Un cambio que rompe la tradición: después de 74 años, el colegio Cardenal Newman incorpora mujeres

Colegio Cardenal Newman

El expresidente Mauricio Macri, el exministro de Hacienda y Finanzas Alfonso Prat-Gay o el escritor Juan Forn son algunos de los egresados conocidos del colegio Cardenal Newman, una institución tradicional de educación inicial, primaria y secundaria que se ubica en la localidad bonaerense de Boulogne y que a fines del año pasado anunció que a partir de marzo de 2023 finalmente comenzará a admitir mujeres.

Este hecho, que algunos consideraron histórico luego de 74 años de educación exclusiva de varones, abrió al debate dentro de la institución, con diferentes posturas sobre si hay que aferrarse a la tradición o introducir cambios en el tiempo.

La incorporación, de todos modos, va a ser paulatina y en edificios diferentes, excepto en jardín de infantes, donde estarán juntos.  En primaria y secundaria niños y niñas sólo compartirán algunas actividades.

A la par, el colegio Michael Ham, binomio del Newman que sólo admite mujeres en su sede originaria de Vicente López, está analizando la posibilidad de incorporar varones a partir del 2023, aunque aún no sacó ningún comunicado confirmándolo. La sede de Nordelta del mismo colegio ya admite tanto mujeres como varones desde hace 15 años.

Fuentes del Cardenal Newman informaron a elDiarioAR que desde hace un tiempo se venía estudiando la posibilidad de este cambio, y que durante varios meses hicieron focus groups para chequear el impacto de esta medida en la comunidad del colegio. También preguntaron a docentes y  padres de alumnos a través de varias encuestas vía Handing, una plataforma colaborativa que conecta a las escuelas con las familias. Los resultados fueron diversos y terminó ganando el cambio. 

Argumentos a favor y en contra

“Los argumentos muy bien no los sé, pero también hay un problema que el colegio está bajando la matrícula, este cambio sirve para unificar y facilitar a las familias de modo que todos sus hijos vayan al mismo colegio. Yo no estoy tan de acuerdo con esto, me da bastante miedo que se pierda la identidad del Newman como colegio de varones. No sé si me gustan tanto los colegios de varones y mujeres juntos. Por ahí es porque no trabajé nunca en un colegio mixto, pero tengo la sensación de que los chicos aprenden distinto, de que los grupos de amigos que salen son más unidos, que egresan con más amigos por camadas”, dijo a elDiarioAR SP,  docente del Newman, que trabaja hace más de diez años en el colegio.

“Para mí, además, hay una diferencia entre el aprendizaje de mujeres y el aprendizaje de varones. Creo que la mujer aprende a comunicarse y a hablar antes. Por su parte,  el hombre se relaciona más con el deporte, con la motricidad, con todo lo que es movilidad, tiene una atención más corta que la mujer. Al varón le gusta moverse todo el tiempo y ver movimiento, entonces las maestras tenemos que ser plenamente activas en el aula. En cambio las chicas se enganchan más con las actividades, o tienen una capacidad de comunicación más elevada porque en las chicas el lenguaje empieza antes. Y creo que una mujer en una clase de mujeres se destaca más que en un colegio mixto. Eso es lo que yo siento, es mi opinión”, apuntó.

De todas formas, no todos los docentes piensan igual. CM, que trabaja en el Michael Ham, comentó: “Yo creo que sí es importante que se incorporen varones a nuestro colegio, hasta ahora sólo de niñas, y aprender a manejarlo con naturalidad. Aunque creo que, como todo, tiene sus pro y sus contra, es bueno que convivan mujeres y  varones, que lo hagan desde siempre, y que esa convivencia sea tanto en  lo académico como en lo social”.

“Ese cambio, si se concreta, será positivo. Probablemente va a haber algunas resistencias, y supongo que a los del Newman les debe pasar lo mismo. Creo que a los ex alumnos de generaciones más grandes les debe costar ver que es mixto el colegio donde ellos fueron como varones o ellas como mujeres. Pero las nuevas generaciones, que son los padres que van a empezar a venir a inscribir a sus hijos hoy,  van a ver con buenos ojos que sea mixto, hasta por lo práctico, porque les va a convenir el cambio. Y al fin, todos se adaptarán, como tantas adaptaciones que tenemos que hacer”, añadió.

Recibí nuestros newsletters
Seleccioná todos los que te interesan

Atención flotante por Alexandra Kohan
Cuchá Cuchá por Julieta Roffo
El mundo es azul como una naranja por Alfredo Grieco y Bavio
Gracias por venir por Victoria De Masi
Infusión por Javier Borelli
Mil lianas por Agustina Larrea
La ecuación del disfrute por Maleva
Suena el vino por Aldo Graziani
Es gratuito y podés darte de baja en cualquier momento.

Entre las familias del Newman también hay posturas diversas al respecto. “Personalmente, a mí me gustaba que el colegio fuera solo de varones. En gran parte lo elegí para mi hijo por eso”, dijo a elDiarioAR GP,  la madre de un alumno de 8 años que pasa a 3er grado. 

“No estoy muy de acuerdo porque elegí el colegio tal cual lo conocía hasta ahora, y así me gustaba”, coincidió RL,  la madre de otro alumno que este año entra a primer grado. Y dudó: “No sé cómo resultará la incorporación de mujeres, si el colegio se adaptará bien, siendo que toda la vida fue de varones”.

Pero SV, madre de dos alumnos de primaria y secundaria, dijo que le parecía “genial”. “Es un desafío nuevo que le va a venir muy bien a la comunidad del Newman”. En el mismo sentido, AP,  la madre de tres alumnos del colegio que van segundo grado, sexto grado y segundo año de secundaria, comentó: “Me parece un buen cambio. Es importante estar continuamente incorporando pedagogías nuevas y adaptándose al mundo actual”. 

El Newman, en el centro de la política

Hace un tiempo, el Newman quedó en el centro de atención a partir de una controversia que se dio en el ámbito político. En el año 2017, el economista Martin Tetaz, hoy diputado de Juntos por el Cambio, contestó a un tuit de  Mercedes D' Alessandro, también economista y hoy funcionaria del gobierno, donde ella ponía de manifiesto que en el gabinete de Mauricio Macri había sólo dos mujeres. La respuesta de Tetaz fue la siguiente: “Básicamente porque Macri fue a un colegio de hombres y su capital social lo hizo ahí. (...)”.  D' Alessandro, a su vez, le respondió: “Claro, hay más ex alumnos del Cardenal Newman que mujeres en el gabinete. Ya lo sabemos. Gobierno de amigos”.  Y Tetaz lo reafirmó, sin acusar recibo de la ironía: “Así es; se llama capital social”. 

Unos años antes, en 2010, el escritor y exalumno Juan Forn ya había hecho referencia a ese “capital social” pero de un modo que probablemente debe haber generado el enojo de varios de sus ex compañeros. “Los Newman Boys van juntos al colegio y a la universidad, juegan al rugby juntos y después al golf, se casan y tienen hijos juntos y hasta se separan juntos (son de casarse por segunda vez con la ex de un Newman), viven juntos y veranean juntos (antes era el triángulo Recoleta-La Horqueta-Punta del Este; ahora se sienten federales porque han extendido su radio de influencia hasta Pilar), y por supuesto hacen negocios juntos, y mandan a sus hijos al Colegio Newman y los fines de semana van al Club Newman a mamar el espíritu Newman encarnado en la jornada de rugby dominical”. 

LS/CB

Etiquetas
stats