Guerra en Ucrania

Rusia dice que hay riesgo de una Tercera Guerra Mundial nuclear y Ucrania responde que quiere “asustar” a sus aliados

El ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov EFE/EPA/MAXIM SHIPENKOV

Vanesa Rodríguez

elDiario.es —

0

Tras dos meses de ofensiva rusa en Ucrania, un nuevo aviso sobre la escalada del conflicto llega desde Moscú. El ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, dijo este lunes que el peligro de una Tercera Guerra Mundial nuclear “es grave, es real y no debe subestimarse”. Lo hizo tras amenazar a los países occidentales que envíen armas a Ucrania, asegurando que esos contingentes son un “objetivo legítimo” para Rusia. El portavoz de Exteriores ucraniano, Dimitro Kuleba , ha respondido que la retórica amenazante de Rusia se debe a que sienten “que están perdiendo la batalla”.

Una guerrilla clandestina toma en silencio las calles de Rusia para protestar contra la guerra

Una guerrilla clandestina toma en silencio las calles de Rusia para protestar contra la guerra

En una entrevista en la televisión estatal rusa, Lavrov aseguró que “el peligro de tal conflicto [una guerra nuclear] es grave, es real y no debe subestimarse” y añadió que aunque “la posición de principios” de Rusia es que esta guerra sería “inadmisible”, existen “riesgos bastante significativos” que podrían desatar un conflicto mayor.

El ministro de Exteriores ruso señaló al envío de armas a Ucrania por parte de sus aliados occidentales, y amenazó con atacar estos contingentes por ser “objetivos legítimos”.

Lavrov acusó a Zelenski de “provocar” una escalada en el conflicto y aseguró que el envío de armas a Kiev “echa leña al fuego”. “La OTAN, en esencia, está involucrada en una guerra con Rusia a través de un representante y está armando a ese representante”, añadió.

En su entrevista, el portavoz ruso de Exteriores cargó directamente contra EEUU por el envío de armas a Ucrania: “Este es otro ejemplo más de la falta de limpieza de los estadounidenses en términos del derecho internacional y en términos de la introducción de sus propias reglas bajo el principio 'Hago lo que me place”.

La amenaza de Rusia llega ante la visita del secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, a la base militar de Ramstein (suroeste de Alemania), donde tendrá lugar un encuentro de ministros de Defensa para fijar “el marco” de la ayuda militar a Ucrania en su guerra contra Rusia.

Al comienzo de la reunión, Austin dijo que hasta el momento más de treinta países aliados, junto con Estados Unidos, han anunciado ayudas a Ucrania por valor de más de 5.000 millones de dólares.

La respuesta desde Ucrania llegó a través del ministro de Exteriores, Dimitro Kuleba, que ha asegurado que cuando Rusia habla de la posibilidad de que se desate una Tercera Guerra Mundial, esta vez nuclear, es porque siente que está perdiendo la batalla en Ucrania.

“Rusia pierde la última esperanza de asustar al mundo para que no apoye a Ucrania. De ahí que se hable de un peligro 'real' de la Tercera Guerra Mundial. Esto significa que Moscú siente la derrota en Ucrania. Por lo tanto, el mundo debe redoblar su apoyo a Ucrania para que prevalezcamos y salvaguardemos la seguridad europea y mundial”, ha escrito Kuleba en su cuenta de Twitter.

Las declaraciones de Lavrov y su homólogo ucraniano se producen mientras el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, se encuentra en Moscú, donde tiene previsto reunirse con el ministro de Exteriores y el presidente ruso, Vladimir Putin.

Tras su encuentro, viajará el jueves a Ucrania, donde se reunirá también con Kuleba y con el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski.

El objetivo de Guterres es desatascar las negociaciones y arrancar algún compromiso de alto el fuego o garantías para que funcionen correctamente los corredores humanitarios.

En la entrevista con el canal ruso, Lavrov aseguró que continuarán las conversaciones de paz y que el objetivo es alcanzar “un tratado”, pero advirtió que este se basará en “la situación actual de las operaciones militares”, algo que indica que Moscú busca una posición de fuerza antes de volver a sentarse a negociar.

China llama al diálogo

Tras las declaraciones de Lavrov, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Wang Wenbin, ha hecho un llamamiento a resolver el conflicto a través de la vía diplomática.

“Nadie quiere la Tercera Guerra Mundial, (...) es necesario fomentar las conversaciones de paz [entre Rusia y Ucrania]”, ha dicho en una sesión informativa recogida por la agencia rusa TASS.

Según Wang Wenbin, no se debe permitir que el conflicto armado en Ucrania se prolongue y señaló la necesidad de prevenir las consecuencias negativas que podría del conflicto de Ucrania no solo para Europa, sino para el mundo entero.

“Esperamos que todas las partes involucradas muestren ecuanimidad y eviten una escalada [del conflicto]”, ha respondido al ser preguntado por las palabras de Lavrov.

Etiquetas
stats