JxC: Lousteau se pega a Rodríguez Larreta para ampliar la coalición y alejarla de Macri

Aliados: Larreta y Lousteau, junto a Yacobitti y dos radicales de Santa Fe

Se reunieron dos veces mano a mano en las últimas 72 horas. Los encuentros entre Horacio Rodríguez Larreta y Martín Lousteau incluyeron fotos para las redes, con un mensaje claro de ampliación. Un guiño dedicado hacia afuera y hacia adentro del frente opositor. A las citas se sumaron dirigentes de otros espacios, acercados por Lousteau: dos radicales santafesinos que forman parte del Frente Progresista junto a los socialistas, más un intendente cordobés de la UCR, adversario provincial de Mario Negri. 

Al margen de las cuitas arrastradas entre Lousteau y Negri, quienes llevaron las internas radicales en Córdoba y la Provincia de Buenos Aires al límite del agravio, las maniobras del senador y economista fueron hechas en alianza con el alcalde porteño. Tanto Rodríguez Larreta como Lousteau consideran que Juntos por el Cambio debe ensancharse y correrse al centro. En la juntada de la jefatura de la coalición opositora, realizada el martes pasado, ambos aprovecharon el faltazo de Mauricio Macri para machacar con esa idea. 

Los dos coinciden en promover una estrategia de diseño electoral que tiene efectos políticos. ¿Cuál? Que las PASO de JxC incorporen el método D'hondt con un piso bajo. Porque según la ley de las primarias, cada frente puede elegir después de las PASO cómo conformar las listas de las elecciones generales. El piso bajo, dentro del sistema para asignar lugares en listas electorales, podría fomentar la participación de nuevos actores externos. Los (supuestos) nuevos aliados tendrían un incentivo para competir, incluso a pérdida en las PASO. Después podrían ocupar un puesto expectante en la boleta general.

El senador agregó una propuesta en la reunión palermitana del martes pasado: que JxC incorpore críticas por la situación económica a su agenda de campaña, con una autocrítica anexada sobre el fracaso de Macri en ese mismo rubro. Lousteau preferiría a un Macri ausente en los meses previos a las legislativas. Y una vez pasadas las elecciones, también. Para el exembajador en Estados Unidos, el Macri ideal es el Macri jubilado de hecho. Lousteau quisiera que el expresidente le done sus votos en silencio. 

Los encuentros recientes entre el senador radical y el alcalde porteño refuerzan la idea de que existe un acuerdo por la sucesión en la Capital. Se trata de un pacto negado por ambos. Pero lo cierto es que Lousteau se proyecta como posible candidato a alcalde por JxC en 2023. Por eso preferiría, mirando desde afuera la actual tensión amarilla, que María Eugenia Vidal no se postule en las próximas legislativas porteñas. En caso de encabezar la boleta de la Ciudad, donde no tendría ninguna dificultad en ganar por amplia mayoría, Vidal se sumaría a la pole position capitalina para el 2023. Aunque evita meterse en la interna del PRO, en ese punto Lousteau comparte intereses con la mauricista Patricia Bullrich. Es uno de los pocos ítems en los que coincide con la presidenta del PRO. 

Esponsoreado por el mítico Enrique “Coti” Nosiglia, Lousteau busca heredar el gobierno porteño en 2023. Pero para eso falta demasiado. Mientras tanto, el exministro de Economía y el alcalde suman fotos compartidas y se regalan guiños de afinidad. Con un ojo y medio puesto en llegar a La Rosada, Rodríguez Larreta aprovecha el aire de federalización que le provee juntarse con radicales santafesinos y cordobeses. 

El miércoles pasado, Lousteau visitó a Larreta en la sede de gobierno de calle Uspallata. Lo acompañó el intendente cordobés de Río Tercero, Marcos Ferrer, un radical que jugó en contra de Mario Negri en la interna provincial. Este viernes, la excusa para mostrarse juntos fue un desayuno de trabajo al aire libre. Esta vez Lousteau asistió junto a dos radicales santafesinos que integran el Frente Progresista: el exministro de seguridad de Miguel Lisfchitz y actual diputado provincial Maximiliano Pullaro y el senador santafesino Felipe Michlig.

AF

Etiquetas
stats