EL LARGO CAMINO HACIA A LA CORTE

CFK no irá presa ni quedará inhabilitada hasta que la sentencia sea firme

Cristina Kirchner

La condena no será ejecutable hasta que la decisión de los jueces Jorge Gorini, Andrés Basso y Rodrigo Giménez Uriburu quede firme, lo que implica que la sentencia sea revisada por la Cámara Federal de Casación y la Corte Suprema, lo que podría demorar años. Es lo que establece seis artículos del nuevo Código Procesal Penal que entraron en vigencia en febrero de 2021 de manera anticipada a la totalidad de la norma y por disposición del kirchnerismo en la Comisión Bicameral que sigue la implementación del mismo. 

“Me quieren presa o muerta”, dijo este martes la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner en una alocución tras conocer su condena a seis años de prisión e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos por la corrupción en la obra pública de Santa Cruz. La expresidenta recibió la pena máxima por este delito pero fue absuelta por asociación ilícita, de acuerdo al fallo del Tribunal Oral Federal número 2.

Los artículos establecen que las penas impuestas a los condenados sólo serán ejecutables una vez que queden firmes. Mientras las partes -sea el fiscal o la defensa- recurran la sentencia, esto no sucederá.

Además, Fernández de Kirchner cumplirá 70 el próximo 19 de febrero, por lo que eventualmente su prisión efectiva, de ser confirmada, sería domiciliaria.

Aún si estos artículos no hubiesen entrado en vigencia por impulso del kirchnerismo en el Parlamento, Fernández de Kirchner tiene una especie de fueros tácitos, porque no figuran en la Constitución Nacional con ese término, pero tanto la vicepresidenta como el Presidente sólo pueden ser removidos de sus cargos por juicio político, por lo que sólo podrían quedar detenidos en ejercicio de sus funciones si son destituidos por el Senado en un proceso de este tipo. En la Cámara alta la balanza de fuerzas políticas está muy lejos de este escenario ya que el oficialismo tiene mayoría.

La defensa de Fernández de Kirchner deberá esperar a que el tribunal presente los fundamentos de su sentencia, el 9 de marzo próximo, para poder pedir la revisión del fallo.

El fiscal Diego Luciani también podrá apelar a partir de esa fecha la absolución por el delito de asociación ilícita.

Dados los tiempos de la Casación y la Corte, que suelen extenderse por años, Fernández de Kirchner podría incluso competir en las próximas elecciones de 2023, aunque la vicepresidenta anunció este martes por la tarde que no será candidata a ningún cargo. 

“No voy a someter a la fuerza política que me dio el honor de ser dos veces Presidenta y una Vicepresidenta a que la maltraten en periodo electoral con una candidata condenada, con inhabilitación perpetua”, afirmó.

Al dirigirse en un mensaje público al CEO del Grupo Clarín, Héctor Magnetto, la vicepresidenta agregó: “El 10 de diciembre de 2023 no voy a tener fueros, así que podrá darle la orden a sus esbirros de Casación y la Corte Suprema de que me metan presa”. “No voy a ser candidata a nada. Termino el 10 de diciembre y me vuelvo, como en 2015, a mi casa”, aseguró.

ED

Etiquetas
stats