El Presidente, en Houston

Escala final de Alberto Fernández para “militar” Vaca Muerta, antes de volver a la agenda en torno a Cristina

Alberto Fernández y Justin Trudeau, el primer ministro de Canadá, en Nueva York.

0

Pablo González, presidente de YPF, habrá pisado Houston, la meca de la industria petrolera, dos veces en diez días. El ex vicegobernador de Alicia Kirchner escoltó hace poco al ministro de Economía, Sergio Massa y en las últimas horas se sumó, en Nueva York, a la comitiva que acompaña a Alberto Fernández en el que será la última escala de su gira por EEUU que concluye este miércoles.

Patagónico y K, González volará con la comitiva oficial para estar en el almuerzo con representantes de más de 30 empresas frente a las que Fernández “venderá” Vaca Muerta. El santacruceño fue uno de los gestores del acuerdo entre YPF y Petronas, plan que le fue a contar a Cristina Kirchner el jueves 1º de septiembre al Senado. Esa noche, horas después, la vicepresidente sufrió un intento de magnicidio al regresar a su casa en la Recoleta.

Hasta el martes, Fernández y su equipo se movieron en clave ONU, donde dio este martes su mensaje cerca de las 18. Apareció, en paralelo, un ruido por una actividad no oficial que hizo el Presidente: luego de almorzar en un restaurante argentino, se encontró con el músico Marc Piatti, a quien visitó en su estudio. La versión oficial dice que fue una invitación espontánea y que duró unos minutos.

Desde Nueva York, Fernández siguió atento los dos temas de más impacto de la agenda de Buenos Aires: los alegatos que comenzó Carlos Beraldi por la causa Vialidad y los chispazos, con idas y vueltas, por las restricciones que el Banco Central impuso a los productores que liquidaron con el esquema de dólar soja. Al final, una resolución corrigió otra resolución pero reflejó, de mínima, desinteligencias en el equipo económico. Eso reflejó la tensión entre Massa y Miguel Pesce, titular del BCRA y el único funcionario albertista que queda en el staff económico.

Al final, una resolución corrigió otra resolución pero reflejó, de mínima, desinteligencias en el equipo económico. Eso reflejó la tensión entre Massa y Miguel Pesce, titular del BCRA y el único funcionario albertista que queda en el staff económico

Repeticiones

La interlocución con el mundo petrolero, a partir del atractivo que genera Vaca Muerta y el gasoducto Néstor Kirchner, es otro de los asuntos que aparece en la dinámica interna del Frente de Todos. La duplicación de la visita a Houston lo visibiliza. Jorge Argüello, que armó la gira de Massa y también la de Fernández, encontró el argumento de que el ministro estuvo con las firmas que ya invierten en Argentina mientras que el Presidente le hablará a todo el ecosistema de Houston para atraer nuevos inversores.

Según cuentan en la comitiva, la presentación en Houston del plan Vaca Muerta estaba en proceso desde principios de año, motorizada por Santiago Cafiero y Gustavo Beliz, quien renunció a su cargo con el ingreso de Massa -que pidió tener el manejo de las relaciones con los organismos multilaterales. A medida que se mantuvo esa gestión, Massa -de vínculos fluidos con el sistema de hidrocarburos- hizo la suya propia y subió a ese tren a González y a Agustín Geréz, el titular de ENARSA.

En este viaje, Geréz no está y González parece no estar tan involucrado: mientras para la cumbre anterior intervino en la convocatoria y las charlas previas, a esta llega como invitado. YPF es un mundo donde, luego de la salida de Guillermo Nielsen, Fernández vio reducida su intervención. Es, en paralelo, un ámbito donde debajo de González hay una red de funcionarios referenciados en La Cámpora.

Fernández permanecerá una tarde en Houston para compartir un almuerzo y una disertación con “las 30 empresas más importantes del sector”, según la definición de los voceros oficiales. Estará junto a su pareja, Fabiola Yañez, Cafiero, Argüello, el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello, y la portavoz Gabriela Cerruti.

PI

Etiquetas
stats