Apertura de Sesiones Ordinarias

Kicillof: “No pienso contratar a la Interpol para que esté al lado de cada jeringa”

Kicillof inaugura el 149° período de Sesiones Ordinarias de la Legislatura bonaerense

elDiarioAR


0

En el discurso de apertura del 149° período de Sesiones Ordinarias de la Legislatura bonaerense, el gobernador Axel Kicillof aseguró hoy que la pandemia de coronavirus “no mató nuestros sueños y los objetivos de Gobierno”, sino que, por el contrario, desde la gestión están “poniendo los cimientos para construir la provincia de la pospandemia”.

“No me va alcanzar la vida para agradecer a los trabajadores y las trabajadoras de la salud, su trabajo heroico evitó una tragedia mayor”, afirmó Kicillof al inaugurar la Asamblea Legislativa en la provincia de Buenos Aires“.

“A eso venimos al gobierno: a reconstruir y a transformar a fondo la injusta estructura de nuestra provincia. Lo que no sabíamos aquel 1 de marzo es lo que empezaríamos a vivir pocos días después, porque el 11 de marzo se va a cumplir el primer año desde que la OMS declaró que el coronavirus era una pandemia”, comenzó su discurso el primer mandatario provincial.

 “Contamos con el 40% de la población de la Argentina, es sinónimo casi vacunar a la provincia de Buenos Aires vacunar a la Argentina, somos casi la mitad. Fuimos la primera provincia en poner en marcha este plan de vacunación. Es un trabajo enorme el que tenemos que hacer y muy complejo. Nuestro plan de vacunación es voluntario pero también es absolutamente estatal y gratuito. No vamos a privatizar la vacuna. Mi obligación es liderar un plan de vacunación eficaz y confiable, pero lo más rápido posible que proteja a la población de esta tragedia. Si bien es un año electoral, si bien me da la impresión de que algunos están en campaña electoral, la campaña con la que nosotros estamos obsesionados es la campaña de vacunación de nuestra provincia. Esa es nuestra campaña este año: 24 horas por día, todos los días”, indicó.

“La vacuna representa un alivio y una esperanza, por eso también hay que concientizar. Yo no me voy a olvidar, y creo que nuestro pueblo tampoco, de que algunos trataron de boicotear la vacunación. Hoy muchos de los que nos exigen más velocidad para conseguirlas y aplicarlas son los mismos de los que nos acusaban de envenenamiento”, agregó.

“Por lo que ocurrió, hemos agregado un botón para denunciar a aquellos que no cumplan o que mientan o aquellos que consigan de la mano de alguien vacunarse cuando no le corresponde. Le vamos a pedir a los que tengan alguna enfermedad, que firmen una declaración jurada y que muestren algún certificado, pero va a ser muy difícil ver que alguno de ellos no tiene un certificado genuino. Y no pienso contratar a la INTERPOL para que esté al lado de cada jeringa. Tenemos que vacunar a la Provincia de Buenos Aires, la provincia más grande del país y ese es nuestro objetivo. No es el final la vacunación, no se termina el coronavirus, pero es el principio del fin”.

“Un año después, contamos 115 millones de contagios y 2,5 millones de muertos en todo el planeta. Todavía cuesta creer y comprender la excepcionalidad de la época que estamos viviendo. La pandemia nos cambió la vida a todos y como gobierno nos obligó indudablemente a reformar nuestra hoja de ruta”, agregó Kicillof.

“Seguimos luchando hoy contra el coronavirus pero al mismo tiempo estamos poniendo los cimientos para construir la provincia de la post pandemia. Hoy además de rendir cuentas vengo a agradecer. Quiero dedicar este discurso de apertura para agradecer al pueblo de la Provincia por su esfuerzo solidario, por su sacrificio que hizo y continúa haciendo. Quiero reiterar mi agradecimiento a los 135 intendentes de la Provincia del Buenos Aires, del oficialismo y oposición, gracias por trabajar incansablemente a nuestro lado; quiero agradecer a todo el personal esencial de la provincia”, indicó el gobernador en el comienzo de su discurso.

