El Partido Popular culpa al Gobierno de la crisis en Ceuta y exige "la devolución inmediata" a Marruecos de todos los migrantes

Ana Beltrán, Pablo Casado y Teodoro García Egea, en una imagen de archivo.

Iñigo Aduriz

0

El Partido Popular ha responsabilizado este martes directamente al Gobierno progresista de la crisis migratoria en Ceuta que ha provocado que en las últimas horas hayan llegado a nado desde Marruecos a la ciudad autónoma unas 6.000 personas, y ha exigido al Ejecutivo su "devolución inmediata" al país vecino. Según han informado fuentes de la dirección del PP, Casado ha mantenido esta mañana una reunión telemática con el presidente de la ciudad autónoma de Ceuta, Juan Jesús Vivas, en la que el líder del PP le ha explicado "que ha llamado al presidente Sánchez con la intención de pedirle que garantice la integridad de la frontera española y la devolución inmediata de las personas que han entrado de manera irregular en España a través de Ceuta".

Presidente de España promete "firmeza" ante la crisis de Ceuta y llama a Marruecos a "cooperar"

Presidente de España promete "firmeza" ante la crisis de Ceuta y llama a Marruecos a "cooperar"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha devuelto este mediodía la llamada al líder del PP y ambos han mantenido una conversación en la que el líder 'popular' le ha trasladado "el apoyo a la soberanía nacional de Ceuta y Melilla" y le ha pedido "garantizar la integridad territorial de las fronteras, de inmediato y con todos los medios que sean necesarios, ante la crisis diplomática que sufren los ceutíes".

Según han informado fuentes de la dirección nacional del PP, Casado ha pedido a Sánchez "el refuerzo de efectivos de la Policía Nacional y Guardia Civil para garantizar la seguridad en el territorio nacional, y del Ejército para proteger la frontera española". También ha pedido "fortalecer las relaciones diplomáticas con Marruecos y proceder a la devolución inmediata de todos los inmigrantes ilegales, y la coordinación con la UE para contener la oleada migratoria con efectivos de Frontex y cooperación internacional". El líder del PP, además, ha apoyado la petición de Vivas de aumentar el número de efectivos del Ejército, del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil, así como una resolución de la crisis diplomática con Marruecos.

Durante un acto en Madrid, Casado ha asegurado que la de Ceuta es una "crisis diplomática advertida desde hace un mes por el PP e incomprensiblemente ignorada y ocultada por el Gobierno". A su juicio, se trata de "una situación de extrema gravedad como no se había dado nunca en la historia democrática". Por ello, ha considerado que el Ejecutivo "tiene que actuar para preservar la soberanía nacional en una ciudad española como Ceuta y tiene que garantizar la seguridad de las fronteras".

Lo que pedirá Casado a Sánchez es "reforzar el ejército para que no haya ninguna vulneración de la soberanía española", así como el "reestablecimiento y el fortalecimiento de las relaciones diplomáticas" con Marruecos. El líder del PP también ha vinculado esta crisis migratoria con las "declaraciones del exvicepresidente" Pablo Iglesias sobre el país vecino. También ha recordado que él ha estado en Ceuta "seis veces" y que eñ Gobierno "siempre tendrá el apoyo" del PP para arreglar la situación.

Maroto: "Todo el mundo preveía esta crisis"

El portavoz del PP en el Senado, Javier Maroto, también ha considerado que se trata de una situación de "máxima emergencia". "Lo que estamos viendo en Ceuta es un caso sin precedentes en el que la soberanía nacional se ve afectada. La capacidad de anticiparse del Gobierno ha brillado por su ausencia", ha denunciado en rueda de prensa.

Así, ante una crisis que según el PP "ha dejado a todo el mundo sin palabras", Maroto ha exigido a Sánchez que "dé respuesta a tres preguntas de forma urgente, inmediata y clara": "¿Por qué sucede esto? ¿Qué es lo que el Gobierno considera como causa fundamental? ¿Por qué, señor Sánchez? ¿Por qué pasa esto?", se ha preguntado.

Para el dirigente 'popular' "esta situación se preveía desde hacía días o semanas" y ha recordado que el líder de su partido, Pablo Casado, "ya tuvo contactos con los principales líderes políticos marroquíes la semana pasada". "Se veía venir y el Gobierno estaba a otra cosa", ha denunciado. "Mientras todo el mundo preveía esta crisis Sánchez estaba preocupado en diseñar un plan para 2050 y en los indultos a los independentistas", ha zanjado.

"Esta crisis se veía venir", ha insistido Maroto, que ha vuelto a preguntarse. "¿Por qué el Gobierno no ha hecho nada hasta el día de hoy?". A renglón seguido, el dirigente del PP ha apostado por las devoluciones en caliente y ha exigdo que "el 100% de las personas que han entrado de forma ilegal sean devueltas a la frontera de Marruecos". "La devolución inmediata sin excepción", ha recalcado.

Errejón plantea sanciones contra Mohammed VI

Frente a este posicionamiento del PP, distintos grupos de izquierda han tildado la crisis en Ceuta de "humanitaria" y han pedido a la derecha y a la extrema derecha que no instrumentalice la problemática para obtener réditos políticos. "En esta crisis siempre aparecen los salvapatrias que hablan de invasión cuando se trata de una crisis humanitaria", ha recordado Joan Baldoví, de Compromís. "La respuesta tiene que ser humanidad, derecho internacional y derecho a la vida", ha añadido Aina Vidal de En Comú Podem. 

El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián ha asegurado, por su parte, que se va a coordinar con otros grupos para "pedir explicaciones" al Gobierno por lo ocurrido en Ceuta. De hecho, al mediodía de este martes, el Grupo Republicano y el Grupo Parlamentario Euskal Herria Bildu han registrado una solicitud de comparecencia conjunta para que el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, para que "explique de manera urgente la gestión de la llegada de miles de personas migrantes a Ceuta, teniendo en cuenta las expulsiones sumarias llevadas a cabo y la militarización de la crisis humanitaria mediante el despliegue del Ejército".

Íñigo Errejón, líder de Más País, ha planteado en cambio que se aprueben "sanciones" contra Marruecos en el seno de la Unión Europea, contemplando incluso la intervención de las cuentas del rey Mohammed VI, y ha considerado que "el Gobierno español tiene que enviar un mensaje firme a Marruecos". "El Gobierno tiene que volcarse con medios y tiene que liderar una iniciativa conjunta en la UE", ha dicho, frente a una "monarquía que utiliza a seres humanos" contra España "porque España le dio asistencia médica a un dirgente saharaui que estaba enfermo terminal".

"No puede ser que Marruecos nos esté chantajeando permanentemente", ha zanjado. Además, ha denunciado que el líder de Vox, Santiago Abascal, haya viajado a Ceuta sembrando "discordia, enfrentamiento, preocupación y racismo".

Etiquetas