El gobierno propone mudar las PASO al 12 de septiembre y la general al 14 de noviembre

Mario Negri, Cristian Ritondo, "Wado" De Pedro y Sergio Massa

El gobierno nacional enviará al Congreso un proyecto para que las PASO se realicen el 12 de septiembre y las generales el 14 de noviembre, lo que implicaría postergar las fechas actuales que establecen como turnos de votación, el 8 de agosto y el 24 de octubre.

Así se lo anticipó la noche del jueves el ministro del Interior Eduardo "Wado" De Pedro a los jefes de los tres bloques de Juntos por el Cambio (JxC), Mario Negri de la UCR; Cristian Ritondo del PRO y Juan Manuel López de la Coalición Cívica, durante un encuentro que convocó Sergio Massa para explorar un acuerdo sobre el calendario electoral en pandemia, y en medio de una creciente segunda ola.

"Es un borrador que se debe discutir en el Congreso", dijo De Pedro para dejar abierto el cronograma: la propuesta oficial se volcará con esas fechas pero según indicó, por mandato de Alberto Fernández, hay disposición a consensuar el calendario último con los distintos espacios opositores.

El texto, que recalaría este viernes en Diputados, iniciará un circuito con un mojón primordial: la próxima mesa grande de Juntos por el Cambio (JxC) pautada para el martes 20 de abril que resolverá si aprueba, o no, una postergación. La secuencia es un factor central porque en mayo arranca el calendario electoral vigente y, a primera vista, cualquier retoque del cronograma debería producirse antes de eso.

No es tan simple: no solo porque falta saber qué posición tendrá JxC sino porque el 11 de abril vence el protocolo de Diputados y se debe discutir con qué régimen se sesionará. Suele ser, cada vez que se renueva, un tema de discusión.

Votos y vacunas

El ministro del Interior justificó la propuesta de cambio de fechas en que agosto es un mes que, históricamente, tiene altos niveles de enfermedades respiratorias. Dijo, además, que postergar un mes la fecha de votación significa "ganar un mes para vacunar". Dijo, a su vez, que hubo consulta con la Justicia electoral sobre la conveniencia de correr la fecha.

Hubo otros dos movimientos, más sutiles pero de alto impacto. De Pedro pareció cancelar la hipótesis de suspender las primarias, una idea que impulsaron los gobernadores del PJ y algunos de la UCR en diciembre pasado y que en los últimos días reactivó Massa. "No se discutió esa posibilidad", dijo el ministro durante una conferencia de prensa. Negri abrazó el indició y lo convirtió en certeza: afirmó que De Pedro aseguró que no se suspenderán las PASO.

En lo formal, durante una reunión que fue "madura y correcta" -que primero se convocó para el martes, luego pasó al miércoles y finalmente se concretó este jueves- se pasó por alto otro expediente: De Pedro concentró la propuesta oficial en la postergación y así como no habló de suspensión de las PASO, tampoco mencionó el escenario de fusionar las dos fechas y avanzar con una especie de pseudo lemas que en motorizó Máximo Kirchner.

El jefe del bloque de diputados del Frente de Todos (FdT) no participó de la reunión: está aislado por haberse visto el jueves pasado con Fernández que al día siguiente dio positivo de Covid-19. Participó, por Zoom, de un encuentro del Frente Nacional Peronista (FNP), junto a Martín Insaurralde y Julio Pereyra.

Ritondo, López y Negri dijeron, luego, que analizarán las opciones, que esperan ver cuál es el texto final y que la definición última deberán consensuarla en la mesa de JxC. En Diputados se habló de un "principio de acuerdo" aunque falta, todavía, que la idea de postergar por única vez la fecha de las PASO y las generales sea avalada por el pleno de Cambiemos donde hay matices claros, incluso con Elisa Carrió que se mostró a favor de suspender las primarias porque una PASO en tiempos de pandemia podría perjudicar a JxC.

La vocería de Carrió

Hay que seguir, en detalle, ese hilo. Carrió dijo en modo Carrió lo que admiten, en privado, la mayoría de los referentes del macrismo: que una votación en plena pandemia podría resultar perjudicial para JxC porque, reconocen, tienen votantes de más edad que podrían tender a faltar el día de la votación por temor a un contagio.

"Entre los votantes de Juntos hay gente grande que por ahí no quiere ir a votar por miedo a contagiarse que no afecta tanto al PJ que maneja más aparato", interpretó una fuente de JxC.

Ese temor está detrás del último giro cambiemita que se produjo cuando asumieron que aun sin sus votos, el Frente de Todos (FdT) podría conseguir las 129 manos para modificar el calendario y directamente suspender las PASO. "Aceptamos postergar porque sino el gobierno suspende las primarias", apuntan desde la UCR que observa esa elección como un mecanismo para resolver viejas disputas de posiciones y despliegue con el PRO.

En paralelo, aparecieron otros temas: tal como contó elDiarioAR días atrás, desde JxC plantearon que acercarán propuestas como la implementación de la boleta única de papel, además de pedir que se vuelva a autorizar el voto postal de los argentinos en el exterior y que los efectivos de las Fuerzas Armadas que el día de los comicios esté en funciones puedan sufragar en la mesa más cercana”.

Las últimas dos medidas habían sido instrumentadas en tiempos de Mauricio Macri mediante dos decretos que semanas atrás anuló Fernández por considerar que eran inválidos.

Lo de la boleta única de papel contraría, a simple vista, el concepto de no modificar las leyes electorales durante un año electoral como planteó Negri porque supone discutir un cambio estructural del sistema de votación en medio de un proceso electoral.

PI

Etiquetas
stats