PROTESTA

Piqueteros acamparán hasta este miércoles a las 18 en la 9 de Julio; el Gobierno rechaza ampliar los planes sociales

Hace pocas semanas los piqueteros opositores pasaron la noche en la Plaza de Mayo. Hoy acampan en la 9 de Julio, como lo hicieron a principios de año.

0

Sin una solución a la vista, organizaciones piqueteras decidieron acampar esta tarde en la avenida 9 de Julio, en pleno microcentro porteño. La protesta está protagonizada por la Unidad Piquetera, que encabezan el Polo Obrero (PO) y Barrios de Pie, entre otras agrupaciones opositoras al kirchnerismo. El Gobierno evitó hacerse eco de la presión y ya adelantó que rechaza cualquier ampliación de los planes sociales.

Movimientos sociales cuestionaron a Cristina Kirchner por sus críticas al manejo de los planes

Movimientos sociales cuestionaron a Cristina Kirchner por sus críticas al manejo de los planes

A las 18, tras realizar una asamblea, los piqueteros decidieron mantener, en principio, el acampe hasta este miércoles a la tarde. “Mañana a las 6 de la tarde, si no tenemos respuesta, volveremos a reunirnos para resolver lo mismo que resolvimos hoy. Si no hay respuesta, continuaremos con la permanencia”, advirtió Eduardo Belliboni, líder del Polo Obrero.

ES el tercer acampe en el año, luego de los que hubo en el primer trimestre, foco de conflicto entre la Ciudad y la Nación porque se extendió por tres días. Hace pocas semanas repitieron la medida de fuerza, pero frente a la Casa Rosada. En esta oportunidad, suma presión callejera al Gobierno de cara a diciembre, en medio del tope de gasto público que impulsa Sergio Massa desde Economía y la auditoría al programa Potenciar Trabajo que lleva adelante la cartera de Juan Zabaleta. Además, el PO es una de las agrupaciones que impulsa los paros de los trabajadores de los neumáticos.

La Unidad Piquetera mantiene su reclamo histórico de mayor apertura de los planes sociales, así como el aumento del monto que cobran los beneficiarios y el refuerzo de alimentos que se envía a los comedores populares. elDiarioAR publicó hace dos domingos que Desarrollo Social agotó sus propias partidas para financiar el Potenciar Trabajo, y que Massa salió al rescate con $150 mil millones para pagar hasta fin de año la contraprestación de medio salario mínimo que cobran mensualmente los 1,3 millones de beneficiarios.

“Este es un Gobierno que está concentrado exclusivamente en el ajuste”, cuestionó ayer Belliboni –del brazo de lucha del trotskista Partido Obrero– en una conferencia de prensa que ofreció la Unidad Piquetera en la explanada del Obelisco. Su amenaza de que el acampe continuará hasta que los convoque el oficialismo fue desoído en la Casa Rosada.

Fuentes de Desarrollo Social aseguraron a elDiarioAR que el viernes pasado hubo una reunión a nivel técnico entre las organizaciones y el ministerio “para resolver las situaciones que se van planteando”. Zabaleta ya participó una decena de veces en encuentros cara a cara con los piqueteros. 

“Monitoreamos el avance de los trámites para la financiación de máquinas y herramientas para producir. Había algunas demoras en la presentación de documentación por parte de las organizaciones y, también por los tiempos de la tramitación, así que les ofrecimos acelerar los procedimientos para concretar la entrega en 15 días”, detallaron cerca del ministro. Fue entonces que las organizaciones sociales volvieron a reclamar nuevas altas de planes sociales y, en ese marco, lanzaron su protesta. El jueves la Unidad Piquetera había votado en un plenario –también en el Obelisco– el plan de lucha que comienza hoy y no se sabe cuándo finalizará.

Otro de los focos de conflicto son las partidas alimentarias que llegan a los comedores. Ayer en la conferencia, los piqueteros denunciaron la escasa entrega de alimentos, limitada a perecederos como arroz, porotos, lentejas y yerba para todo un mes. En Desarrollo Social aseguraron que la prestación alimentaria alcanza a unos 4 millones de .054.706 niños, adolescentes, personas con discapacidad y embarazados y que el Servicio Alimentario Escolar (SAE) aumentó 137% entre 2021 y 2022.

La auditoría de Sergio Massa a los planes sociales

En medio de la protesta callejera, el Gobierno aceleró esta semana la auditoría al Potenciar Trabajo, aunque se estima que recién a fin de año próximo se logre el relevamiento completo. Ayer comenzó el censo que realizan estudiantes de universidades públicas en Morón, un importante distrito del conurbano, además de que se continúa el trabajo en Lanús. También arrancó en Rafaela y Venado Tuerto, y esperaba para hoy finalizar en Santa Fe capital, según supo elDiarioAR de distintas fuentes en Desarrollo Social. 

Para la semana que viene está previsto sumar Tucumán y profundizar la tarea en Buenos Aires junto a la UBA y la UTN, donde hay mayor cantidad de beneficiarios de los planes sociales: Moreno y 3 de febrero, además de continuar en Lanús y Morón. 

El relevamiento lo anunció Massa al asumir en Economía pero ya era un trabajo proyectado por Zabaleta y Emilio Pérsico, jefe del Movimiento Evita –de las organizaciones con mayor cantidad de beneficiarios de planes– y a cargo del área que maneja el Potenciar Trabajo. El tigrense anunció que comenzaría en agosto, pero es un proceso progresivo.

Un punto de fricción entre el ministro y las agrupaciones oficialistas fue el modo de llevar adelante la auditoría, para que no sea en lugares neutros, sino en los propios lugares donde están los beneficiarios: obradores, comedores, talleres textiles, empresas recuperadas, entre otras locaciones conocidas como “unidades productivas”.

“No queremos que sea un show y que profundice la estigmatización de quienes reciben un plan”, expuso a este medio un importante dirigente popular con un pie también dentro de Desarrollo Social. La intención de fondo, aseguró, es que el relevamiento permita “conocer en detalle” la situación en la que trabajan y viven los 1,3 millones de personas que están en el Potenciar Trabajo para “planificar políticas públicas que permitan mejorar el programa”

En la Unidad Piquetera si bien critican la auditoría, no la resisten. Aseguran que el Gobierno “no va a encontrar nada nuevo” porque constantemente son auditados. Y por eso, ante la crisis económica, sostienen su bandera de que se amplíe el programa. Incluso exigen que el ingreso de los beneficiarios pase de casi 25 mil a 100 mil pesos. Ese reclamo llevarán hoy a la avenida 9 de Julio por tiempo indeterminado.

MC/MG

Etiquetas
stats