Cumbre de las Américas

Mano a mano Alberto - Bolsonaro: charla sobre Vaca Muerta con música electoral

Jair Bolsonaro y Alberto Fernández durante una charla, informal, en Los Ángeles

Jair Bolsonaro buscó el encuentro: se acercó a Alberto Fernández e inició una charla amable que esquivó los temas urticantes. Ocurrió en el VIP de la Cumbre de las Américas, pasadas las 3 de la tarde, minutos antes de que el argentino diera su discurso en el plenario del encuentro que se desarrolla en Los Ángeles, con el presidente de EEUU Joe Biden como anfitrión.

Las tres "sorpresas" de Fernández que inquietaron a la administración Biden

Las tres "sorpresas" de Fernández que inquietaron a la administración Biden

Hablaron, como al pasar, de pie. Fue un encuentro que duró unos 20 minutos y tuvo, según fuentes argentinas, mucho de charla informal y un eje puntual, que interesa a ambos, y es más relevante en el marco de la guerra en Ucrania y la disparada de los precios internacionales: la cuestión energética.

Antes de eso, Bolsonaro contó que estaba en EEUU para abrir un consulado en Orlando y conversaron sobre la cantidad de argentinos y de brasileños que hay en EEUU. No faltaron, tampoco, las menciones al fútbol, un tema casi inevitable después de que Bolsonaro, en una cumbre de presidentes del Mercosur, días antes de la final de la Copa América, le dijera a Fernández que en Brasil ganaría 5 a 0. El resultado fue otro: victoria argentina por 1 a 0 y vuelta olímpica en el Maracaná. Fernández no estaba solo: de la charla participaron, además, Sergio Massa y el embajador argentino en EEUU, Jorge Argüello.

Dobleces

El dato se filtró de la comitiva brasileña y fue publicado por medios de ese país. Hubo, incluso, una postal de Fernández y Bolsonaro charlando. “Está claro que el buscó la foto”, interpretó un funcionario argentino que interpretó el episodio en clave electoral del mandatario brasileño. “Se acercó a saludar. Hablaron de la integración energética. Están interesados en importar gas”, contó a elDiarioAR una fuente oficial.

El presidente brasileño, que está en el tramo final de la campaña electoral, planteó la necesidad de avanzar con las negociaciones para la importación de gas desde Argentina. Es un tema que hace meses está en la agenda bilateral y que avanzó, con dinámica propia, a pesar de la incomunicación entre presidentes. Paulo Gedes, ministro de Economía, le trasmitió meses atrás a Daniel Scioli el interés de Brasil por la construcción del gasoducto Néstor Kirchner Por entonces se habló, incluso, de un aporte de fondos de Brasil en la construcción del gasoducto que tiene como punto de origen Vaca Muerta y que, además de tener una derivación orientada a cubrir la demanda interna, prevé una extensión para exportar gas al sur de Brasil.

Segundo round

No es la primeva vez que Fernández y Bolsonaro están frente a frente. La ocasión anterior fue en el G20 de Roma, en octubre del 2021 y la situación fue similar: durante un encuentro con otros mandatarios y en la previa informal. Esta vez, a diferencia de aquella, el contacto lo gestó Bolsonaro.

Ese dato no es menor. Así como el encuentro se “filtró” vía Brasil, en la comitiva argentina se relativizó la reunión. Los medios brasileño presentaron el episodio como una cumbre bilateral donde se buscó bajar la tensión entre los presidentes pero desde la comitiva argentina se lo tradujo como una charla informal. “No fue una reunión de trabajo”, avisaron fuentes argentinas y contaron, para ilustrar con un dato objetivo la profundidad del contacto, que un rato más tarde Fernández tuvo una bilateral con Pedro Castillo, el presidente de Perú.

Un detalle sutil pero clave: el encuentro ocurrió el jueves a media tarde y recién se supo en la prensa argentina cuando se publicó en medios de Brasil. Eso respondió a la indicación que bajó Fernández de que no se cuente el encuentro, una manera de “bajarle el precio”, según interpretó un colaborador del presidente.

Se lee como parte de un interés de Bolsonaro de bajar la tensión con Fernández frente a las elecciones en las que pone en juego, frente a Lula Da Silva, su continuidad en el gobierno. Está claro, y nunca se ocultó, que el gobierno argentino tiene preferencias por Lula. Por eso, Fernández no circuló el dato de su encuentro con Bolsonaro.

PI

Etiquetas
stats