Opinión

Chequeando a chequeado: infodemia y medios públicos

Los medios públicos estrenaron un spot animado para alertar sobre la infodemia

0

El domingo 9 de mayo, la colega Laura Zommer, Directora de chequeado.com, publicó una columna en este diario, en la que criticaba el video sobre la infodemia que los medios públicos en su conjunto presentamos hace algunas semanas. Su mirada sesgada le impidió evaluar el contenido y la intención de ese video, que tuvo el objetivo de alertar sobre los peligros que enfrenta la ciudadanía ante la proliferación de noticias falsas, particularmente en el contexto de pandemia.

Zommer intenta darnos clases de ética e independencia periodística; busca marcar la cancha sobre lo que deben y no deben hacer los medios públicos, e inventa una motivación imposible de detectar en el mensaje en cuestión.

Según su interpretación el video asegura que sólo los medios públicos son garantía de información confiable. Utilizando el código popularizado por chequeado.com debo calificar esa afirmación como FALSA. Cualquiera que vea el video puede darse cuenta que está sostenido en un guión que busca hacer un paralelismo entre la infodemia y la pandemia, asociando a la información engañosa con un virus del cual hay que cuidarse; para luego hacer una serie de recomendaciones que, deliberadamente, recorren los mismos caminos que los consejos para protegerse del Covid 19. En ningún momento de ese guión los medios públicos nos arrogamos la exclusividad en la batalla contra la información falsa; sólo nos ofrecemos como lo que somos: una opción serena y poco ruidosa a la hora de brindar noticias en un contexto donde es necesario llevar tranquilidad ante tanta incertidumbre.

La directora del emprendimiento que se hizo conocido por escrutar los dichos de funcionarios y dirigentes políticos aprovecha la oportunidad para aseverar que el mensaje propone “sacar a los medios privados de la ecuación”. Vuelvo a usar el código de chequeado.com: esto es ENGAÑOSO. No suscribimos una visión maniquea en la que todos los medios públicos son nobles y los medios privados son monstruosos. No creemos en eso. Sólo advertimos sobre el peligro que supone la proliferación de información falsa, en especial en las redes sociales.

Más allá de las interpretaciones, resulta curioso observar como la llegada al gobierno de movimientos populares despierta automáticamente el interés en los medios públicos de los campeones del “periodismo independiente”.

¿Cuántas columnas escribió Laura Zommer mientras Hernán Lombardi y compañía desfinanciaban, vaciaban y destruían moral y materialmente a los medios públicos y a sus trabajadores y trabajadoras?

¿Se preocupó Laura Zommer por el estado en el que nuestra gestión recibió a la Agencia Telam a la que ahora critica? ¿Se preguntó Laura Zommer por qué Lombardi armó una redacción paralela fuera de la agencia para controlar que los cables de noticias respondieran a sus intereses partidarios?

Lo que seguro no preguntó ni se ocupó de averiguar Zommer es qué estuvimos haciendo los medios públicos desde el 10 de diciembre de 2019. Laura, acá van algunas acciones que podés someter al chequeo de tu redacción.

Mientras reconstruíamos el desastre que dejó el macrismo ofrecimos:

  • 14 horas diarias de clases por radio y televisión, a través del programa Seguimos Educando, junto con el Ministerio de Educación.
  • Trabajo digno para hombres y mujeres de nuestra cultura, afectados por las restricciones en la industria del entretenimiento.
  • Contenidos audiovisuales de origen nacional para que los creadores y creadoras perciban por lo menos sus derechos.
  • Información serena y confiable en todos nuestros espacios de noticias. Y cuando decimos serena hablamos de un tono que evita el alerta permanente, tan innecesario como nocivo.
  • La plataforma Confiar, creada por Télam con apoyo del Conicet, para combatir a la infodemia. Vale aclarar que chequeado.com no tiene el monopolio del chequeo de la información ajena.
  • Protocolos de tratamiento, tanto periodístico como de ficción, en temáticas complejas como violencia de género, consumos problemáticos y discapacidad.
  • Articulación de una red nacional de medios públicos, cooperativos, universitarios y de gestión social para compartir experiencias de comunicación en contextos de pandemia.
  • Creación de piezas audiovisuales de concientización sobre el Covid 19, que apuntaron a reforzar recomendaciones en las distintas etapas de la emergencia sanitaria.
  • Discusión de un Código de Ética de la Televisión Pública, una iniciativa de la que participan trabajadores y trabajadoras, expertos y expertas, catedráticos y catedráticas y autoridades del canal.

Es obvio que en la situación actual todo lo que hacemos es poco, pero es mucho al lado de lo que (no) hicieron quienes nos antecedieron. Dejaron a los medios públicos inermes porque los desprecian. Y es lógico, a quienes glorifican el mercado no les interesa lo público. Nosotros le hablamos a ciudadanos, no a consumidores. Tenemos un compromiso ineludible: ofrecer una comunicación creativa, innovadora y federal. Falta un montón, pero estamos en camino.

Etiquetas
stats