaron sus voces para oponerse a la discriminación en la sociedad venezolana, reclamar derechos igualitarios y acompañar las luchas del activismo.

Se trató de la vigésimo primera convocatoria del grupo que organiza las marchas anuales del Orgullo. En este 2022, se propuso una invitación amplia que no solo involucrara a varios sectores políticos selectos. Fue más allá, hasta plantear la idea base del evento de que “es mucho más lo que nos une que lo que nos divide”, tal como explicó a Efe la exdiputada opositora Tamara Adrián.

En familia

“Abrazos de mamá gratis”, escribió Margi Pulido en un cartel con el que recorrió varias calles desde el este y hasta el centro de Caracas.

Junto a su hija, miembro de la comunidad LGBTI+, regaló cariño y alegría a quienes se acercaban a leer su mensaje y aseguró que su intención no es otra que “el apoyo” y mostrar la importancia de que la familia sea empática.

Su hija, Uziel, transgénero, aseguró a Efe que en Venezuela habita una sociedad “retrograda” y que ella espera poder “gritar, ser libre” y ser quien es sin limitaciones.

Otra madre en la marcha fue Adriana Marín, quien, en compañía de su hija menor de edad, recorrió Caracas con la bandera arcoíris exigiendo igualdad y respeto para ella y todos sus amigos.

Su único deseo es que su hija “esté segura todo el tiempo y que sea feliz”, y por ello instó a los padres venezolanos a unirse a la lucha de las mujeres lesbianas, hombres gays, personas bisexuales y trans.

“No tenemos, ni siquiera, por qué estar aquí, porque esto no debería existir si no fuéramos homofóbicos y esa palabra no existiera, porque los heterosexuales no salen a marchar por pelear por sus derechos (...) Simplemente porque somos todos iguales y debemos respetarnos y que cada quien sea libre de querer a quien quiera querer”, dijo Isabel Leal, otra madre presente en la marcha.

Contra la exclusión

Quienes participaron en el recorrido, recordaron que en Venezuela un hombre homosexual no puede donar sangre o una mujer trans está condenada a identificarse legalmente con un nombre que no la representa y, así, una larga lista de prohibiciones.

Por ello, con pelucas, brillo y pintura, o simplemente con prendas sencillas, muchos marcharon este domingo para oponerse a la ausencia de estos derechos y a la exclusión.

Es el caso de Liohan Delgado, una mujer trans que aseguró que serlo en Venezuela representa un alto grado de dificultad.

“Ser trans en Venezuela es difícil porque aquí el Estado no reconoce los derechos de personas como nosotras, no hay ninguna respuesta, no hay cuidado, no hay protección social, no hay salud, no hay derechos en general (...) ni siquiera hay derecho a la identidad, así que aquí en Venezuela es vivir sin derechos, vivir sin identidad y vivir sin opciones”, aseveró.

AGB

Etiquetas
stats