Coronavirus

Cafiero cuestiona a Rodríguez Larreta por las aperturas y dice que la ciudad "va a estar incumpliendo el DNU"

El jede de Gabinete, Santiago Cafiero

elDiarioAR

0

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, sostuvo este sábado que el jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, "vuelve a confundir a los porteños" ya que "está insistiendo con actividades y acciones que no están permitidas en las zonas de alarma epidemiológica y sanitaria" por la cantidad de casos de coronavirus.

"Hay que esperar y ver esos números para confirmar que la ciudad haya descendido a la categoría de 'alto riesgo'", dijo Cafiero en declaraciones a radio Mitre, en las que insistió en que Rodríguez Larreta "no cumplió la norma nacional y tomó la decisión de mantener las clases a pesar de tener saturado el sistema de salud".

Más tarde, en declaraciones a radio La Red, dijo que -con las medidas anunciadas ayer por Rodríguez Larreta- "la ciudad va a estar incumpliendo el DNU, porque al día de la fecha no tienen el riesgo epidemiológico que los haya hecho bajar de alarma a alto riesgo".

"Ellos deben tener una proyección de que seguirán bajando, pero hoy no es el caso. El tema es que se confunda a los porteños diciendo que la situación es una cuando no lo es", insistió el jefe de Gabinete.

El viernes, el Gobierno porteño anunció flexibilizaciones para el desarrollo de actividades en CABA, donde los horarios para circular fueron ampliados hasta la medianoche y la atención al público en comercios y locales gastronómicos al aire libre se extendió hasta las 23, debido a que se "consolidó" en el distrito una "tendencia a la baja" de la cantidad de contagios de coronavirus, según adujo el político de Juntos por el Cambio (JxC).

Al anunciar las nuevas medidas, Rodríguez Larreta destacó que el promedio de casos bajó de 2.600 a 1.600, que la tasa de contagiosidad se mantiene por debajo de 1, en 0,9% y que la ocupación de camas de terapia intensiva en el sistema público está en el 71%.

"Para que los casos sigan bajando, necesitamos el compromiso de cada uno. La situación sigue siendo difícil y a esto se le suma la llegada del invierno que nos predispone a estar más tiempo en espacios cerrados", indicó. "Ahora, basándonos en los datos de la situación sanitaria actual, y en el esfuerzo que hemos hecho como sociedad, hoy podemos dar un pequeño paso adelante. Por supuesto que con mucha prudencia para cuidar lo que logramos", añadió.

Para Cafiero, "no se trata de la voluntad de un dirigente" para "abrir o cerrar actividades sino de la realidad epidemiológica" de cada distrito según su cantidad de casos de coronavirus.

La apertura en la PBA

"La provincia de Buenos Aires exhibe una realidad que le permite hacer más aperturas de actividades, pero no es la voluntad de un dirigente, sino los parámetros establecidos", dijo Cafiero y agregó que "la realidad epidemiológica en la provincia permitió una nueva apertura de algunas actividades, pero con muchísimo cuidado".

Por su parte, el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, anunció ayer la vuelta a clases presenciales "gradual y cuidada" desde el próximo miércoles, debido a que la baja de casos de coronavirus detectados en los últimos días permite al conurbano salir de la fase de "alarma epidemiológica", la de mayor gravedad en la clasificación de los expertos.

En ese marco, Cafiero remarcó que el gobernador Kicillof "se guía por los parámetros nacionales, y está teniendo una tasa de incidencia proyectada por debajo de los 500 casos cada 100.00 habitantes, y ese no es el caso de Rodríguez Larreta, que insiste con actividades que no están permitidas cuando se está en alarma".

Las medidas de restricción adoptadas por el Gobierno nacional para mitigar el impacto de la segunda ola de coronavirus en el país fueron prorrogadas hasta el 25 de junio, a través del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 381 publicado hoy en el Boletín Oficial.

Esta mañana, Cafiero explicó que "lo que hace el Gobierno nacional es fijar la normativa general, desde hace ya dos meses, con el DNU que se viene prorrogando, y lo que se plantean son parámetros objetivos sin determinar zonas, como cantidad de contagios cada 100.000 habitantes y ocupación de terapias intensivas".

Cafiero destacó que los períodos de aislamiento estricto -nueve días y luego el fin de semana del 5 y 6 de junio- sirvieron para "para bajar la circulación", y destacó que se logró hacer "en consenso con gobernadores y gobernadoras, y el jefe de Gobierno porteño, y dieron el resultado de ahora, de tener una baja de contagios en muchos distritos y provincias".

"Habíamos tocado los 40.000 casos diarios, y ayer tuvimos 26.000, que es muy alto aún, pero bajó mucho en el AMBA, eso es real", apuntó y advirtió: "Tenemos lamentablemente muchos fallecimientos, y hay 7.500 personas internadas en terapias intensivas".

De cualquier modo, advirtió que "hay que seguir cuidándose, y seguir evaluando, ya que no puede ser un ámbito donde nos relajemos en actividad y en acciones pensando que esto se superó".

Avance de la vacunación

Cafiero destacó a su vez que el plan de vacunación contra el coronavirus "viene avanzando con paso muy firme" en todo el país pero advirtió que mientras tanto "no hay que relajar los cuidados" ya que la pandemia de coronavirus "no terminó".

“Mientras nos seguimos vacunando no hay que relajar los cuidados, pensando que esto se superó. Tenemos muchos fallecimientos, más de 7.500 personas internadas en unidades de terapia intensiva; esto está lejos de haberse superado”, dijo.

“Las vacunas están llegando y ahí hay mucha esperanza, expectativa, de dar vuelta la página”, sostuvo, ante el anuncio de que la próxima semana la Argentina superará las 20 millones de dosis recibidas desde el inicio del plan de vacunación.

En ese marco, Cafiero precisó que "el 85% de los mayores de 60 años ya se vacunó con al menos una dosis; casi el 60% de los mayores de 55 años también tienen una dosis; y así se viene bajando la edad en un rango de 5 años”.

No obstante, pidió "estar en alerta porque la pandemia no terminó y todavía tenemos muchos indicadores de riesgo sanitario muy altos” y añadió: “Las medidas de cuidado y las restricciones duelen, pero sirven”.

Con la llegada hoy de 811.000 vacunas Astrazeneca en un vuelo de Aeroméxico a las que se sumarán este lunes otras 934.200 dosis del mismo laboratorio, de producción local y formuladas en Estados Unidos, la Argentina alcanzará las 20.677.145 vacunas recibidas para hacer frente a la pandemia.

Las 811.000 dosis que llegan esta noche serán el primer embarque liberado desde México que forma parte del acuerdo bilateral de producción del principio activo en la Argentina y posterior formulado y envasado en ese país.

De acuerdo a los datos del Monitor Público de Vacunación, el registro online que muestra en tiempo real el operativo de inmunización en todo el territorio argentino, hasta esta mañana fueron distribuidas 18.853.790 vacunas, de las cuales 16.102.741 ya fueron aplicadas: 12.879.690 personas recibieron la primera dosis y 3.223.051 ambas.

CB con información de Télam

Etiquetas
stats