frente externo

Fernández cubre la Embajada en Moscú con un cristinista y gestiona el OK del Senado para tres destinos clave

Alberto Fernández llega a Casa Rosada

Eduardo Antonio Zuain, el "Chango", fue designado por Alberto Fernández como embajador argentino en Moscú. Segundo de Héctor Timerman en el tramo último de la presidencia de Cristina Kirchner, Zuain aterrizará en una plaza diplomática clave, con doble registro personal: el de diplomático de carrera que sumó millaje político y tiene, aquí y ahora, terminal en Cristina Fernández de Kirchner.

Los Fernández, entre Moscú, Beijing y Washington

Los Fernández, entre Moscú, Pekín y Washington

Es, como lo define una fuente oficial, "un soldado de la señora", que en el mundo K porta como una medalla ser uno de los funcionarios denunciados en al causa por el Memorandum con Irán, lo que funcionó como profilaxis que le permitió ocupar una Embajada en Paraguay en tiempos de Mauricio Macri sin recibir, como otros, castigos del Instituto Patria.

Aquel episodio tuvo un final intempestivo: Zuain, de simpatías radicales, fue desplazado en 2017 luego de un supuesto espionaje a Elisa Carrió en Asunción que la ex diputada primero atribuyó a la AFI, pero luego se desdijo. Optó, al final, por otra queja: "Lo que pasa es que allá, en Paraguay, no puedo avisar a la Embajada argentina porque la maneja Eduardo Zuaín, el vicecanciller de Héctor Timerman. Eso es un escándalo". 

Rusia es uno de los destinos sobre los que Cristina Kirchner puso especial atención. La primera opción fue Alicia Castro, pero una sucesión de tensiones derivó en que su nombramiento se desactivara y apareciera la variable Zuain. En octubre, la vice recibió en su oficina del Senado al embajador Dimitry Feoktistov, cumbre que fue el inicio de una negociación que luego cristalizaron Fernández y Vladimir Putín para la provisión de vacunas Sputnik V.

Por su condición de diplomático de carrera, Zuain es nombrado por decreto presidencial mientras otras embajadas clave todavía están vacantes. Los representantes están anunciados y esperan la designación formal con acuerdo del Senado.

Se trata, en especial, de tres destinos. Por un lado, Pekín, que quedará a cargo de Sabino Vaca Narvaja, que obtuvo muy rápidamente el placet del gobierno de Xi Jinping. Por otro, Ariel Basteiro que volverá a La Paz donde estuvo hasta el 2015 y, por último, Luis Ilarregui que irá a La Habana, puesto que ocupó Javier Figueroa, otro filo K que fue enviado a Londres.

El pliego de Ilarregui, que tuvo placet del gobierno de Miguel Díaz-Canel, debe pasar por la comisión de Acuerdos y luego ser aprobado en el recinto del Senado. En el Cámara alta prevén sesionar el jueves, según indicaron a elDiarioAR fuentes legislativas, pero la agenda no incluye ese pliego.

Hasta acá, la designación de Carlos Raimundi en la OEA fue la única que no contó con aval de la oposición, pero el clima político cada vez más enconado podría derivar en alguna resistencia mayor.

Falta otro movimiento: que el Ejecutivo eleve los mensajes de designación de Vaca Narvaja y Basteiro para que tengan tratamiento en simultáneo con el de Ilarregui. En Casa Rosada confirmaron que esta semana se completará ese trámite. La Comisión de Acuerdos, que preside Anabel Fernández Sagasti, no tenía hasta este lunes agendado la audiencia por la que deben pasar los embajadores políticos.

Hasta acá, la designación de Carlos Raimundi en la OEA fue la única que no contó con aval de la oposición, pero el clima político cada vez más enconado podría derivar en alguna resistencia mayor.

Vaca Narvaja reemplazará a Luis Kreckler, de salida ruidosa y bajo un triple fuego: de Olivos, del Instituto Patria y del Palacio San Martín. Vaca Narvaja gestionó estas semanas un acuerdo con el laboratorio chino Sinopharm para la entre de 1 millón de dosis que, según la hoja de ruta, llegarían en enero. No ocurrió.

Lo de Basteiro, actual presidente de Astilleros Río Santiago, tiene una lógica de entrecasa: construyó un vínculo con Evo Morales. al punto de que integró su entorno más estrecho durante la estadía del ex presidente en Argentina. "Conoce muy bien Bolivia. Y aunque tiene una relación de mucha cercanía con Evo, sabe que será el embajador argentino ante el gobierno de Arce", explicó un funcionario a elDiarioAR. Para ese cargo sonó también el senador por Jujuy Guillermo Snopek.

Hace un mes, Cancillería notificó al gobierno de Arabia Saudita para la designación de Guillermo NIelsen como embajador en Riad. Todavía no hubo respuesta, espera que "pone ansioso" al todavía presidente de YPF

Ilarregui, uno de los primeros nestoristas bonaerenses, ocupó varios cargos en la era K, y cuadra, como Vaca Narvaja y Basteiro, en el esquema de dirigentes alineados en el kirchnerismo. Exintendente de Ayacucho, está casado con Adela Segarra, una militante histórica, varias veces legisladora y madre de crianza de Fernanda Raverta, la actual titular de la ANSeS. Ilarregui tiene, además, una relación casi familiar con Sabino Vaca Narvaja, cuyos designaciones está previsto que ocurran en paralelo.

Nielsen y el Pacífico.

Hay otros destinos en veremos. Hace un mes, Cancillería notificó al reino de Arabia Saudita la designación de Guillermo NIelsen como embajador en Riad. Todavía no hubo respuesta, espera que "pone ansioso" al todavía presidente de YPF, dijo una fuente diplomática. Hay un detalle. La salida de Nielsen de YPF fue confusa y generó -o potenció- el mal clima de los inversores, lo que repercutió en las acciones de la petrolera nacional. En el Ejecutivo hubo malestar y algún comentario inquietante sobre Nielsen. Así y todo, salvo que haya un rechazo saudita, su nombramiento está en pie.

Sobre la silla argentina en Ecuador, un destino latinoamericano, que, por ende, ranquea alto en la jerarquía del Palacio San Martín, depende de lo que ocurra el 7 de febrero en las elecciones presidenciales, donde el correista Andrés Arauz aparece, según los informes que Cancillería eleva a Olivos, con chances de ganar en la primera vuelta aunque, en paralelo, hay algunas sospechas sobre el manejo de las urnas por parte del Gobierno de Lenin Moreno. Alberto Fernández publicó, este domingo, un tuit con un planteo en ese sentido.

El vínculo entre Quito y Buenos Aires es muy malo. A principios de 2020, Cancillería pidió el placet para Pablo Vilas, un dirigente de La Cámpora que coordinó la Casa Patria Grande Néstor Kirchner y tuvo un rol en la UNASUR, pero el gobierno de Moreno ni respondió. En el lenguaje diplomático, no existe el rechazo sino la no respuesta. No parece descabellado que con un triunfo de Arauz, Fernández insista con la figura de Vilas.

Otro capítulo pendiente es Colombia. En su viaje a Bolivia para la asunción de Luis Arce, Fernández se reunió con Iván Duque, el presidente colombiano. Fue un primer acercamiento, luego de un inicio muy frio.

PI

Etiquetas