Alison Blake, primera mujer designada por Londres gobernadora de Malvinas

Alison Blake

0

En menos de 24 horas, el nombre de Alison Marie Blake cobró fama inmediata en Argentina, después de ser designada como nueva gobernadora de las Islas Malvinas: ese cargo ambiguo, que representa a la corona británica en las islas, que algunos tildan de decorativo pero que tiene, en realidad, suprema autoridad. Su imagen se ha vuelto viral en las últimas horas: el pelo lacio, rubio o castaño, los incisivos separados y la mirada escéptica, con finísimas cejas rubias arqueadas tan lejos como es posible sobre los ojos azules. En su perfil de Linkedin, se define así: “Apasionada por la diversidad, la inclusión y el empoderamiento de género. Experta en ejecución y análisis de políticas, gestión empresarial y de crisis, relaciones gubernamentales e internacionales y cuestiones humanitarias y de desarrollo”.

Blake lleva poco más de tres décadas al servicio del gobierno inglés. Graduada en historia antigua y moderna en el Merton College de Oxford, trabajó como arqueóloga en el Museo de Londres, y en 1989 se incorporó al Ministerio de Defensa como asistente privada del secretario de esa cartera del gobierno británico. En 1996 ingresó al Ministerio de Relaciones Exteriores ocupando cargos de altísima importancia. Su último puesto, antes de su reciente designación como gobernadora de Malvinas, fue como embajadora británica en Afganistán: vivió en Kabul de 2019 a 2021, y fue una de las caras visibles durante el retiro de tropas británicas ante la crisis durante el levantamiento talibán.

La carrera de Blake ostenta varios puestos de alto perfil en las últimas décadas. A fines de los 90 vivió casi cuatro años en Bruselas, oficiando como secretaria de operaciones de la delegación británica ante la OTAN. Entre 2011 y 2005 trabajó en la embajada británica en Washington como secretaria de seguridad euroatlántica. La segunda década del siglo XXI regresó a Inglaterra, donde encabezó el Conflict Group del Ministerio de Relaciones Exteriores, y luego fue designada comisionada en dos países del Commonwealth: primero en Pakistán (2011-2014) y luego en Bangladesh (2016-2019).

La noticia de su designación como gobernadora llegó a las islas mientras se conmemoraba el Commonwealth Day, la celebración anual en que los 54 miembros, entre territorios de ultramar como Malvinas o Gibraltar, y países ex colonias británicas como Canadá o Sudáfrica, festejan ser parte de la mancomunidad de naciones que forman parte del antiguo imperio.  Mientras se conocía la noticia, los isleños realizaban una pequeña ceremonia en la que pusieron la bandera de la Mancomunidad junto a la bandera de las islas en Victory Green, en un mástil al lado de donde, hasta hace unos días, flameaba la bandera ucraniana, que había sido izada tomando posición en el contexto de la guerra en Europa.

Designación y recambio

En julio, Alison Blake viajará a las islas Malvinas para asumir su cargo, y radicarse en la Casa de Gobierno, el antiguo y lujoso edificio blanco de techos verdes construido por Richard Moody en 1845, donde ya vivieron cuarenta y siete gobernadores ingleses y un argentino, el general Mario Benjamín Menéndez, durante los dos meses de 1982 que estuvieron allí las tropas argentinas.

Allí le cederá su puesto Nigel Phillips, que está designado en las islas desde 2017. Ha sido el decimosegundo gobernador desde la posguerra, y el hombre que más tiempo ha durado en el cargo en los últimos cuarenta años. Phillips se unió a la Fuerza Aérea Británica en 1984 y luego hizo una importante carrera como diplomático. En 2017, cuando fue designado gobernador de las islas, oficiaba como jefe de Estudios Estratégicos sobre Rusia y Política de Europa en el Ministerio de Defensa británico.

Las dos veces que viajé a las islas, en 2018 y 2019, el gobernador Phillips estaba en Europa. Después de entrevistar a varios miembros de la Asamblea Legislativa – que son los funcionarios elegidos por el voto de los isleños - pensé que la función del gobernador era más bien decorativa. Es que las leyes, el presupuesto y los servicios sociales los definen los funcionarios locales, y de la defensa se encargan los militares que están en la base, bien retirada y con escaso contacto con el resto de las personas de las islas. Pero basta echar un vistazo a la Constitución local para entender que, aunque el gobernador tiene en general un rol protocolar, oficia un poder de control total sobre las decisiones locales.

La Carta Magna, sancionada en 1985 y reformada en 2009, establece que el gobernador – a partir de julio, la gobernadora – es la representante de la reina y del gobierno británico en las islas, preside el Consejo Ejecutivo y desde allí articula con los funcionarios locales elegidos por los isleños. Los proyectos no se convertirán en ley hasta no ser aprobados por ella, que además tendrá la potestad de disolver la asamblea en cualquier momento. Será, además, la única capaz de conferir el status de isleño a los inmigrantes que soliciten radicarse en las islas.  

Blake llegará en un contexto donde se ha dificultado cualquier acercamiento con Argentina, ante nuevos roces que han ido creciendo durante la pandemia. Desde el rechazo de los isleños a la ayuda ofrecida por el gobierno argentino en 2020, hasta las recientes quejas por supuestos impedimentos que habrían recibido en las islas para la realización de vuelos humanitarios. Tanto Nigel Phillips como Alison Blake serán parte de las actividades largamente programadas, por los 40 años de la guerra, que se realizarán durante todo el año e incluirán cenas de gala, encuentros con ex combatientes, exposiciones fotográficas y lecturas públicas.

El gobierno local ha llamado, a este año conmemorativo especial, “Mirando hacia los cuarenta”. En un comunicado oficial señalan que es “un momento para reflexionar sobre los logros que se han conseguido con la libertad ganada con tanto esfuerzo, y para mirar hacia los próximos 40 años de vida en las Islas”.

 EP

 

 

Etiquetas
stats