-“A poco de asumir, esta Legislatura aprobó las emergencias que le solicitamos. Asumí en una provincia en emergencia. Asumí con una provincia en donde teníamos marcado un aumento de las tarifas energéticas para el 1 de enero del 2020. Es necesario recordar que durante la gestión anterior las tarifas habían crecido. Fue el famoso tarifazo. Impagables. Asumí y me encontré con un incremento del 25 por ciento. Quiero agradecer a esta legislatura. Entre las primeras cosas que hice fue impedir que se realizara ese aumento. Desde ese día las tarifas no aumentaron. Suspendimos el aumento. Sentamos a las distribuidoras, acordamos la revisión de los marcos tarifarios que estaban dolarizados. Vamos a desdolarizar definitivamente las tarifas de los servicios públicos”.

-“Quiero que mi mandato sea recordado por las cosas que hice y no por lo que oculté o llamé a otros para ocultar. Voy a mencionar cinco datos y lo voy a a hacer porque ha trascurrido un año y tres meses desde que asumí como gobernador, pero este año ha sido tan particular que ha parecido una década. Me parece que es importante volver a recordar el punto de partida. Recordar donde estábamos porque hay algunos que hoy quieren señalar problemas que indudablemente subsisten”

-“Asumimos después de un período y no es para apuntar ni creo que para avergonzarse por parte de los protagonistas, de políticas neoliberales. El producto en la provincia había caído casi 6 puntos durante los cuatro años; y durante tres de esos cuatro años hubo reducción de la actividad. Más cayeron la industria y el comercio, que perdieron 14 y 13 puntos respectivamente: un verdadero industricidio. Trabajadores, pymes, los más vulnerables fueron los que más sufrieron. Se perdieron 64 mil puestos de trabajos formales y 15 puntos de salario real. La inflación acumulada en 4 años fue de 280% y el último año tuvo la inflación más grande desde el año 1991. Entre el año 2016 y el 2019 el gasto público se redujo 10 puntos en términos reales”, agregó.

-“La salud sufrió un ajuste de 16 puntos, la educación 22 puntos, ciencia y tecnología 21 puntos, vivienda 16 puntos, Seguridad 28 puntos de ajuste, y los servicios sociales 14 puntos. Un ajuste fiscal salvaje”.

“Como contracara, lo único que creció en el presupuesto fueron los pagos del servicio de deuda. 111%. El peso de la deuda sobre el producto bruto pasó de 6 puntos a 9 y la presión de la deuda sobre el presupuesto se llegó en el último año a 20 puntos. Sobreendeudamiento, recesión acumulada, despedidos, caída del salario y ajuste fiscal. No voy a hablar más de esta cuestión pero si quiero dejar claro que la economía de nuestra provincia era tierra arrasada”.

-“Desarrollamos un sistema centralizado por primera vez en la historia de la provincia para la gestión de camas y la derivación de pacientes. El covid trajo muchas desgracias pero salimos del covid con un sistema de salud unificado, articulado y listo para atender mejor la salud de los bonaerenses”.

-“Se amplió la red de laboratorios, llegamos a hacer 15 mil testeos por día. Reorganizamos la línea del 148, pasamos de 45 actuales a los 310, funciona 24 horas por día, atiende todo el tiempo. Agregamos innovaciones tecnológicas. Hubo que traer 32 vuelos de Aerolíneas Argentinas y 7 buques provenientes de China para que no falte ni un solo barbijo para atender la pandemia”.

-“Se llevó adelante un sistema provincial hecho made in la Provincia de Buenos Aires para poder administrar los diferentes permisos y restricciones en base a la situación sanitaria. Esto no es una ciudad, nuestra provincia tiene 135 municipios, 554 ciudades y todas realidades distintas. Implementamos exitosamente en colaboración con los 135 intendentes un sistema de fases que dirige las habilitaciones y restricciones de actividades según la situación de la pandemia”.

DA

Etiquetas
stats